El Festival Internacional de Cine de Valencia presenta sus obras a concurso con una notoria presencia femenina en la dirección de los trabajos


10 largometrajes y 64 cortos avalados por su selección en los principales festivales de cine del mundo estrenan la sección oficial de Cinema Jove

En su 32 edición Cinema Jove renace como reflejo de las inquietudes de los directores más jóvenes con grandes propuestas para la sección oficial. Las 10 películas seleccionadas a concurso y con procedencia de Sudáfica, Sri Lanka, India, México, Argentina, Brasil, Austria, Polonia, Bélgica y Colombia, ahondan en temas como los conflictos de género, familia o identidad. El contexto socio-político de sus países, el machismo en la sociedad india o el tabú de la homosexualidad son otras de las tramas que se podrán ver en las obras seleccionadas.

Muchas de las películas presentadas en el Festival Internacional de Valencia vienen avaladas por su presencia en los principales festivales de cine del mundo. Largos seleccionados anteriormente en Cannes, Berlín o Sundance entre otros, podrán verse en esta próxima edición de Cinema Jove, que por primera vez, tendrá una presencia de directoras superior al de hombres, con un 60% de los títulos seleccionados liderados por mujeres. En palabras del director del Festival, Carlos Madrid, “este hecho no resulta un porcentaje buscado, sino fruto de la casualidad, lo que denota normalidad”

Entre los filmes seleccionados hay espacio para la erótica de alto voltaje, con los ejemplos de la belga Even Lovers Get The Blues, donde a ritmo de música y espoleados por el duelo, un grupo de jóvenes de treinta años trata de resolver sus problemas existenciales, y de la polaca Satan Said Dance, un muestrario en Instagram de los excesos de su desubicada protagonista.

Las tensiones paterno-filiales afloran en la brasileña La mujer del padre, sobre la hija adolescente de un hombre ciego, atrapada en un rincón rural en la frontera de Brasil con Uruguay, y el choque violento entre el padre y el hijo de la argentina Vigilia.

Hay dramas como la austriaca Seventeen, protagonizada por una adolescente que vive, ama y crece en un pueblo, y la mexicana Los años azules, donde cinco jóvenes de veinte años definen sus vidas bajo una parte del techo de una vieja casa y ante la atenta mirada de un gato.

Dos proyectos de riesgo para sus directores, la película de Sri Lanka Burning Birds, donde su autor ha sorteado la censura en el retrato de la guerra civil en su país, y la sudafricana The Wound, donde se revela un rito de circuncisión vivido en primera persona por Nelson Mandela y condenado por las asociaciones de derechos humanos por las decenas de muertos que provoca cada año.

Finalmente, hay lugar para el terror psicológico en la india Sexy Durga, sobre la huida nocturna de una pareja de Kerala, donde se pone de manifiesto la opresión a la mujer en el subcontinente, y para el costumbrismo en la colombiana La defensa del dragón, que retrata la decadencia de un trío de viejos amigos, y por extensión, del centro histórico de Bogotá, con un tablero de ajedrez de fondo.


Diez títulos que optan a ganar el premio Lluna de València, dotado con 40.000 euros y 64 cortometrajes que competirán por el premio a mejor cortometraje, dotado con 8.000 euros, que se presentarán junto a las últimas tendencias del audiovisual entre el 23 de junio y el 1 de julio en las distintas sedes del Festival. Todos los títulos seleccionados y sus sinopsis pueden consultarse en la web de Cinema Jove.

COMENTARIOS