5 Razones para seguir a... Jim Parsons


Actualmente Jim Parsons es uno de los actores mejor pagados de la televisión mundial -con la última temporada de The Big Bang Theory sumó 20 millones de dólares a su cuenta bancaria-, posee múltiples reconocimientos incluyendo cuatro premios Emmy, un Globo de Oro y hasta una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Para convertirse en la estrella mundial que es hoy, ha tenido que recorrer un largo camino que, desde luego, ha valido la pena. Este otoño estrenará la temporada número once de The Big Bang Theory y el primer spin-off de la serie (Young Sheldon) que se centrará en la niñez de Sheldon Cooper y donde ejercerá como narrador y productor ejecutivo. Las razones para seguir al actor sobran pero aquí resumo cinco que son imprescindibles. 

01. TAMBIÉN ES UN GENIO, PERO NO COMO SHELDON. 

Es una pena, cuando leo algún termino científico [en el libreto] investigo para saber de que estaré hablando pero entonces llega el próximo guión y ya no recuerdo nada de lo que leí” confesó Jim en una entrevista y admitió también que en su juventud se interesó por la geología al haber crecido en Houston, una zona de huracanes pero fue una idea que murió rápidamente. Puede que Jim no esté vinculado a las ciencias como Sheldon pero tanto él como el personaje son dos genios. Jim estudió teatro en la Universidad de Houston y llegó a obtener una licenciatura en el mismo campo; gracias a una beca consiguió un master en The Old Globe Theater. Mientras cursaba sus estudios superiores creó su propia fuente de trabajo y co-fundó la compañía de teatro Infernal Bridegroom Productions que lamentablemente cerró sus puertas en 2007 por problemas económicos. 

02. SUS COMIENZOS FUERON DIFÍCILES Y NO SE RINDIÓ. 

Jim cobra 900 mil dólares por cada episodio de The Big Bang Theory, serie que se convirtió en el sitcom más visto de Estados Unidos (después de Friends) gozando hasta de 16 millones de espectadores por episodio pero para llegar hasta allí, Parsons tuvo que recorrer un camino de altibajos. Dejó su ciudad natal, se trasladó a San Diego, luego se asentó en Nueva York donde participó en obras de Off Broadway u obras de Broadway de mínimo presupuesto. Acumuló en las tablas más de diez trabajos y cuando se mudó a Los Angeles llegó a participar al menos en 15 pilotos de diferentes series que nunca se estrenaron. Antes de que el éxito llegase a su puerta bajo el nombre de Sheldon, sus trabajos más relevantes en televisión fueron pequeñas intervenciones en calidad de actor invitado en diferentes series.

03. ES EL AMIGO QUE TODOS QUEREMOS TENER. 

Es listo, es divertido, es solidario. Es el amigo de ensueño, de hecho en el instituto consiguió el título de “él más amigable” de su generación. Prueba de ello es la estrecha relación que mantiene con sus compañeros de reparto, principalmente Kaley Cuoco (Penny). En 2011 cuando ganó el Globo de Oro a Mejor Actor de Comedia fue su compañera la encargada de entregarle el galardón “no importa cuantos años trabaje en el medio o cuantos premios reciba esto no sucederá dos veces... Recibir el premio de manos de mi compañera a quien amo demasiado significa el mundo para mi” recitaba Parsons con estatuilla en mano.

04. SU VIDA PRIVADA ES PRIVADA.

Sabemos de él lo que él nos quiere contar. A pesar de tener 10 años en el ojo público, desconocemos enorme parte de su vida pero sabemos lo suficiente. En 2012, Jim hizo pública su homosexualidad y declaró que mantenía una relación sentimental con Todd Spiewak aproximadamente desde 2003. En mayo de 2017 contrajeron matrimonio y así lo hizo saber el mismo a través de instagram, la única red social que usa y a la que acude para subir fotos de rodajes, para fomentar el turismo de Estados Unidos o para apoyar campañas y mostrar solidaridad con acontecimientos que se suscitan en cualquier lugar del mundo.

05. ES SHELDON COOPER.

Sheldon nos ha conquistado. Muchos odiaís el personaje pero hay que admitir que el actor detrás del genio es una persona entrañable; para quienes le adoramos, creemos que Sheldon es el mejor y conseguir que un genio excéntrico, perfeccionista, crítico, arrogante, egoísta, ególatra, hipocondríaco se gane el cariño del público debería considerarse una labor loable. 

COMENTARIOS