5 Razones para seguir a... Claire Foy


Cuando en 2015 la temporada de premios se vio repleta de actores británicos (como Eddie Redmayne, Benedict Cumberbatch, Felicity Jones, Rosamund Pike, etc) medios como Vanity Fair dedicaron un especial a esos actores nacidos en Reino Unido que están conquistando Hollywood y por ende el mundo. Nombres como Emily Blunt, Sam Claflin o Jamie Dornan salieron a relucir. Con el transcurso del tiempo se han sumado a la lista otros nombres que hoy día protagonizan franquicias multimillonarias (Star Wars, X-Men) o series gigantes como uno de los trabajos más recientes de Netflix: The Crown. Por supuesto la serie más british de la actualidad -que narra todo el reinado de la Reina Isabel II- está protagonizada por la talentosa Claire Foy, británica obviamente, y la última revelación en el mundo televisivo. Os dejo 5 razones para que sigáis a la actriz que está detrás de la Corona y que no ha dejado de conquistar el mundo. 

01. RECIBIÓ UNA EDUCACIÓN ARTÍSTICA IMPECABLE. 

A diferencia de muchos de sus colegas, la inclinación artística de Claire no es hereditaria. De hecho sus padres no tienen nada que ver con el mundo de la interpretación. Su papá es vendedor y su mamá trabaja para una empresa farmacéutica. Tal vez por eso Claire no veía la actuación como algo de que vivir, llegó a trabajar en supermercados antes de estudiar drama e incluso trabajó como miembro de seguridad en Wimbledon (el torneo de tenis más famoso de Reino Unido). Con base del mundo del teatro, adquirida en el instituto, Foy se inscribe en la Universidad de Liverpool y más tarde estudia arte dramático en la Escuela de Drama de Oxford donde se gradúa en 2007, año en el que finalmente inicia su carrera artística. 

02. MADRE Y PROFESIONAL A PARTES IGUALES. 

Claire Foy es el ejemplo perfecto de que se puede ser madre y profesional a la vez. Literalmente. Mientras la actriz rodó la miniserie británica Wolf Hall estaba a la espera de su primogénita, contaba con dos meses de embarazo. Una cosa no impidió la otra por lo que la actriz llevó a cabo su trabajo con total normalidad. Mientras, en 2015, cuando su hija contaba con cuatro meses de nacida, Foy volvió al plató esta vez para rodar The Crown. La actriz incluso confesó que en sus ratos libres iba a su tráiler para amamantar a su hija. Siempre profesional. 

03. ES “TV ROYALTY”.

Actualmente Claire es uno de los rostros más reconocidos de la televisión gracias al indiscutible éxito conseguido con The Crown, por lo que podemos incluirla en el selecto grupo de actores que dominan la pantalla chica. Sin embargo no solo por eso se le reconoce como “realeza televisiva”. Es que la actriz está literalmente ligada a la corona -en la ficción- primero como Ana Bolena (en Wolf Hall) una de las Reinas más antiguas de la corona británica y ahora como como la Reina Isabel II (en The Crown).



04. ES UNA MUJER “NORMAL”.

Aunque sea reconocida como “T.V. Royalty” la verdad es que Claire Foy lleva una vida bastante normal, no sólo por tener una vida bastante modesta en Londres sino por su forma de ser. La actriz se ha dejado ver como toda una fanática: adora a Bruce Springsteen y ha dicho que creció «obsesionada con Leonardo Di Caprio» y admite que ha visto Orgullo y Prejuicio tantas veces que se sabe cada línea de memoria. En una oportunidad trabajó en la obra Macbeth junto a James McAvoy y declaró que constantemente se repetía a si misma que «debía parar de mirarle tanto». 

05. SU CARRERA APENAS INICIA.

Este año cumple diez años en el mundo de la interpretación pero este ha sido solo el inicio. Por ahora ha sido confirmada para otra temporada de The Crown, serie que le ha concedido un Globo de Oro y un Premio SAG y además este año la veremos en Breathe la opera prima de Andy Serkis encargada de inaugurar el Festival de Cine de Londres. También su nombre es uno de los que suena con mayor fuerza para la secuela de la Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres , junto a Lily James, por supuesto, otra británica. 

COMENTARIOS