Crítica: 'Churchill' (2017), de Jonathan Teplitzky



Este año, cuatro películas son las que tratan un tema bélico en común: la campaña de Dunkerque, la cual tuvo lugar desde finales de mayo hasta principios de junio de 1940. Dichos filmes son: 'Churchill', de Jonathan Teplitzky, 'Dunkerque', de Christopher Nolan, 'Su Mejor Historia' ('Their Finest' en inglés), de Lone Scherfig y, por último, 'El Instante Más Oscuro' ('Darkest Hour' en inglés), de Joe Wright, que tiene previsto llegar a finales de año. Gary Oldman y Brian Cox interpretan al Primer Ministro británico, Wiston Churchill, quien ya se ha convertido en uno de los personajes más relevantes del pasado siglo. Aún no podemos juzgar la interpretación del actor inglés, quien–por lo que ya se ha comentado–promete ganarse un hueco entre los nominados a los premios Oscar del próximo año, pero sí la del escocés (Cox), el cual brilla en este maravilloso biopic del gran político y estratega militar inglés. 





Dirigida por Jonathan Teplitzky'Churchill' narra la historia de las 96 intensas horas que transcurren antes del desembarco de Normandía. En 1944 las fuerzas aliadas–un millón de soldados reunidos en la costa sur inglesa–están preparadas para el desembarco. Es entonces cuando Winston Churchill muestra sus dudas respecto a la estrategia de la operación. Tras el desastre ocurrido en Gallipoli durante la Primera Guerra Mundial, éste teme que la campaña del Día D se convierta en otra dura carnicería. Aun así, y con el apoyo de su mujer y de su equipo de generales y aliados norteamericanos, el Primer Ministro británico decide afrontar y salir adelante con lo que se convirtió en uno de los puntos de inflexión más significantivos durante la Segunda Guerra Mundial, el cual, a su vez, acabó en un final feliz. 

'Churchill', junto a 'Dunkerque', de Christopher Nolan, puede que se haya convertido en uno de mis proyectos "bélicos" favoritos de lo que llevamos de año. Lo más destacable del filme son las interpretaciones de tres de sus personajes principales. Empezando por la nominada al Oscar, Miranda Rinchardson, quien interpreta a la sufrida mujer de Churchill, seguida de la maravillosa Ella Purnell como la mujer tocada por la desaparición de su marido, un soldado que se encuentra ilocalizable en plena guerra y, finalmente, la colosal actuación de Brian Cox como el Primer Ministro británico. Cox transmite a la perfección el tormento que sufría Churchill. De hecho, éste puede que sea uno de los pocos proyectos que muestra–con suma convicción–las diferentes facetas de Churchill. Sin duda, un retrato muy preciso, humano e íntimo del personaje que no encontraremos en muchas cintas y/o documentales.





Maravillosamente rodada, y con un guión más que notable, Teplitzky establece una combinación extraordinaria y bella entre planos (la cinematografía es simplemente deslumbrante) y banda sonora, los cuales, junto a los grandes 'speeches' o discursos realizados por el personaje protagonista, hacen que el espectador se emocione y recuerde–de manera similar–al sentimiento que uno experimenta tras visionar otros filmes de retrato similar como lo son 'Dunkerque', de Christopher Nolan y/o 'Su Mejor Historia' ('Their Finest' en inglés), de Lone Scherfig. Si bien el ritmo no es el más adecuado a ojos del público actual, pues puede llegar a resultar algo tediosa, repetitiva y desconcertante en algunos puntos, es verdad que 'Churchill' se acaba convirtiendo en una obra poderosa y conmovedora que cambia la forma que tiene el ser humano de ver y comprender la Historia. 


NOTA: 8.5/10

COMENTARIOS