Especial Emmy 2017: Mejor Actriz - Miniserie o telefilme


Durante varios años la televisión fue tratada como la hermana fea del cine; cuando un actor o una actriz de la gran pantalla decidía darse un paseo por alguna cadena televisiva como miembro del reparto de cierta serie enseguida esto se traducía como una carrera acabada. Sin embargo, si se trataba de una estrella, alguna leyenda viva del séptimo arte, daba más la impresión de que este o esta le estaba haciendo un favor a la televisión y a su público. Que una figura reconocida llegase a la sala de tu casa a través de una pantalla (sin pagar nada por una entrada) era visto como un acontecimiento. La vía más accesible, desde luego, era las miniseries o los telefilmes. Debut y despedida. Cuestiones de una sola vez. No es extraño que durante la década de los noventa y durante la década pasada, actrices como Laura Linney, Meryl Streep, Maggie Smith, Judy Davis y Glenn Close acabasen con un Emmy; incluso Helen Mirren posee cuatro estatuillas, todas obtenidas en esta categoría. 

Este año sirve como muestra verídica de lo que se ha convertido la categoría con el pasar de los años: un espacio para reconocer el trabajo de actrices de cine (Reese Witherspoon, Susan Sarandon, Jessica Lange y Nicole Kidman) y talento nato de la televisión (Carrie Coon, Felicity Huffman). HBO ha dominado la categoría -siete de sus actrices han ganado en los últimos diez años- pero FX, ABC o Showtime también han servido como base para exhibir interpretaciones valientes

01. CARRIE COON (GLORIA BURGLE, FARGO) | 1 nominación 


Carrie Coon debutó en 2006, en teatro, escenario donde ha desarrollado enorme porción de su carrera artística; en 2012 estuvo nominada a un Tony por su trabajo en la obra ¿Quién teme a Virginia Woolf?; dos años más tarde apareció por primera vez en el cine de la mano de David Fincher, en el éxito más reciente del director,  "Pérdida", y aunque ya había hecho apariciones furtivas en la televisión fue también en 2014 cuando consiguió su primera gran oportunidad: The Leftover. Curiosamente el público -una amplia mayoría- esperaba que la actriz obtuviese su primera nominación por el trabajo desempeñado en la serie de HBO pero la Academia se inclinó por su interpretación de Gloria Burgle en la tercera temporada de Fargo.  

Gloria Burgle es una mujer común -de esas que, curiosamente, poco retratan en la ficción- que solo se limita a hacer su trabajo (como madre, como agente policial, como hijastra...) y todo lo que hace lo hace bien, aunque se trate solo de su deber. No necesitamos saber demasiado de Gloria, para descubrir quién es realmente. Carrie Coon sabe hacer su trabajo, tan eficiente como Gloria. Su seriedad, su determinación y su abnegación son características que solo la actriz puede impregnarle al personaje.

02. FELICITY HUFFMAN (JEANETTE HESBY, AMERICAN CRIME) | 3 nominaciones, 1 premio 

Con una trayectoria de más de veinte años, Huffman se ha paseado por todos los escenarios. Comenzó en el teatro, hasta llegar al cine y la televisión. En la pantalla grande cosechó varios éxitos como su aplaudido trabajo en Transamerica (por el cual ganó un Globo de Oro y una nominación al Oscar) mientras que la pantalla chica le ha generado sus mayores logros, entre sus trabajos en series como Sports Night y Amas de casas desesperadas ha acumulado nominaciones a premios como el SAG y el Emmy, llegando a ganar en 2005. Doce años más tarde regresa a la temporada de premios gracias a la última temporada de la  antología American Crime. 

Felicity ha engalanado el reparto de American Crime durante sus tres temporadas pero en esta última la actriz ha tenido la tarea de interpretar el personaje más suave, digamos, un registro nuevo dentro de la antología y ha fascinado tanto como la historia en sí porque Huffman es sin duda una de las mejores bazas de la producción.

03. NICOLE KIDMAN (CELESTE WRIGHT, BIG LITTLE LIES) | 2 nominaciones 

En la pasada edición del festival de Cannes, Nicole Kidman comentó que ha comenzado a elegir sus proyectos como si estuviese comenzando su carrera. Y se nota. Entre 2013 y 2015 la actriz de origen australiano desencadenó una lista de elecciones erróneas que comenzó con Grace de Mónaco y terminó con La Reina del Desierto. Sin embargo, en 2017 consiguió una nominación al Oscar (por Lion), estrenó tres películas y una serie en Cannes -donde recibió un premio honorífico- y protagonizó el último hit de HBO, Big Little Lies, serie por la cual ha sido nominada a un Emmy e incluso es la favorita para ganar -al menos para la mayoría del público. Este éxito se asemeja a la Nicole Kidman de Moulin Rouge, Las Horas y Los Otros, la Nicole Kidman que se convirtió en la actriz favorita del mundo y con toda razón. 

En Big Little Lies Nicole demuestra porque es una de las actrices más valientes y viscerales de los últimos años gracias a su trabajo como Celeste Wright una mujer que ha dejado todo (su antigua vida, su carrera) para entregarse de lleno a su familia: sus dos hijos de seis años y su esposo (quien secretamente le maltrata). Celeste conlleva una doble vida, la pública, frente a sus amigos y conocidos donde pretende ser feliz y la vida que vive junto a su esposo, cautiva bajo la opresión y el miedo que este le genera cada vez que le mira, le grita o le pega. Nicole Kidman lo da todo en estas dos facetas, dos capas que conforman una misma mujer, una mujer callada y temerosa que pide a gritos ser liberada. 

