Especial Emmys 2017 - Mejor Actriz de Comedia


Es una lástima que, en un año dominado por las grandes actuaciones femeninas y en el que las comedias han estado a un grandísimo nivel, ésta haya sido una de las categorías más flojas y predecibles de estos premios. Tras cinco años consecutivos dominando la categoría, todo parece indicar que este año la historia se volverá a repetir y Julia Louis-Dreyfus seguirá instalada cómodamente en el trono de la comedia. 


¿Quién son las encargadas de disputar a Selina Meyer su reinado?

Tracee Ellis Ross. A priori, es la que tiene más posibilidades de arrebatarle el triunfo a Dreyfus. Su papel en Black-ish, es de lo más destacable de esta serie, que en los últimos tiempos parece haber caído en gracia entre la crítica. Aunque nunca entenderé este entusiasmo por la serie, la suya es una nominación merecida.

Ellie Kemper. Superado el impacto inicial, que causó la primera temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt, la serie de Netflix parece haber quedado en un segundo plano, minando así las opciones de Kemper, para hacerse con el galardón. Pero no nos engañemos, Kimmy sigue siendo tan adorable y genial, como el primer día. Ella es nuestra candidata favorita.

Jane Fonda y Lily Tomlin. No es que estas dos señoras se presenten juntas en la categoría, pero además de compartir serie, ambas comparten el hecho de tener poquísimas opciones de hacerse con el premio. Grace and Frankie, que se nos vendió como una conmovedora comedia sobre la tercera edad, ha resultado ser una serie bastante aburrida, que habita sin pena ni gloria, en el extenso catálogo de Netflix. Aunque no se puede negar que ellas le ponen ganas, sus actuaciones acaban dejando tan indiferentes al espectador, como la propia serie.

Pamela Adlon. Puede parecer la cenicienta del grupo, sin ninguna opción de llevarse el premio a casa, pero estaríamos cometiendo un error, por la suya es una de las comedias de la temporada. Adlon es la madre de Better Things; donde dirige, escribe y protagoniza. Puede ser una de las grandes sorpresas de estos Emmys.

Allison Janney. Tras ganar dos Emmys en la categoría de secundaria de comedia, con su papel en Mom, Janney ha decidido ir al por el premio gordo. La veterana actriz es puro carisma y su Bonnie es, de lejos, lo mejor de la serie de Chuck Lorre. Veremos si este cambio de categoría no le juega una mala pasada y es capaz de plantarle cara a la dueña del corral.

El 17 de septiembre sabremos si los pronósticos se han cumplido o si la reina ha cedido su corona.

COMENTARIOS