Review Nashville 5x17- "Ghost in this house"


Empezamos a encarar la recta final de esta temporada de Nashville, y seguro que nos han preparado algo interesante para ello. Pero de momento, con “Ghost in this house” hemos tenido un episodio algo más tranquilo de lo habitual. Quizá es la calma que precede a la tempestad, quién sabe.


Como se podía prever, la noticia del lío que tuvieron Scarlett y Damien no ha sentado demasiado bien a cierto sector de los fans. Scarlett habla con Alyssa acerca de cómo sobrellevar el tema, y esta le sugiere llevar a cabo una actuación para algunos fans en alguna actividad benéfica que sea de su agrado. Allí, Scarlett se reencuentra con Nadine, una fan de “The exes” a la que el dúo le ayudaba a evadirse de sus problemas personales. 

Scarlett se interesa especialmente por ella, y tras quedar con ella en persona, decide organizar un encuentro con jóvenes similares. El hecho de que sean artistas de éxito les hace parecer que están en otra dimensión y la gente parece olvidar que son personas, y Scarlett quiere demostrar  que eso no es así, y que todos tienen sus inseguridades y problemas, desde Gunnar y ella misma a todos los que acuden a charlar con ellos. Incluso Mackenzie Rhodes, la periodista que la ha puesto en esta situación. Después de haber ido a echarle en cara a su oficina lo que ha dicho de ella, Scarlett la invita a acudir al encuentro y allí parece que se redime (Si, muy muy falsa esta última parte)


Will, por su parte, ha rodado con éxito el spot publicitario para Budweiser, aunque sus problemas han venido en el ámbito personal. El sastre que ya le tiró los tejos en la primera mitad de la temporada vuelve a hacerlo, y le deja caer que Zach ha sido algo… promiscuo. Will comienza a dudar si Zach pueda estar viendo a otros chicos, algo que parece confirmarse cuando recibe una llamada de madrugada de un tal Jeff. Al final todo queda aclarado, puesto que Jeff es un antiguo novio de Zach que no había superado la ruptura y que se encuentra emocionalmente dañado.

Avery ha decidido aprovechar la oportunidad que se le ofreció de irse de gira hace unos episodios, y así ha decidido comunicárselo a Juliette. No tiene nada que ver con lo que ocurrió con Halley (Avery se la ha derivado a otro productor, pero supongo que volveremos a verla) ni quiere romper con ella en absoluto. Es solo que necesita hacer algo por él y para él, teniendo en cuenta el tiempo que lleva haciendo cosas por los demás (algo de lo que no reniega, al contrario, pero necesita hacerlo) A Juliette, pese a que lo entiende, no le hace gracia la idea de separarse de Avery. Las siete semanas de concierto se le van a hacer un mundo, y seguro que van a surgir tiranteces (¿será Avery el que por primera vez pueda liarla de alguna forma?)


Deacon, comienza a atraer el interés de una mujer que quiere cazar al viudo de moda, y, tras una conversación con Alyssa, empieza a pensar que Jessie Caine podría buscar algo similar. La cantante ha vuelto a escena en forma de posible nuevo fichaje para Highway 65, pues Zach está interesado en tenerla en el sello y le pide a Deacon que se reúna con ella para asegurarse de que su contratación sería adecuada. En la larga conversación que mantienen, conocemos el pasado de Jessie, una mujer que lo ha pasado bastante mal y que ha salido recientemente de una relación que ha sido una pesadillo. A Deacon también le viene muy bien esta charla porque es la primera persona con la que consigue hablar del tema Rayna.

El problema llega cuando tras la conversación con Alyssa Deacon piensa que Jessie pueda querer algo más, algo que de momento no es así en absoluto, y la cantante se molesta (normal) La reacción de Deacon al escuchar la canción de Jessie, que cierra el capítulo (una conveniente “Learning how to lose you”) demuestra que no está ni de lejos preparado para algo que no sea ir superando (o conviviendo con) la pérdida de Rayna. Una potencial relación con Jessie puede y debe esperar.


COMENTARIOS