5 Razones para seguir a... Matt Smith


Debutó en la pantalla chica con 24 años, en trabajos netamente secundarios pero con 26 años se convirtió en el actor más joven en protagonizar la iconica serie Doctor Who siendo este su primer trabajo principal. A partir de allí y después de tres temporadas Matt Smith se convirtió en un rostro familiar para el Reino Unido y paulatinamente para el mundo. Su carrera en el cine también ha venido en ascenso pero su más reciente éxito ha llegado a través de Netflix en una de las mejores series estrenadas en 2016: The Crown. Si necesitas razones para no perder de vista a este actor británico, aquí dejo cinco que son indispensables. 

01. ES ACTOR... Y MÚSICO. 

Tiene una década como actor y le hemos podido ver en la pantalla grande, en la pantalla chica e incluso ha trabajado sobre las tablas. Sin embargo la interpretación no es su único (gran) talento. Matt Smith es músico, tal vez no profesional pero goza de cierto talento; de hecho toca la guitarra y se describe así mismo como un completo melómano. Una de las cosas que más disfruta es comprar álbumes musicales que además colecciona. Su banda favorita (que también describe como su inspiración) es Radiohead.

02. MARCÓ UN ANTES Y DESPUÉS EN DOCTOR WHO.

Antes de él, diez actores habían protagonizado la emblemática serie inglesa Doctor Who pero ninguno había marcado tanto el programa como él. Matt Smith se convirtió en el actor más joven en dar vida al Doctor, como apenas 26 años, superando a Peter Devison que tenía 29 cuando trabajó en la serie. Es el primer protagonista nacido después de la muerte de William Haftnell (el primer Doctor Who). También fue el primero en usar la clásico corbata del personaje, algo que además sugirió él y por si todo lo mencionado anteriormente no fuese suficiente: Matt Smith fue el primer actor en ser nominado a un Premio BAFTA por su desempeño en la serie.

03. SU OTRA PASIÓN: EL FÚTBOL. 

Hay un motivo por el cual Matt "tardó tanto" en convertirse en actor y es que primero fue futbolista. Desde niño el deporte era su gran pasión e incluso llegó a formar parte de equipos locales en ciudades como Northamptom, Nottingham y Leicester City, teniendo como meta convertirse en un jugador profesional pero por una lesión en su juventud tuvo que renunciar a la pelota y fue allí cuando decidió dedicarse a la actuación. Hoy día aunque ya no práctica fútbol sigue siendo un enorme fanático y se declara seguidor del Blackburn Rover Futbol Club.

04. SU COMPLETA PREPARACIÓN ACTORAL. 

Una vez que quiso dedicarse de lleno a la interpretación lo hizo recibiendo la mejor preparación posible. Como la mayoría de los actores británicos sus inicios fueron en el teatro participando en piezas como Murder in the Cathedral y The History Boys pero antes de ello se formó en el Teatro Juvenil Nacional de Inglaterra y luego formó parte de la Universidad de East Anglia donde estudió Drama y Escritura Creativa. Tras varios años presentándose en los teatros más aclamados de su país y recibiendo aclamadas críticas gracias a trabajos como el que llevó a cabo en That Face, Matt debuta en la pantalla chica de manos de Jim Taylor en su adaptación de The Ruby and the Smoke

5. NOS HA CONQUISTADO COMO... EL PRÍNCIPE FELIPE. 

El año pasado Netflix lo volvió a hacer. El estreno de The Crown encandiló tanto a la crítica como al público. Todo el mundo coincide en que la serie posee una producción sorprendente donde destaca el trabajo realizado detrás y delante de cámara, este último gracias a sus actores principalmente su protagonista Claire Foy y su compañero, sí, Matt Smith. Ambos dan vida a la Reina Isabel y al Príncipe Felipe. Mientras ella impregna de mucha dignidad y humanidad como la joven Reina, él hace gala de su encanto, carisma y desparpajo. 

Cuando Matt audicionó para Sherlock Holmes no consiguió el personaje por ser "demasiado excéntrico" pero esa misma cualidad le ha llevado a regalarnos al mejor Príncipe Felipe que conocemos. Cuando el actor está frente a la cámara difícilmente le quitamos la mirada de encima y da igual si The Crown es tan verídica como dice ser o no, nosotros igual creemos que todo es tal cual no los cuentan porque ojalá el Príncipe de Edimburgo sea como el Príncipe de Matt

COMENTARIOS