Review Twin Peaks 3x11 y 3x12


Dos nuevos episodios de “The return” que nos van acercando cada vez más al final de esta extraña pero (al menos para quien esto escribe) satisfactoria tercera temporada de Twin Peaks.

El equipo FBI se ha dirigido a la zona de Buckhorn donde Hastings y Ruth tuvieron el encuentro con el mayor Briggs. Allí, además de encontrar el cuerpo sin cabeza de Ruth, Gordon observa una especie de… ¿agujero negro? Que debe ser una especie de entrada a las otras dimensiones. De allí no deben entrar cosas, sino también salir, pues Gordon y Albert observan que por allí pululan varios espectros negros, de esos que resucitan a Bob. Diane también alcanza a ver uno, que acaba con la vida de Hastings reventándole la cabeza.


Albert, mientras tanto, saca una foto del brazo de Ruth Davenport en el que se observan una serie de números. Unas coordenadas que Diane parece memorizar con memoria fotográfica y que, como averiguamos posteriormente, pertenecen a Twin Peaks. Parece que las cosas quieren empezar a confluir. No obstante, Diane continúa también con su doble juego entre el FBI y (presuntamente) Bob; un doble juego del que Gordon y Albert están al tanto y del que al parecer ahora tienen que preguntar algo relacionado con Las Vegas.

Por otro lado, Gordon y Albert han hecho partícipe a Tammy Preston sobre el proyecto “Blue book”, una investigación de 20 años sobre fenómenos ovni. No se obtuvieron resultados concluyentes y el proyecto se encubrió. No obstante, años más tarde, el ejército y el FBI formaron un comando especial para investigar los efectos de aquellos casos que el proyecto “Blue book” no supo explicar, utilizando para encontrar soluciones “vías alternativas”. Ese comando, conocido como “Blue rose”, estaba dirigido por Phillip Jeffries y formado por Chet Desmond, Albert y Cooper. Dado que tras la desaparición de dos de ellos andan cortos de efectivos, reclutan a Tammy, que acepta encantada. Y también solicitan la ayuda de Diane a cambio de dinero y saber lo que le ocurrió a Dale Cooper.


En Las Vegas, Dougie y los hermanos Mitchum llevan a cabo la reunión concertada, en la que Dougie salva el pellejo gracias a que uno de los hermanos tiene un sueño en el que Dougie acudiría ante ellos con un pastel de cereza. Pastel que Cooper compra antes de dirigirse a la reunión gracias a una advertencia desde la habitación roja (el único aliado de Cooper ante toda la gente que quiere acabar con Dougie) Eso, junto a un cheque de 30 millones de dólares, soluciona los problemas de los Mitchum con Dougie, que entierran el hacha de guerra con una cena con la tarta de postre (¿habrá conseguido esta despertar algo en el interior de Cooper?), con la mujer a la que Cooper ayudó involuntariamente en su modo “Mr. Jackpots” y con Angelo Badalamenti al piano.

En Twin Peaks han pasado varias cosas. Se ha confirmado que Becky, el personaje de Amanda Seyfried es hija de Shelly y Bobby, y que su relación con su marido deja en simple el término de relación tóxica. Tras la fuerte discusión que tuvieron en el parque de caravanas, Becky decide ir a cargarse a su marido pistola en mano, algo que no consigue gracias a que este no está en casa. Allí consigue llegar llevándose el coche de una preocupada Shelly, que se lleva un buen golpe cuando se cae de él. Por suerte es ayudada por Carl y se pone en contacto con Bobby, que consigue encubrir todo el asunto. También descubrimos, antes de que disparen contra el restaurante de Norma, que Shelly no está con Bobby. 


El tiroteo parece haber sido involuntario, pero lo extraño acaba siendo lo que Bobby se encuentra en el atasco generado. En el coche de una mujer que no dejaba de tocar el claxon, Bobby ve que su acompañante se comporta de una forma… rara, por decirlo de alguna forma. Como especie de zombie. ¿Estará relacionado con el sarpullido que tenía aquella chica en el bar? ¿Lo estará también con la chica que no aparece a la que hace referencia las dos mujeres de la escena final del 3x12? ¿Hay una especie de epidemia? ¿Van a atacar los espectros el pueblo? Yo de Lynch me espero cualquier cosa ya.

Truman y Hawke, por su parte, investigan un antiguo mapa del segundo para averiguar cosas acerca de la localización a la que tienen que dirigirse dentro de poco. También reciben un nuevo mensaje de Margaret, que le informa a Hawke de que hay fuego donde va. Truman también ha acudido a ver a Benjamin Horne e informarle de que Richard fue quien atropelló al niño y el que casi mata a Miriam, que sigue viva pero grave y sin seguro médico. Ben correrá con los gastos hospitalarios y además le da a Frank la llave de la habitación de Cooper, para que se la dé a Harry como recuerdo.

En cuanto a sucesos más cortos: los aliados de Bob se han cargado a alguien, Sarah Palmer parece estar un poco trastornada (parece tener una especie de doble personalidad) que pone a Hawke sobre aviso; Jerry Horne sigue a su rollo, Jacoby emite otro programa con Nadine como fiel espectadora… y Audrey. Porque por fin hemos tenido de vuelta a Audrey Horne, aunque su (larga) escena de momento no tiene mucho sentido. Al parecer, Audrey está casada con un tal Michael, pero también tiene un lío con un tal Billy, que a su vez parece estar casado con una tal Tina… y bueno, varias cosas que de momento no tienen mucho sentido. El caso es que Billy parece haber desaparecido y Audrey se desespera porque Michael le ayude a encontrarlo (más que un matrimonio parece que tienen una especie de pacto) Nos quedan seis capítulos y a saber todo lo que a Lynch le da a tiempo de hacer. 


COMENTARIOS