Review Once upon a time 6x20- "The song in your heart"


Pues ya ha tenido lugar el tan anunciado episodio musical de “Once upon a time”. Tan publicitado como innecesario para la trama a estas alturas. El musical tenía que haber llegado antes, en todo caso. No ahora a las puertas de la season/series finale y cortando el ritmo de la trama de la batalla final. No ahora cuando parece que está hecho porque había que hacerlo y la serie se acaba.

Además de mal situado respecto a la temporada, el episodio en sí ha rozado la vergüenza ajena en más de un momento, con una trama reducida al absurdo que solo servía como excusa para saltar de canción en canción. De hecho, la del bosque encantado la han borrado de las memorias de sus participantes al finalizar el episodio (así cualquiera…)


En el flashback volvemos al momento en el que Regina está a punto de lanzar la maldición que les llevaría a todos a Storybrooke. Snow pide a una estrella el deseo de que Emma pueda tener un futuro seguro, y a la mañana siguiente se despiertan cantando. Así, como suena. Fiel a su filosofía, los Charming piensan que con el poder de la música (y del amor) podrán derrotar a Regina (que también cuenta con su numerito musical contoneándose ante el espejo y demás personajes secundarios) 

Llegarían en un rato a caballo, pero como hay que meter canciones, van a ver a Garfio a la taberna para que, tras cantar junto a sus piratas, les proporcione un pasaje seguro al castillo de Regina a cambio de entregarle a Rumpel. Allí, los Charming pierden (además de su dignidad con ese duelo de canciones) su canción y el duelo con Regina, gracias a que Zelena, que lo ha estado observando todo desde Oz, le mande algo de ayuda tras marcarse una gran canción. Al final, aparece el hada azul para decirles que esas canciones no eran para derrotar a Regina, sino para ayudar a Emma en el futuro. 

En Storybrooke, mientras Emma prepara su boda, la Black decide mostrar bien rápido que Rumpel ha vuelto a traicionarlos. Además, ha preparado un dispositivo con el que una nueva maldición (si, otra, sé que nadie nos lo esperábamos…) atacará el pueblo afectándoles de manera que desconocen. Mientras Emma decide que debe librar sola la batalla final. Regina y Zelena, mientras tanto, inventan un hechizo para detener el tiempo (¿¿??), pero no pueden hacer nada, ya que la Black les captura a todos para hacerle ver a Emma que no tiene salida. Pero cuando ya estaba dispuesta a sacrificarse y se deja arrancar el corazón, la Black no puede derrotarla.


Emma, junto a Henry (hasta la Black ya pasa de él. Le podía haber capturado también) descubre las canciones que los demás dejaron para ella a modo de ayuda para el futuro, consiguiendo así pararle los pies a la Black en este primer enfrentamiento y renovando así su confianza. Tras esto, Archie (este hombre vale para todo) casa a unos felices Emma y Garfio en una azotea con preciosas vistas a todos los tejados y parabólicas del pueblo (es que mira que son cutres hasta decir basta) y, tras el último número musical del episodio, la amenaza de la Black se hace efectiva, con su maldición esparciéndose por el pueblo. 

Aunque debí suponer que, viniendo de una cadena que pertenece a Disney, mandarían a algunos becarios que harían al menos un trabajo decente, la verdad es que estoy agradablemente sorprendido con las canciones. Todas han estado bastante bien o al menos decentes, especialmente los temas de Zelena, Garfio y el tema que ha cerrado el episodio, “A happy beggining” (las más flojas han sido las de Emma y ese “Charmings vs Evil Queen” que daban ganas de pasarlo a cámara rápida. Sin duda han sido lo mejor de un episodio flojo, ridículo en muchos momentos (o encantadoramente malo, depende de la filosofía con que te lo tomes) y que ha supuesto un verdadero corta rollos de cara a la season finale.

Una season finale que ya tenemos aquí, donde veremos los efectos de esta nueva maldición y la tan cacareada batalla final,  y que puede suponer el final de la serie tras seis años (ABC tiene pocos argumentos a los que agarrarse para una renovación, y si lo hace, lo que quede ya va a ser un pseudo spin-off) Yo ya me espero cualquier despropósito, aunque en el fondo me va a dar lástima la despedida. Pero eso ya es otra historia… que trataremos la próxima semana.


COMENTARIOS