Review Once upon a time 6x21 y 6x22- "The final battle" (season finale)


Y llegamos al final de la sexta temporada. Y también al final de Once upon a time tal y como lo conocíamos hasta ahora. La serie finalmente ha renovado por una séptima temporada de 22 episodios, pero estamos todos de acuerdo en que ya no va a ser lo mismo. Nos quedamos con tan solo tres miembros del reparto principal y con la serie enviada directa a los viernes. No sé qué van a sacarse de la manga los guionistas, pero esperarse algo bueno a estas alturas es una quimera. Y más teniendo en cuenta la season finale que nos han regalado, con una aburrida primera parte y una segunda resuelta con prisas pero que, con más o menos aciertos, dejaba cerrada la serie.


La batalla final ha comenzado, y tal y como podía adivinarse viendo el devenir de los últimos episodios, ha sido algo lejos de ser épico. No ha sido un enfrentamiento directo, de hecho. El plan de la Black Fairy ha sido utilizar su maldición para crear un Storybrooke que continúa en cierta manera al de la primera manera, cuando Henry se tomó la tarta envenenada. En esta nueva realidad, Emma está ingresada en un psiquiátrico por haber creído las historias sobre cuentos de hadas que Henry le contaba, Fiona es la alcaldesa y madre adoptiva de Henry, y Rumpel y Gideon llevan juntos la tienda del primero. El resto están todos desterrados en el bosque encantado.

Un bosque encantado que poco a poco está desapareciendo, al igual que otros mundos, como Wonderland, Arendelle o Agrabah. Y es que al parecer, a Fiona le basta con que la salvadora deje de creer para ganar. La pérdida de fe de Emma acabaría con todos los mundos de los cuentos, y le daría al hada negra, la posibilidad de hacer lo que quiera. O eso dice ella. 

La última esperanza vuelve a ser Henry, para variar. Sin explicarnos por qué conserva sus recuerdos tras la nueva maldición, Henry intenta despertar a su madre, mientras que Fiona intenta que se mantenga como está. Este tira y afloja entre autor y falsa madre adoptiva (a lo tonto esta es la cuarta figura materna de Henry, contando a Emma y a las dos versiones de Regina) termina cuando Henry, tras ayudar a su madre a escapar del psiquiátrico, es descubierto por Fiona robándole las llaves del coche de Emma y Archie. Sin mucha contemplación, la Black tira a Henry por las escaleras y le deja fuera de juego mandándolo al hospital. Esto convierte en definitiva la decisión de Emma de marcharse de allí y poner rumbo a Boston, aún con Henry recuperado y curándose de su brazo roto en cuestión de una escena.


En el bosque encantado, mientras tanto, Regina, los Charming y compañía están intentando averiguar cómo volver a Storybrooke antes de que su mundo desaparezca. A Garfio se le ocurre la idea de trepar hasta el castillo de los gigantes en las nubes para hacerse con una judía mágica, algo que consigue con ayuda de su suegro en un accidentado paseo, caída del tallo gigante incluida. A Garfio no le pasa nada y a David lo despierta Snow con uno de esos besos de amor multiusos. 

Garfio llega al castillo con la intención de usar la judía, pero esta se ha secado en el trayecto, y ni Regina, ni la Evil Queen (Que también andaba por allí. Como estaba en el bosque encantado cuando la habían mandado al mundo del deseo hace unos capítulos es otra de esas cosas que los guionistas pasan de contarnos) ni Zelena son capaces de devolverle el poder. Tras juntarse de nuevo, y con la Evil Queen sacrificándose para darles unos minutos más, los personajes se concentran en un solo lugar sin otra opción de ver como se aproxima su desaparición… hasta que son salvados en el último segundo

Y es que, tras volver a Boston, Emma decide que en realidad quiere ser la persona que dice Henry, y, obviando las horas de coche que separaban Boston de Storybrooke, se planta para impedir que sea Henry, espada en mano, el que se enfrente a la Black. Aunque no la encuentran allí. Y es que, al final, acaba teniendo que ser Rumpel el que ponga orden en todo esto. En esta realidad, Fiona ha hecho creer a su hijo y nieto que Bella les abandonó y que se fue por ahí a ver mundo, algo que le demuestra con unas fotos que son cutres hasta para el nivel de la serie.


Pero Rumpel había previsto que su madre se la jugara, y se había preparado, por lo que en todo momento ha mantenido sus recuerdos. Fiona acaba encontrando su final a manos de su hijo, que la elimina con su propia varita. No obstante, Rumpel no puede evitar que la Black envíe a un Gideon sin corazón a eliminar a Emma. Al morir Fiona, la maldición que lanzó se rompe, pero queda pendiente esta segunda fase de la batalla final. Así, mientras Garfio, los Charming y compañía se reúnen con Emma y Henry, Rumpel y Bella van en busca del corazón de su hijo.

La batalla acaba solucionándose cuando la salvadora y el salvador con el destino truncado acaban haciendo lo correcto. Por un lado, Emma renuncia a acabar con Gideon, haciendo que este acabe con ella. Por otro, Rumpel resiste la tentación de su lado oscuro, y recupera el corazón de su hijo, ordenándole que no mate a Emma. Tras esto, y con una situación inversa al del final de la primera temporada, un beso de Henry a su madre hace que esta despierte, dando por finalizado el conflicto y también el libro de cuentos.


Y así, “Once upon a time” termina con final feliz. Emma y Garfio se hacen cargo de la seguridad en Storybrooke a partir de ahora. Snow y David se retiran a una granja para criar con calma a Neal, mientras Snow recupera su puesto de profesora. Regina obtiene el reconocimiento de los enanitos (y de todo el pueblo) y es nombrada ya no alcaldesa, si no reina de Storybrooke. La Evil Queen también encuentra un futuro al lado del Robin del mundo del deseo. Y Rumpel y Bella bailan al son de “Beauty and the beast”. Todo finaliza con una reunión al estilo de “La última cena” en Granny´s”. 

No obstante, algún cabo suelto había que dejar, y en el último minuto nos regalan una escena con la que se conectará con la siguiente temporada. Durante el capítulo ya habíamos visto un par de veces a una niña pequeña, a su padre, que al parecer acaba muerto (no lo estará) y también a Tigrilla. Varios años en el futuro, la niña viaja a Seattle, y en una escena calcada a la del piloto, llama a la puerta de su padre, que no es entre que Henry de adulto, y le dice que su familia le necesita. Veremos que se han inventado para el spin-off a partir de septiembre. Un spin-off que personalmente veré mientras dure por una mezcla de curiosidad e inercia.


Hasta aquí la sexta temporada de “Once upon a time”. Daros un año más las gracias a todos aquellos que os habéis pasado por aquí para leer las reviews. Si queréis, podéis dejar vuestras opiniones de lo que os ha parecido la finale o la temporada en general. Los valientes que quedemos para ver como esto termina muriéndose del todo… nos leemos en septiembre. 


COMENTARIOS