Preestreno: 'GLOW'

El próximo 23 de junio será el estreno mundial de GLOW, la nueva serie de Netflix, basada en la serie homónima de los ochenta, en la que trabajan, entre otras, Alison Brie como la protagonista, Liz Flahive (Homeland, Nurse Jackie), Carly Mensch (Orange is the new black, Nurse Jackie) o Jenji Kohan (Orange is the new black, Weeds). Y el pasado miércoles 14 de junio tuvo lugar la presentación de la serie en Gymage Longe Resort, donde, en un improvisado ring de lucha libre, se emitieron los dos primeros capítulos de la serie.


GLOW es una interesante historia de empoderamiento que, en el aspecto narrativo, recuerda a Orange is the new black. Ruth Wilder, la protagonista de la historia, es una actriz en paro que busca un papel que le lance al estrellato y que se encuentra con Sam Sylvia (Marc Maron), director de cine B que intenta lanzar su nuevo proyecto: Gorgeous Ladies Of Wrestling. Un grupo de inadaptadas de procedencia variada, bajo la batuta de Sam Sylvia, será la que encarne, a través de la lucha libre, la reafirmación sobre la situación de la mujer en los ochenta, momento en el que se ambienta la historia.


GLOW funciona muy bien a través la interacción entre las mujeres que pasan de la desconfianza al compañerismo. La sororidad se confirma como un ejercicio obligatorio entre las oprimidas, que por sus condicionantes externos se ven negadas de sí mismas. La serie se abre con una significativa escena que insiste en la reafirmación de estas mujeres ante una sociedad que las quiere sumisas: Ruth Wilder actúa en una audición, pero, por un supuesto error, lee la parte del hombre, todo un monólogo sobre la individualidad. Cuando le dicen que lea la parte de la mujer, ese discurso se convierte en una frase de secretaria que no dura ni diez segundos.


La apuesta de Netflix para este verano tiene buena pinta: es una historia light pero cargada de sentido en nuestro presente. Y aunque funcione en el sentido paródico, GLOW es una historia dramática de situaciones reales: mujeres de todo tipo que llevan adelante su vida, con todo lo que eso conlleva. La doble línea de esta producción la hace perfecta para pasar un buen rato y desconectar, pero también da pie a la reflexión sobre temas de actualidad rabiosa. Atentos a sus cuentas de Netflix a partir del próximo viernes.

COMENTARIOS