loslunesserifilos

Crítica de Cine: 'Cenicienta' (2015), de Kenneth Branagh

'Cenicienta', versión 2015, no es tu típico cuento. Allá donde otros prefieren triunfar ...


'Cenicienta', versión 2015, no es tu típico cuento.
Allá donde otros prefieren triunfar con reformulaciones, cambios de protagonista o enfoque, la nueva fábula de Disney se permite el lujo, raro y extraordinario, de triunfar en sus propios términos y morales. No pervierte el cuento ni lo cambia, y desde luego no le inyecta oscuridad creyendo que eso le dará validez.
Exhibe un corazón descaradamente romántico e idealista, y, perfectamente consciente de ello, lo elige como su arma para luchar en estos tiempos oscuros. Pero cree que existe la bondad aún en ellos y, por extensión, en el interior de su posible cínico espectador.

¿Los cambios al cuento son mínimos?
Sí y no. Kenneth Branagh, un narrador extraordinario, es consciente de que parte con desventaja: hemos crecido y no hay bondad posible en este mundo acomodaticio y dolido, tan dolido que insconscientemente contagia su dolor a otros.
No había necesidad de cambiar nada, la historia sobre una chica sencilla y generosa sigue teniendo toda la fuerza de antaño, porque no hay flor más bella que la que crece contra la adversidad.


Somos testigos de cómo Ella soporta estoicamente humillaciones de su madrastra y cómo, más allá de ser estúpida y dejarse hacer, aguanta por determinación, porque la enseñanza de su madre ("tu generosidad te llevará lejos") no dejó su huella en vano en ella.
Odiar, albergar rencor... sería ponerse al nivel de su nueva familia, y por eso no lo hace, porque cree en algo mejor, en lo bueno del mundo que más de una vez se esconde ante la presencia de todos nosotros, en su capacidad para salir adelante pese a todo lo malo que pueda pasar.
Esta es, con probabilidad, la mejor (re)construcción de una heroína: la que triunfa por convicción, la que soporta por coraje y la que actua por decisión. Qué lamentable poner armaduras y espadas a las princesas modernas cuando se olvidan de lo más importante: una fortaleza interior insuperable.

Todo lo mágico que puede haber viene por añadidura: cuando Ella se derrumba ante una realidad injusta, ese mundo mágico que solo ella lograba ver (no consigo distinguir si los ratones hablan... pero no cabe duda de que dicen algo) viene en su rescate, no para solucionarla la vida ojo, sino para concederla la justa recompensa contra su situación.
Podemos ver que ella va a bailar con el príncipe, pero no, va a bailar con el chico que conoció una vez (que resulta ser un príncipe). No es tanto el oro y el lujo como las conversaciones al anochecer: lo menos importante de ambos es cómo van vestidos o a dónde pertenecen. Cómo ha cambiado el cuento.


Merece especial atención una Lady Tremaine que Cate Blanchett podría haber optado por tomarse a broma, pero como la gran actriz que es elige justo lo contrario, tomársela muy en serio.
No cuesta mucho imaginarla como una Cenicienta de otra época, generosa y felizmente enamorada, hasta que este mundo consiguió convertirla en lo contrario. No seré yo quien la culpe de amores no correspondidos, porque en un fantástico giro final descubro que ella soy yo. Y ese. Y aquel. Y tú.

Hemos dejado de creer en los cuentos, nos hemos convertido en villanos que inconscientemente queremos sabotearlos, porque ya hemos crecido y nos demostraron que mentían.
Y sin embargo, esta Cenicienta cuidadosamente construida se convierte en un cuento que yo querría oír, porque cree en lo bueno, pero no deja de lado que más de una vez sea imposible de conseguir. Aunque si lo intentamos... ¿no son los sueños lo que merece la pena perseguir?

Nota: 8/10
Reacciones: 

Related

Stellan Skarsgard 58781601731766232

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item