Review Juego de Tronos -7x01 "Rocadragón" Declaraciones y curiosidades


¡Hola ciudadanos de Poniente! Por fin, el invierno ha llegado y con él, ¡los nuevos capítulos de Juego de Tronos! Mientras los que vivimos en España nos asamos de calor, los protagonistas de la serie más esperada del año se congelan cual cubito de hielo, al menos en Invernalia y alrededores. El episodio 7x01 ya se ha coronado como el mejor estreno de esta ficción y de HBO en general y batió el récord de actividad en Twitter, con lo que podemos decir que ha sido un éxito en toda regla y que la espera ha merecido la pena. Vamos a analizar el capítulo y como bien sabe Theon Greyjoy, mejor ir por partes. ¡Seguidme!

(A partir de aquí, SPOILERS)

El comienzo del episodio puede que ser uno de los más épicos de la serie, incluso los más sensibles nos emocionamos al ver la cara de Arya (Maisie Williams) tras la máscara del ya muerto cascarrabias Walder Frey (David Bradley) recitando las palabras clave para tocar el corazón de todos los seguidores de la casa Stark: el Norte no olvida y el invierno ha llegado. Creo que hay poca gente a la que no le guste Arya, personaje que era una niña cuando sufrió todo el drama de la primera temporada y que ha ido sobreviviendo a base de aprender de aquí y de allá y de ser más inteligente que los demás. Así es como ha eliminado a una casa entera, los Frey han pasado a la historia y los Lannister se quedan sin un aliado, algo clave teniendo en cuenta que la guerra ha comenzado. 


“Deja un lobo vivo y las ovejas nunca estarán a salvo”, en realidad hay cuatro huargos sueltos luchando en esta batalla, aquellos tiempos en los que los Stark caían como moscas pueden haber acabado. Uno de mis temores con Arya es que perdiera esa compasión que tiene por los demás y que le causó algunos problemas con Joffrey, ¿os acordáis? Pero la temporada pasada se demostró que no valía para ser asesina en serie, ella quiere su venganza personal contra los que participaron en la muerte de su padre. Y ella sola, sin ejércitos o dragones, está consiguiendo su propósito y para mí, es de admirar. 


Y con Arya viene el cameo tan comentado estos días por redes sociales, el del famoso cantante Ed Sheeran. Según los productores de la serie, necesitaban alguien que supiera cantar para interpretar la escena en cuestión y qué mejor que Ed, que es fan declarado de la serie, para hacerlo. El asunto aquí es que nunca llueve a gusto de todos y es lícito, muchos han criticado duramente la participación del cantante en la serie. El problema viene cuando se sobrepasa la línea y se falta al respeto por las redes sociales, hasta el punto en el que Ed Sheeran tuvo que suspender su cuenta de Twitter ante la avalancha de comentarios dañinos que recibió. Aun así, volvió a reactivarla un día después y aquí paz y después gloria. El director de la serie ha salido en su defensa, alegando que ha habido más cameos de cantantes y músicos y nunca hubo polémica, además de halagar el buen trabajo que hizo el chico. Esto es lo que dijo Ed sobre su comentado cameo. 


A simple vista la canción puede pasar inadvertida pero hay que decir que tiene su importancia. En los libros es compuesta por Symon Silver y los protagonistas de la historia son Tyrion (Peter Dinklage) y Shae. En el contexto de la serie actualmente no tiene sentido, por lo que se presupone que va dirigida al romance de Jaime y Cersei Lannister (Nikolaj Coster-Waldau y Lena Headey), dando a entender que es algo que el pueblo ya sabe. Además, esta frase “las manos de oro siempre son frías” es una clara referencia a la condición de Jaime. 


