Crítica: "Madre!" (2017), de Darren Aronofsky


Angustia, tensión e irritación. Son algunas de las sensaciones que experimentas mientras ves madre! en el cine. Darren Aronofsky ha vuelto a la gran pantalla con este thriller psicológico muy en la línea de otras de sus obras (Cisne negro (2010), Requiem por un sueño (2000)...). 

Es difícil explicar de qué va esta película: Javier Bardem y Jannifer Lawrence dan vida a un matrimonio sin nombre que vive en una casita alejada de cualquier señal de vida humana; él es un conocido escritor que atraviesa un bloqueo creativo y la manera de encontrar la inspiración es mediante la vida. Hasta aquí puede parece hasta normal, pero se trata de una historia llena de metáforas y actos a los que hay que ir buscándoles el sentido mientras ocurren, lo cual es bastante complicado porque el ritmo irregular del film no te da mucho tiempo para ello. 

A pesar del desconcierto con el que uno termina de ver esta obra, no se puede negar que estamos ante una genialidad cinematográfica. Tal vez no es apta para aquellos a los que simplemente les gusta observar y no pensar, pues mientras uno ve madre!  debe hacerlo con la mente abierta y sin descansar en ningún momento si no quiere perderse o si quiere entender algo. Además, es visualmente hermosa y cuenta con unas magníficas actuaciones que ya no nos sorprenden por parte de Bardem y Lawrence. 

Puedes amarla, odiarla o simplemente no saber cómo sentirte después de verla, así que dejamos a vuestro propio juicio que decidáis en qué lado estáis. Lo que os podemos asegurar es que madre! no deja indiferente a nadie...

Nota: 7/10

COMENTARIOS