Crítica: 'Death Note' (2017), de Adam Wingard



Hace unos días, Los Lunes Seriéfilos tuvo la oportunidad de visionar el nuevo proyecto para Netflix, 'Death Note', el cual ha recibido palos a mansalva y no es de extrañar ya que este nuevo filme, que prometía ser todo un éxito, se ha acabado convirtiendo en el típico proyecto cliché ahorrativo y estrellado de Hollywood.

A lo largo de los años, Netflix ha atraído a grandes directores a su círculo vicioso, sin embargo, eso no implica que todos desarrollen sus mejores trabajos dentro de la plataforma. El último en caer en sus redes ha sido el prometedor cineasta Adam Wingard, a quien ya vimos detrás de proyectos como 'You're Next' y 'The Guest'. Desafortunadamente, su próxima película, 'Death Note', no está, en absoluto, al nivel de sus predecesoras. De hecho, ésta acaba resultando ser un filme tonto y carente de madurez, convirtiéndose así en uno de los mayores fracasos escritos y rodados para la historia de la televisión este año.





La historia de 'Death Note' comienza con Light Turner (Nat Wolff), un estudiante solitario e incomprendido, que da con un libro sobrenatural el cual le brinda la oportunidad de poder matar a cualquier persona cuyo nombre figure escrito en las páginas de dicho manuscrito. Con la ayuda de una criatura diabólica, Ryuk, cuyo aspecto simula al de la muerte, Light comienza a vengarse de todos sus enemigos. A pesar del potencial de la idea, el filme parece formar parte de un complot propio de un proyecto de serie B. Aunque Wingard se haya juntado con el director de 'Déjame Salir', Lakeith Stanfield, quien ha actuado para que la historia de Light sea tan original o incluso superior a la de los cómics, 'Death Note' se aleja mucho de ser ese proyecto tan "original" que todos estábamos esperando.

'Death Note' se convierte así en una pirámide de sentimientos mezclados; Está llena de energía en algunas partes pero es débil en muchas otras (un ejemplo de ello es su casting). Cursi, enrevesada y, la mayoría de las veces, bastante ridícula, 'Death Note' se considera un proyecto demasiado apresurado que hubiese funcionado mejor como una miniserie que como una película de apenas 1 hora y 41 minutos de duración. Eso sí, conviene felicitar a Willem Dafoe, pues es el responsable de que quede algo de esperanza para que en un futuro, gracias a su majestuosa interpretación como Ryuk, 'Death Note' acabe convirtiéndose en una franquicia en condiciones. 

'Death Note' llega a los cines y a Netflix el 25 de agosto.

NOTA: 6.5/10

COMENTARIOS