Arya se da cuenta en esta escena que los soldados Lannister son personas ajenas a la familia que tanto daño le ha hecho, se permite relajarse y aceptar la amabilidad que le ofrecen. Es algo muy importante para el personaje, para que no pierda la perspectiva y no se vuelva fría como el mismo hielo. Su cara cuando hablan de las niñas que cuidan de sus padres transmite esa nostalgia y dolor que aun lleva con ella, porque es el recordatorio que la empuja a seguir con su venganza. Espero grandes reencuentros para ella en esta temporada, pensé que pasaría por Invernalia, pero no nos darán ese gozo. Si habéis visto la promo del siguiente capítulo sabréis de lo que hablo, si no, mi boca está sellada. Sólo diré que ojalá algún día Jon y ella puedan abrazarse como la última vez que se vieron



Y sin perder la vista del Norte, les toca el turno a Sansa (Sophie Turner) y Jon (Kit Harington). Mucha chicha en este asunto. Las primeras decisiones como Rey del Norte han sido tomadas, unas mejor recibidas que otras. De las cosas que más me gustan de Jon es que siempre ha sido un visionario, alguien que ha usado más el sentido común para actuar en un mundo donde la mayoría se rige por códigos morales en base a años y años de guerras y rivalidades. En esta ocasión necesitan todos los efectivos posibles y eso implica que las mujeres deben tener la oportunidad de luchar. La cara de Brienne (Gwendoline Christie) al escuchar semejante directriz es un poema, una mezcla entre el asombro y la alegría. Y con esto, llega uno de los momentos más aplaudidos del capítulo, cuando Lyanna Mormont (Bella Ramsey) siendo aún una niña, da una lección de feminismo a un Reino entero. Sólo queda aplaudir. Infunde más respeto que la mayoría de los que estaban en esa sala sentados. También vemos cómo Jon sigue siendo respetado por el Pueblo Libre y acatarán sus órdenes, algo que no debemos infravalorar, es una gran hazaña dados los antecedentes.



Vamos a meternos en el asunto tenso de esta parte del capítulo y donde están puestas muchas miras de cara a posibles conflictos venideros. Jon y Sansa no se entienden del todo, para variar. A rasgos generales yo me posiciono en el “team” Jon en este desacuerdo y os explico. Sansa está en un lugar oscuro por lo que le ha ocurrido durante estos años y precisamente ahora todos deben estar unidos para enfrentarse a unos enemigos que no llevan estandarte de ninguna casa. Jon sabe cómo son porque se ha enfrentado a ellos, sabe lo que es sentir el miedo de tenerlos delante y conoce lo que hay que hacer. Por otro lado, la actitud de Sansa de condenar a las familias traidoras me pareció algo un tanto egoísta por su parte, entiendo que Ramsay le hiciera mucho daño y que los aliados de éste no sean bienvenidos en su casa, pero ella estuvo en la misma situación años atrás cuando en Desembarco del Rey, Cersei decidía qué hacer con ella al ser hija de un traidor a la corona y casi la matan por ello. Debería saber, en carnes propias, lo que se siente al ser castigado por los errores de un padre. Por ello, creo que Jon ha estado más acertado en este asunto ya que toda ayuda es buena y la unión hace la fuerza. 


Sin embargo, también creo que Jon debería escuchar más a su “hermana”, ambos son los responsables del Norte y ella conoce a Cersei en persona, sabe de lo que es capaz y él está pecando de subestimarla, por mucho invierno que haya. Jon hará mejor las cosas que Ned y Robb, tiene más cabeza y al contrario de lo que pueda parecer, no es tan sentimental y lo demostró al dejar a Ygritte (Rose Leslie) por sus obligaciones con la Guardia de la Noche, algo que Robb (Richard Madden) no supo manejar. 

Pero yo me pregunto, ¿qué hará Sansa cuando se quede sola en Invernalia? Espero un guion a la altura para ella, está claro que al no estar Jon, puede deshacer alguna de las órdenes que éste ha puesto en marcha, y seguramente su venganza contra Cersei le lleve a mover fichas en este tablero del Juego de Tronos (al menos, eso tiene en común con Arya, y que ambas son pésimas bebedoras). Está claro que Sansa odia y admira a la Reina vigente a partes iguales y puede que estos sentimientos la traicionen, sólo pido que su historia sea justa con el personaje esta temporada, no me gustaría tener que ver a Jon volviendo para arreglar algún lío de su hermana, quiero ver a una Sansa inteligente y saliendo victoriosa, quizás es mucho pedir. 

