Crítica: 'Baywatch: los vigilantes de la playa' (2017), de Seth Gordon

Los remakes y reboots, para buenas y para malas, están de moda. 16 años después del final de la mítica serie de Los vigilantes de la playa, protagonizada por David Hasselhoff y Pamela Anderson entre otros, los bañadores rojos de los socorristas vuelven a nuestras pantallas aunque esta vez en forma de largometraje. 

Baywatch cuenta con los músculos de Dwayne "The Rock" Johnson y Zac Efron como principales protagonistas acompañados de Alexandra Daddario, Kelly Rohrbach, Ifenesh Hadera y Jon Bass. Esta película es una total parodia de lo que un día fue la serie más popular de Estados Unidos y que marcó el estilo de vida de muchos jóvenes de los 90. 

Los clichés, los chistes fáciles y los cuerpos de infarto no faltan en ningún momento durante las casi dos horas que dura el film, y se unen a las tramas surrealistas y a las escenas de persecuciones exageradas para dotarlo de su carácter paródico y cómico. No se trata, por tanto, de una película apta para tiquismiquis que esperan una gran historia que les haga reflexionar, pero es que en ningún momento pretende serlo. Así que hay que ir a verla teniendo esto en cuenta si no quieres salir decepcionado.  


Partiendo de esta premisa, Baywatch cumple con su objetivo principal bastante bien, que es el de entretener y sacar, de vez en cuando, alguna risa al espectador. Sí es cierto de que peca de demasiadas bromas de corte sexual que no vienen a cuento y que llegan a aburrir en algún punto, y en general no cuenta con ningún momento o chiste mítico que la convierta en una película rememorable. Pero, por otro lado, a su favor caben destacar momentos graciosos, como los breves pero agradables cameos de Pamela Anderson y David Hasselhoff (sobre todo el de este último); y los motes que el personaje de The Rock le pone constantemente al de Zac Efron.  

En cuanto a la trama respecta, no hay mucho que decir puesto que sigue todos los pasos de una película hollywoodense: dos protas que al principio se llevan mal, otros que se enamoran, el "amigo simpático" pillado de la chica sexy, los malos (narcotraficantes latinos, para añadir aún más estereotipos) que acaban perdiendo y los buenos que ganan y se hacen grandes amigos. Simple, sencillo, pero parece que eficaz. 

El mayor error del trabajo de Seth Gordon reside, sin embargo, en un gran reparto que queda totalmente desperdiciado. Integrado por buenos y consolidados actores a los que no se les dota ni de un pequeño momento de lucidez profesional y que quedan reducidos a la simplicidad de la historia y de sus personajes algo vacíos. 

Después de todo esto, no podemos pedirle más a una película que tampoco nos prometía más. 'Baywatch: los vigilantes de la playa' se estrena en España el 16 de junio, y habrá que ver cómo es acogida aquí después de que la crítica estadounidense la haya fulminado duramente calificándola como "la peor película del año". Tal vez algunos se la hayan tomado demasiado en serio...

Nota: 5,5/10



COMENTARIOS