5 Razones para seguir a... Ryan Gosling


El 2017 es el año de Ryan Gosling por muchos motivos: protagonizó el gran fenómeno La La Land que le permitió ganar su primer Globo de Oro y conseguir su segunda nominación al Oscar; protagonizó Song to Song, lo último de Terrence Malick y ahora está por estrenar la tan esperada secuela de Blade Runner. El éxito del que goza el actor es justo y necesario, puesto que ha desarrollado una carrera artística de más de 20 años que le ha dado para todo, desde ser una estrella Disney hasta protagonizar cintas independientes y blockbusters, dirigir, o, incluso, tener su propia banda. Ryan Gosling es uno de los actores del momento.

01. NACIÓ CON EL TALENTO ARTÍSTICO

A diferencia de muchos colegas Ryan no asistió a prestigiosas escuelas de drama ni nada parecido. Cuando sus padres se divorciaron, siendo el todavía un niño, se trasladó a otra ciudad junto a su mamá y hermana mayor con quien amenizaba bodas por diversión. Allí comenzó todo. A ello hay que sumarle su amor por las películas que como el mismo confiesa en el documental Seducida y Abandonada eran sus mejores amigas”, de hecho Rambo era tan influyente para él que un día llevó cuchillos a su escuela y los lanzó hacia algunos compañeros. Este suceso lo llevó a la suspensión pero descubrieron que Ryan padecía de déficit de atención y por ello aun no sabía leer. Ryan estudió en un curso para niños con necesidades especiales pero su mamá decidió educarlo en casa. Lo próximo es que audicionó para Disney y consiguió formar parte del canal infantil. Allí comenzó todo.

02. DE NIÑO SOLITARIO A ESTRELLA DE CINE

Ryan ha confesado que de pequeño no tenía amigos, excepto las películas, en parte porque le gustaba estar solo fue hasta su adolescencia cuando comenzó a socializar pero a los 17 decidió abandonar el instituto y enfocarse de lleno en su carrera como actor. Se trasladó a Los Angeles y allí comenzó la segunda etapa de su carrera, como actor de cine independiente. 

03. FORJÓ UNA CARRERA INDEPENDIENTE IMPRESIONANTE 

La evolución de Ryan Gosling recuerda mucho a la de Joseph Gordon-Levitt, dos actores infantiles que se rehusaron a ser juguetes rotos de Hollywood. Una vez crecidos los dos decidieron tomarse un par de años y retomar su carrera artística solo para mejorar lo que habían logrado hasta ese entonces y nada mejor para ello que las oportunidades (y papelones) que brinda el cine independiente. En ocho años Ryan encadenó hasta diez películas, recibiendo reconocimientos por casi todas, donde destacan Half Nelson (por la cual consiguió su primera nominación al Oscar y el premio Independent Spirit) y Lars y una chica de verdad. De hecho es uno de los tres únicos actores nacidos en los 80 que han conseguido 2 nominaciones en los Oscar, los otros son Eddie Redmayne y Jonah Hill.

04. AHORA SORPRENDE EN PROYECTOS DE GRANDES ESTUDIOS

En 2011 después de tomarse otro receso artístico, Ryan regresa con una nueva faceta en su carrera: para protagonizar cintas de estudios e incluso comedias. Así lo vimos en la cinta de George Clooney, The Ides of March y Crazy Stupid Love pero también tuvo tiempo para trabajar con Nicholas Winding Refn con quien coincidiría un año después en la polémica Only God Forgive.

05. PROTAGONIZÓ UNA DE LAS HISTORIAS DE AMOR MÁS CUQUIS QUE CONOCEMOS. 

Y no hablamos de El Diario de Noah o bueno, tal vez sí, específicamente del romance que mantuvo con Rachel McAdams fuera de la pantalla. En 2003 cuando ambos actores rodaron la adaptación, los actores se llevaron mal. Se odiaban. Dos años después coincidieron en Nueva York y decidieron hacer las pases porque quizás “tenían una opinión errónea del otro” y se la llevaron tan bien que comenzaron una relación que duró hasta 2008 mismo año en el que volvieron pero solo por un par de meses. Hoy,  Ryan conforma junto a Emma Stone una de las parejas con más química de la pantalla grande y en la vida real está casado con Eva Mendes con quien tiene dos hijas pero siempre vale la pena recordar lo bien que se veía junto a Rachel. 

COMENTARIOS