Mientras tanto, Meñique (Aidan Gillen) no cesa en su intento de conquistar a la hija de la que fue su amada hace un tiempo, este hombre es un no parar. ¿Conseguirá su objetivo? Por lo pronto se ha llevado un buen corte, algo a lo que no suele estar acostumbrado. Es bastante cínico querer la felicidad de la mujer a la que arrojaste a los brazos de un psicópata, ¿eh, Meñique? En este aspecto yo vivo por y para un “jonsa” futuro, pero sé que no tendremos el placer de verlo, a pesar de que algunas escenas entre Jon y Sansa me parecen muy… intensas. Y hablando de amor… ¿Caerá Brienne en los brazos de Tormund? A mí me parecen muy graciosos pero las comparaciones son odiosas y si Jaime era más del estilo de ella… apaga y vámonos. 


Antes de ver a Bran (Isaac Hempstead-Wright) llegar al Muro con Meera, nos enfocan a los Caminantes avanzando hacia su objetivo, que ya no sólo tienen una estatura media, si no que incluyen gigantes, ¡miedo! Desde mi punto de visa, Meera es una heroína muy infravalorada en la serie, al igual que Bran, personaje algo ninguneado también. La cuestión es que llegan al Castillo Negro cuando Jon ya no está, no podía ser de otra manera. Espero más protagonismo para este par, ¡por favor! Mirad qué fotaza del Muro hice mientras veía el capítulo, a mí me impresiona muchísimo. 


Mientras tanto en Desembarco del Rey, tiempos mejores han tenido los Lannisters, eso es así. Con un traidor en la familia siendo mano de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y los demás en la tumba, tan sólo quedan Jaime y Cersei para luchar por su estandarte de león. Están más solos que la una y necesitan aliados a toda costa. La relación de estos dos ha tenido vaivenes a lo largo de los años, y cuando parece que Jaime va a darse cuenta del todo de que Cersei es tóxica para él, acaba cayendo de nuevo en sus manos. En el capítulo vemos que se encara a ella y además, le da unos buenos cortes también, para mí se la está jugando demasiado… veremos. ¿Qué pasará esta temporada con este dúo? Creo que él sigue amándola y es demasiado sentimental para tomar medidas drásticas, pero empiezo a notarlo algo cansado, quizás cuando quiera salir corriendo es demasiado tarde para él. Cersei, ahora que ha perdido a sus hijos, los únicos seres a los que quería, no tiene nada que perder y está dispuesta a salirse con la suya, reacción contraria a la de su hermano que no ve sentido, quedando ellos dos solos, dejarse la piel por el Trono. 


Finalmente terminarán aliándose a Euron Greyjoy (Pilou Asbæk) que dicen será peor que Ramsay como villano pero yo hasta ahora lo veo un poco venido a menos y con muy poca clase, qué queréis que os diga. ¿Me callará la boca con el regalo que tiene preparado para su Reina? Eso sí, le tira unos dañinos hachazos a Jaime cuando se pavonea de tener dos buenas manos o insinúa que matar a un hermano es muy placentero. ¿Es una pista, guionistas de Juego de Tronos? Miedo. Las caras del primogénito de los Lannister eran un poema viendo cómo de nuevo, su amada podría casarse con otro hombre, pero yo estoy con Cersei en esto, los barcos merecen la pena, y tanto. Tengo que adorar a Lena por el gran trabajo que hace interpretándola, es un lujo verla. 