04. JESSICA LANGE (JOAN CRAWFORD, FEUD: BETTE AND JOAN) | 7 nominaciones, 3 premios 

En 1998 Entertiment Weekly la nombró una de las actrices más grande de la década los noventa, para entonces ya poseía dos premios Oscar y cuatro Globos de Oro, entre otros grandes reconocimiento. Pero la llegada del nuevo siglo significó un estancamiento en la carrera de una actriz que hasta ese momento había sido indetenedible. Fue así como la televisión sirvió de salvavidas y sacó nuevamente a flote el nombre de Lange, primero gracias a Grey Garden, por la cual ganó su primer Emmy en 2009 y luego gracias a Ryan Murphy, productor de American Horror Story, antología que le ha hecho acreedora de dos Emmys más y le ha convertido en reina de la televisión americana, donde ha forjado los últimos años de su carrera.  Desde 2011 ha trabajado varias veces con Murphy incluyendo su trabajo más reciente, Feud.

Feud se trata de una antología, sí, otra, que retratará cada temporada alguna rivalidad famosa. Esta primera temporada tomó como centro la tórrida relación de Bette Davis y Joan Crawford esta última interpretada por Lange. Durante años Crawford tuvo fama de mujer difícil -diva, egoísta, excéntrica, con problemas de alcohol e incluso madre deficiente- y Feud no busca limpiar esa imagen pero si la humaniza y lo hace muy bien. En una parte por un guión completamente condescendiente con la imagen de la actriz y en otra por la interpretación de Lange que impregna corazón a una mujer con la cual difícilmente se puede simpatizar pero Lange lo hace posible. El último episodio de la serie es literalmente un regalo para la actriz quien aprovecha cada segundo en pantalla. Da igual si se parece a Joan o no, tenemos frente a nosotros un trabajo emocional, tal vez el más emocional entre las nominadas y eso siempre funciona a favor. 

05. SUSAN SARANDON (BETTE DAVIS, FEUD: BETTE AND JOAN) | 4 nominaciones 

Susan Sarandon es, sin ninguna duda, una de las mejores actrices del mundo. Nadie lleva tan bien 70 años de edad por eso sorprende saber que Sarandon tiene una carrera artística de casi medio siglo. Aunque se inició en la televisión (en la telenovela A World Apart) y luego trabajó en Broadway (en la obra Una velada con Richard Nixon) es realmente en el cine donde Susan ha trabajado la mayor parte del tiempo y donde residen sus más grandes éxitos (The Rocky Horror Picture Show, El ansia, Thelma y Louise, El Cliente y Dead Man Walking, entre otros). Susan Sarandon es historia del cine moderno pero como Hollywood tiene fama de muchas cosas menos de agradecido en la última década parece haberle dado la espalda a la actriz -y a todas sus colegas que han pasado los cincuenta excepto Meryl Streep- y se ha conformado con personajes secundarios en películas horrendas. Alguien tenía que sacar a la actriz de ese atolladero y quien mejor que Ryan Murphy

Cuando Murphy pensó en su vigésima antología sabía que debía contar con una de las mejores actrices vivas para dar vida a una de las mejores actrices de la historia. Nadie mejor que Sarandon (quien también es productora junto a Lange). El parecido físico entre ambas le funciona a favor pero si Susan nos convence de que estamos viendo a Davis y no a ella, ese es mérito propio. La actriz forja una interpretación desbordante, donde se nota y aprecia que no sólo comprende a Davis sino que le admira a un modo que le permite darle vida sin caer en una burda imitación. Bette Davis vuelve a la vida durante los ocho episodios de Feud a través de Susan Sarandon. Sin embargo, en comparación con Crawford, la historia de Davis toma un lugar secundario, con menor tiempo en pantalla y con una historia más difícil de conectar pero en cada escena donde interviene Davis Sarandon se devora la pantalla.

06. REESE WITHERSPOON (MADELINE MACKENZIE, BIG LITTLE LIES) | 1 nominación 

Probablemente no hay otra actriz cuya carrera tenga tanto altibajos como la de Reese Witherspoon. Aunque a inicios de su carrera fue catalogada como una actriz prometedora gracias a trabajos como Elecciones (por la cual fue nominada a un Globo de Oro) o Freeway (por la cual ganó el premio a mejor actriz en el Festival de Sitges), su Oscar (obtenido en 2005 por En la cuerda floja) ha sido uno de los más debatidos durante años. Y es que desde el 2000 hasta comienzos de esta década Reese Witherspoon abrazó el género de la comedia -en especial las románticas- y participó en cintas con críticas pésimas como Little Nicky, Sweet Home Alabama y ¡Esto es guerra! No fue hasta 2014 cuando Reese consiguió una nueva nominación al Oscar acompañada de una nueva etapa para su carrera

Según contó la misma actriz en The Hollywood Reporter, en 2011 llegó a sus manos el peor guión que había leído y saber que actrices se peleaban por salir en esta película fue algo que le aterrorizó. Así decidió abrir su propia productora y comenzó a trabajar en proyectos de su interés. Así que gracias a la ambición de Witherspoon hoy tenemos películas como Pérdida, Inherent Vice y Alma Salvaje; y por supuesto Big Little Lies. En la miniserie de HBO, la vimos como Madeline Mackenzie una buena mujer con una pésima intuición a la hora de tomar decisiones por lo que su vida es un desastre pero a pesar de eso, no hay nadie mejor que ella para ayudar a sus amigas. Es fácil empatizar con Madeline, probablemente todos tenemos una amiga como ella o probablemente nosotras somos como ella, porque Reese está soberbia, derrochando espontaneidad y naturalidad en una historia que no da mucha cabida para ambas características. 

GANARÁ | Jessica Lange. 
PODRÍA GANAR | Nicole Kidman. 
DEBERÍA GANAR | Susan Sarandon o Nicole Kidman. 

COMENTARIOS