5 Razones para seguir a... Imogen Poots


En Hollywood nada es eterno e incluso las estrellas necesitan relevo. Imogen Poots, una joven británica goza de talento y carisma, lo suficiente para triunfar -como lo ha venido haciendo- pero ella dice que pasa de la industria porque prefiere el cine independiente. Aun así la hemos visto darlo todo en enormes producciones como Need for Speed o brillar frente a la cámara en películas más discretas como Green Room. Su nombre cada vez suena más fuerte, y el mundo lo agradece. Si queréis saber más sobre esta talentosa actriz, os dejo cinco razones para seguirla aunque tal vez no sean suficientes para describirla. 

01. LA ACTUACIÓN ES SU VERDADERA VOCACIÓN. 

Imogen obtuvo la mejor educación posible asistiendo a colegios e institutos con nombres tan prestigiosos como Escuela Preparatoria para Niñas Bute House. Como era de esperarse fue a la Universidad para graduarse como veterinaria y a la par de sus estudios universitarios ingresó en el grupo de improvisación de la compañía de teatro Young Blood; meses más tarde cuando Imogen estaba presente en la operación de un perro y ella no llevó la situación muy bien decidió renunciar a la Universidad y dedicarse exclusivamente a la actuación donde no había nada que le causara malestar. La británica poco después estaría participando en películas como V de Venganza (aunque su personaje no tiene líneas) hasta que poco después consiguió su gran oportunidad en 28 Weeks Later, lo demás es historia. 

02. ES UNA DE LAS HEREDERAS DEL CINE INDEPENDIENTE

En su paso por el reciente Festival de Cannes, la actriz dio una entrevista bastante interesante para Vanity Fair España donde declaró que prefiere el cine independiente antes que el cine de grandes presupuestos. Aunque la hemos visto en cintas como Need for Speed (participar en algún blockbuster parece requisito obligatorio para cualquier actriz joven en Hollywood) la verdad es que la hemos visto con mayor presencia en cintas minoritarias -a nivel de presupuesto- como A Long Way Down, She's Funny that Way, Green Room y Frank & Lola. Incluso ha sido nominada en dos ocasiones a los British Independent Film Awards, en 2007 como estrella joven promesa por 28 Weeks Later y en 2014 como mejor actriz secundaria por The Look of Love, premio que se llevó a casa. 

03. 100% PROFESIONAL.

La británica es sinónimo de profesionalismo. Este año, por ejemplo, viajó a Cannes para presentar Mobile Homes en plena temporada teatral. Se desprendió solo dos días de la obra Quién teme a Virginia Wolff para trasladarse a la costa francesa. Allí mismo confesó que no le interesa demasiado el glamour de las alfombras rojas, pero igual entiende que es parte de su trabajo y no tiene problema en hacerlo. 

04. FEMINISTA CON PROPÓSITO. 

Imogen se identifica como feminista y sus ideales los lleva hasta su trabajo. Para Vanity Fair confesó que no todos los personajes femeninos deberían ser fuertes, de hecho prefiere interpretar personajes débiles, con defectos, reales pero que se enfrenten a adversidades. Así mismo a confesado que cuando le llegan guiones donde las mujeres son retratadas como objetos los rechaza. Y admira actrices como Judi Dench y Maggie Smith quienes a lo largo de los años han interpretado personajes muy diferentes entre sí y sumamente complejos. 

05. HA TRABAJADO CON LOS MEJORES. 

Apenas tiene 28 años pero ya lleva trabajando en el cine más de una década y en todo ese tiempo, entre grandes o pequeños roles, ha trabajado bajo la dirección de los mejores. Terrence Malick en Knight of Cups, Richard Linklater en Me and Orson Welles, Michael Winterbottom en The Look of Love, Jeremy Saulnier en Green Room, Peter Bogdanovichen en She's Funny That Way  y Cary Fukinaga en Jane Eyre. Sólo para nombrar algunos.

COMENTARIOS