Tenía muchas ganas de ver la trama de Sam (John Bradley-West) esta temporada, es un cambio radical en su historia y me parece muy interesante. Por lo pronto, en este capítulo, sus escenas dan para muchos chistes del tipo “Expectativa vs. Realidad” o “Lo que pides por internet vs. Lo que te llega a casa” pero si no es él… ¿quién nos va a sacar las risas en esta historia? Hemos asistido posiblemente, a las escenas más escatológicas de toda la serie. El actor ha contado cómo se rodaron y mirad lo que ha dicho: 

“Se rodó durante un periodo de cinco días completos. Estamos hablando de 50 ó 60 horas de rodaje solo para esa escena. Fue toda una experiencia, de verdad. Era extraño trabajar tan de cerca con el director en esa secuencia partida constantemente en fragmentos de cinco segundos”

“No tenía ni idea de cómo se iba a montar. Cuando la vi por primera vez fue algo extraordinario. No usamos excrementos reales, sino que era pastel de frutas muy húmedo. Olía bien, pero tras tantas horas podía ser un poco desagradable”

Sabiendo ahora que era pastel de frutas no parece tan asqueroso… ¿o sí? 


Cuando aparecía la parte censurada de la biblioteca, no pude evitar acordarme de Harry Potter y lo acertado del asunto y sé que muchos lo pensasteis, es la nueva incorporación a la serie y la escena que tiene con Sam. Se trata del actor Jim Broadbent, quien interpretó en su día al Profesor Slughorn, el cual tiene una conversación sobre la sección prohibida y los Horrocruxes con nuestro querido Tom Riddle, ¿os suena? Guiño claro a la saga del joven mago. 


Lo que sabemos es que Sam será clave a la hora de vencer a los Caminantes con el hallazgo del Vidrio de Dragón (ya entendemos por qué Jon tiene que hacer una visita a Dany…) y algo que los fans muy atentos han descubierto es que en el libro que Sam está leyendo cuando encuentra el paradero del material preciado, también explica que este Vidrio era usado para curar enfermedades de distintos tipos… ¿Quiere esto decir que quizás sea la clave para que Jorah (Iain Glen) se recupere de su mal? Por lo que vimos, la enfermedad está avanzando y él, lejos de buscar una cura, se está pudriendo en una celda… Todo pinta a que Sam lo resolverá, personaje con una gran evolución tengo que decir, que no se desmayara con un cuerpo abierto encima de la mesa o que saltarse las reglas sea algo normal últimamente en él, son pruebas de ello. 


“El Perro” (Rory McCann) es otro personaje con un hilo narrativo muy interesante, desde sus comienzos hasta ahora parece que sea una persona totalmente diferente y este episodio ha marcado un antes y un después en él. Volvemos al pasado, concretamente a la cuarta temporada, cuando Clegane roba el dinero con frialdad a un padre y su hija, los mismos que aparecen muertos en el 7x01 muy a su pesar. Porque sí, notamos su evolución al ver que sus actos son una carga para él, intenta redimirse dándoles una tumba aunque esto no sea suficiente. Ha encontrado la Fe y como dijo alguien, ya ha visto más cosas en ese fuego que Melisandre en toda la serie. Nuevo rumbo para este personaje, espero que no pierda su humor cínico y amargado, es su chispa. 


Por último, los minutos finales son dedicados (¡cómo no!) al regreso (¡por fin!) de Dany a su hogar. Sin apenas diálogo, y centrándose en la emoción del momento, vemos Rocadragón (que en realidad es el País Vasco) a través de los ojos de la que es su dueña de sangre. Llegada muy épica con una música que para variar, pone los pelos de punta a pesar de que a modo personal, Daenerys no sea para mí, uno de los personajes mejores escritos de la serie. 

“¿Comenzamos?”

¡Pues sí! Todo acaba de empezar y se siente que habrá mucha tensión, drama y muertes en esta esperadísima séptima temporada que para mí, ha tenido una apertura notable y que espero que vaya subiendo el nivel conforme se acerque el final, algo que suele pasar mucho en esta serie. Aquí estaremos comentando cada capítulo, yo me despido ya, cualquier cosa podéis dejar un comentario aquí abajo o escribirme en mi Twitter: María. Os dejo algunas declaraciones de los productores de la serie sobre este primer episodio, ¡echadle un ojo! (Si pincháis encima de la foto se hace más grande)


The North Remembers



Publicidad:

www.ParaisoFriki.info

COMENTARIOS