El nuevo intento de las ficciones españolas


Comienza la temporada televisiva o al menos eso están haciendo las cadenas españolas. Se nota la llegada del otoño y la “vuelta al cole” cuando cada canal se esfuerza por sacar a la luz nuevos productos seriéfilos. Aunque siempre debemos otorgar un mínimo de esperanza a las ficciones de nuestro país, cada vez me ponen más difícil hacer críticas sin sentir un aire de frustración y decepción.


En apenas unas semanas, 4 nuevas series han tomado la parrilla televisiva, 4 nuevos productos que intentan convencer al espectador gritando a los 4 vientos que quieren quedarse. A pesar de sus esfuerzos, el seguimiento es cada vez más irregular (parte de la culpa es por los continuos cambios de programación), lo mismo que ocurre con sus tramas donde casi por primera vez la innovación es su punto fuerte. 


La primera decepción tiene nombre y apellidos: “El Incidente”, una ficción que tenía todo para triunfar ya que su trama no solo sonaba interesante, también intrigante. Un extraño suceso cambia el curso de las cosas en un pequeño pueblo cuando una tormenta (muy mal hecha por cierto) hará que algunos habitantes se vean afectados por sus efectos: embarazos al puro estilo de la Virgen María, resurrecciones y recuperaciones de enfermedades. 

Me recuerda mucho a lo que ocurrió con “El Barco” y “Refugiados”, la sinopsis te vende una serie que más tarde no se ve por ninguna parte o que se queda en un piloto interesante y una serie prescindible. Tal vez le haya pasado factura estar guardada en un cajón durante tanto tiempo y que el número de episodios se haya reducido considerablemente. El corta y pega se nota en las historias que quedan inconclusas y en tramas que merecen algo más… 


El segundo producto prescindible es “Ella es tu padre”, la nueva serie de Telecinco que resulta ser una copia barata de lo que fue “Señora Doubtfire”. Un hombre con serios problemas económicos, emocionales y amorosos decide transformarse en mujer para dar clase en un colegio… Si la sinopsis es muy poco recomendable, la serie es un ir y venir de tópicos típicos y estereotipos sin sentido. 

Me da rabia que la buena interpretación de Carlos Santos (como protagonista absoluto) quede en el olvido por el devenir de problemas familiares y un grupo de rock con Rubén Cortada al frente. Si olvidamos a éste último (y su afán por aparecer desnudo) y su banda poco creíble y nos quedamos con Belén Cuesta y María Castro, tal vez podríamos tener un producto decente y entretenido. 

Por su parte, Antena 3 ha hecho las cosas mejor con “Tiempos de Guerra”, una ficción de Bambu Producciones que nos ofrece lo que tienen sus series: amor e intriga envuelto en un aura histórica. Como en otras ficciones, volvemos al pasado, exactamente al año 1921 donde el gobierno español sigue luchando por mantener sus posesiones en el norte de África.


Si a la muerte constante y al nuevo grupo de enfermeras enviadas por la Cruz Roja, le unimos el rostro conocido de sus actores, el factor “interés” es palpable. Por el momento Alicia Borrachero se ha echado a la espalda el peso de la ficción de una manera sabia, esperemos que el interés por el resto de historias siga creciendo y desarrollándose poco a poco. Por el momento sigue una dinámica algo lenta, como siempre más centrada en los líos de faldas que en el propio conflicto. 

Pero si hay que hablar de una ficción victoriosa (tanto en audiencias como en críticas) esa es sin duda “Estoy vivo”. Daniel Écija vuelve a la televisión con una serie de aventuras con toques fantásticos que ha conseguido convencernos. Parece mentira que su temática haya encajado tan bien en la cadena pública y los espectadores sigan dándole la espalda a otra grande como “El Ministerio del Tiempo”. 

En la serie seguimos a Andrés Vargas, un inspector de policía que al morir regresa en otro cuerpo a la Tierra con sus recuerdos del pasado. Cinco años después muchas cosas han cambiado y tendrá que continuar con su vida sin prestar atención a su familia, algo difícil si trabajas con tu hija. Javier Gutiérrez, Anna Castillo y Alejo Sauras encabezan el cartel de esta serie que ha llegado para quedarse.

COMENTARIOS