5 Razones para seguir a... Susan Sarandon


Susan Sarandon es leyenda viva. Es una de las mejores actrices de la historia -ha ganado el Oscar, el Globo de Oro, el SAG; ha recibido reconocimientos en festivales como San Sebastián y Cannes; y hasta la revista Empire la destacó en el puesto 35 entre las 100 Estrellas de Cine de Todos los tiempos-, nadie pero nadie en la industria lleva tan bien 70 años de edad y solo ella ha revolucionado a su manera el mundo del cine durante medio siglo. A Susan se le reconoce por su talento, por los clásicos contemporáneos y/o películas de culto que ha protagonizado, por sus opiniones -que son muchas- y su posición respecto a política, movimientos sociales, minorías, arte, cultura y más. Su paso por Sitges -donde ha recibido el premio honorífico del festival- ha servido como mostrario de lo que Susan Sarandon está hecha. 

Da igual si le llaman imprudente, feminista, roja, o lo que sea, Susan va más allá de etiquetas, Susan es ideología pura. En esta ocasión os daré 5 razones por las cuales Sarandon es lo que es, uno de los personajes más impresionantes de la palestra artística. Dudo que exista alguien resistiéndose a seguirla. 

01. ES UNA ACTRIZ CAMALEÓNICA

En un episodio de Friends Joey le dice a Chandler que le ayude a conseguir el personaje de un profesor universitario en un comercial, Chandler se niega porque Joey no es el tipo de actor que buscan pero Joey insiste en que sí porque “es un actor camaleónico”. Como Joey, Susan Sarandon también lo es pero de verdad. La personalidad volátil que muestra en entrevistas no tiene nada que ver con personajes introspectivos como el que le permitió ganar el Oscar en 1995 por Dead Man Walking. Pero esos personajes "pausados" tampoco tienen nada que ver con interpretaciones que son fuego puro como lo que hizo en El Ansia o en Thelma y Louise. Y hablando de Friends, Sarandon forma parte del reducido grupo de actores invitados a la serie que recibieron una nominación al Emmy porque el talento de Sarandon da para todo, desde la comedia más tronchante hasta los dramas más lacrimógenos e incluso para traer a la vida a iconos del cine clásico como lo hizo con Bette Davis en Feud que, con permiso de Nicole -que también está fantástica en Big Little Lies-, se trata de una de las mejores interpretaciones en la pantalla chica en muchos años. 

02. HABLA SIN TAPUJOS DE DIVERSOS TEMAS COMO, POR EJEMPLO, EL PORNO...

No solo habla del porno, quiere dirigirlo. De verdad. Ya lo había declarado en Cannes el año pasado y esta vez lo ha sentenciado en Sitges. “Mi intención es dirigir películas porno de aquí a unos años” desde luego su interés por el cine X tiene un mayor contexto “...Lo que pretendo con ello es mejorar la imagen distorsionada que ofrece esa industria de la mujer. No he visto muchas películas para adultos pero, de lo que he visto, me da la sensación de que no parecen demasiado placenteras desde el punto de vista de una mujer, además de contar con unas interpretaciones espantosas.” Solo Susan podría darle la vuelta a este cine y promocionarlo como algo educativo y de la mano de Guillermo del Toro “traté este tema con Guillermo del Toro después de presentar su película y hasta le planteé la posibilidad de hacer porno animado buscando como base un punto educativo. Me preocupa que chicos de 10 años puedan ver cine X en sus móviles y tengan un concepto inadecuado de lo que resulta placentero para la mujer. Apostaría por unos guiones más trabajados en los que hubiera espacio para los preliminares previos al acto sexual”. 

03. ...Y TAMBIÉN DE LAS DROGAS 

Sin duda fui una de esas chicas hippies de los 60s, que llevaban flores en el cabello y no usaban sujetador” pues mola imaginar a una joven Sarandon hippie y ella lo admite sin tapujos, con drogas y demás: “...me vi influenciada por drogas de aquella época como cannabis o acid” pero lejos de ello, Susan no glorifica este tipo de sustancias, al contrario reconoce el peligro y como buena madre se lo advierte a sus hijos. “Algunas drogas pueden [tener un efecto de] divertir como acid otras te pueden matar a la primera... Siempre se lo recuerdo a mis hijos”. 

04. Y TIENE LA OPINIÓN MÁS ACERTADA SOBRE LAS REDES SOCIALES 

Susan es una de las actrices más activas en las redes sociales con el objetivo de brindar apoyo a movimientos sociales o denunciar actitudes reprochables incluso del mismísimo Donald Trump. En estos días nadie ha dado una opinión tan acertadas sobre las redes como Susan “Las redes sociales han cambiado la vida de lo que significa ser famoso, sobre todo para la gente joven. Un ejemplo claro lo tenemos en el clan de las hermanas Kardashian. Los jóvenes ahora no quieren ser actores o músicos, sólo quieren ser famosos... En la época de Bette Davis, la prensa podía ser muy poderosa con sus comentarios y hundir a un actor o actriz que era protegido por los estudios, pero es cierto que ahora hemos ganado libertad. Los actores han dejado de ser misteriosos aunque la mía no tiene ningún misterio.” La veterana actriz no le quita razón a Sophie Turner cuando admitió que la eligieron a ella para ser Jean Gray antes que a otras colegas con más talento solo por tener muchos seguidores en instagram. “Ahora hay la costumbre y el peligro de fichar en los castings a los actores que más seguidores tienen en las redes. Importa más los seguidores que tienes en las redes sociales que tu talento”.

05. SU COMPROMISO ACTIVISTA ES REAL 

El compromiso social y político de Susan Sarandon es incontestable. Durante décadas la actriz se ha visto inmersa en diferentes movimientos. Entre estos destaca su labor como embajadora de buena voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), En 2011 apoyó la causa de los "indignados" en el movimiento apodado Occupy Wall Street, creado como consecuencia de la crisis económica de 2008-2011. Visitó un campo de personas desplazadas (por motivos políticos) en Haití, que maneja Sean Penn, en compañía de otros actores como Ben Stiller y Demi Moore. Incluso fue vetada de los Oscar en 1993 porque aprovechó el tiempo en pantalla (para presentar una categoría) para reprochar el caso de aislamiento a los que fueron sometidos los enfermos de sida en Guantamo. Dos años después volvió al Teatro Dolby -Teatro Kodak para entonces- a recoger su estatuilla en calidad de Mejor Actriz Protagonista. 

COMENTARIOS