Terry Gilliam termina (por fin) el rodaje de su Quijote


26 años, desde 1991, han pasado desde que Terry Gilliam concibió el que sería uno de los proyectos malditos más conocidos de la historia del cine. Este fin de semana el propio Gilliam hacía público en su cuenta de Facebook que el rodaje había terminado. 'The Man Who Killed Don Quixote' (El hombre que mató a Don Quijote) ha tardado 17 años en completarse desde aquellos seis días de rodaje en las Bardenas Reales con Johnny Depp y Jean Rochefort como protagonistas.

Desde entonces el proyecto y los protagonistas han ido cambiando hasta llegar al reparto actual, con Adam Driver y Jonathan Pryce en los papeles más destacados, pero que contará también con Olga Kurylenko, Stellan Skarsgård, Óscar Jaenada o Rossy de Palma (que ya había participado en el rodaje que había sido suspendido hace 17 años) en el reparto.

El rodaje ha tenido lugar en Toledo, Madrid, Fuerteventura y Tomar (en Portugal) a lo largo de nueve semanas y con un presupuesto de 16 millones de euros. Detrás de la producción ha estado, además de Amazon, la española Tornasol, con Gerardo Herrero a la cabeza, que tomó las riendas tras el abandono del portugués Paulo Branco que había obligado a paralizar el proyecto en octubre de 2016. Ahora, una vez terminado el rodaje, Gilliam todavía deberá enfrentarse en los tribunales contra Branco, que aspira a volver a bloquear la producción, aunque parece que, esta vez sí, la película saldrá adelante.

La trama estará centrada en Toby, un ejecutivo publicitario que, años después de haber dirigido una versión de la novela cervantina, regresa al lugar donde se había rodado su película. Allí descubre que el actor que dio vido al Ingenioso Hidalgo está convencido de ser Don Quijote. Juntos, emprenderán un delirante viaje en busca de Dulcinea.

Parece que el Quijote de Terry Gilliam, tras casi tantas peripecias como las que el Caballero de la Triste Figura pasó en la novela de Miguel de Cervantes, por fin podrá romper su maldición. Si el pleito con el antiguo productor y el proceso de postproducción no lo impiden, es probable que en 2018, por fin, podamos disfrutar de esta obra mítica.

COMENTARIOS