Crítica Nº2: "Colossal" (2017) de Nacho Vigalondo

Los monstruos en los que nos hemos convertido


“Colossal” cuenta la historia de Gloria (Anne Hathaway) una mujer que ha perdido las riendas de su vida. Tras dejarlo con su novio decide regresar a su pueblo donde consigue empleo como camarera en el bar de un amigo de la infancia (Jason Sudeikis). Pronto descubre que está conectada con una criatura gigante que aparece siempre a la misma hora en la otra parte del planeta.

La película del director español Nacho Vigalondo mezcla varios géneros. Encontramos, principalmente, ciencia ficción y Kaiju (monstruos gigantes que destruyen la humanidad) con pinceladas de comedia romántica y melodrama. El resultado es un coctel molotov bastante original que arranca con fuerza y pierde fuelle con el exceso de melodrama, recomponiéndose en su acertado final.

“Colossal” es un reflejo literal de los comportamientos humanos. Las relaciones sociales entre personas, más en concreto, las tóxicas y violentas. Vigalondo repasa las etapas violentas de un ser social: desde el bullying, practicado en la infancia, hasta la violencia de género. Un retrato de la crueldad del ser humano, los monstruos que podemos llegar a ser por las diversas vivencias y traumas.



Las escenas donde aparecen los monstruos son una fiel metáfora de cómo hasta la mínima acción tiene sus consecuencias. A pesar de estar teñidas de una atmósfera catastrófica, las escenas donde podemos ver de forma simultánea a Gloria y al monstruo en pantalla, alojan los gags más efectivos.

Cabe destacar, que “Colossal” es la primera película de Nacho Vigalondo donde la protagonista es una mujer. Gloria es un personaje independiente que toma sus propias decisiones. Vive en un mundo de hombres, ya que es el único personaje femenino en el film, todos los hombres con los que convive son algo estúpidos e incompetentes. Parece que es la mejor forma que tiene Nacho Vigalondo de compensarnos con las mujeres marioneta hitchkonianas de su primer film “Los Cronocrímenes”(2007). “Colossal” da un mensaje a su público femenino: Lo siento mucho me he equivocado, no volverá a ocurrir.

Nota: 7,5/10

COMENTARIOS