Review The 100 4x11 "The Other Side" y 4x12 "The Chosen"


La cuarta temporada de The 100 llega a su fin esta semana y de nuevo tendremos que esperar otro eterno parón de aproximadamente 7-8 hasta volver a ver a nuestros supervivientes favoritos. Pero no nos anticipemos a los acontecimientos y disfrutemos mientras podamos. La season finale está por llegar y estos últimos capítulos han mejorado el nivel de la temporada manteniéndonos en tensión hasta el último minuto.

#TodosSomosAbby
El título del episodio 11, “The Other Side”, hace referencia a la situación conflictiva en la que se encuentran los personajes que están al otro lado del búnker, abandonados a su suerte. Dentro de él, Clarke (Eliza Taylor) y Jaha (Isaiah Washington) continúan con su postura totalitarista de prescindir de los terrícolas. Mientras, Bellamy (Bob Morley) y Abby (Paige Turco) hacen equipo con la intención de posibilitar el acceso al refugio a Octavia (Marie Avgeropoulos), Indra (Adina Porter) y Kane (Henry Ian Cusick), quienes están al control del resto de clanes en Polis. Honestamente, Clarke, ¿en qué estabas pensando cuando te uniste a Jaha? ¿Aún no te has dado cuenta de que nada bueno sale de los planes de este hombre? Lo siento pero #TeamBellabby all the way. Uno de los puntos fuertes de este capítulo es el trabajo en equipo que hacen estos dos personajes uniendo fuerzas y enfrentándose a Murphy (Richard Harmon), Jaha y Clarke en una situación moral bastante compleja, con el objetivo de salvar a aquellos que aman y que se encuentran al otro lado. Bellamy y Abby comparten un entendimiento y un respeto mutuo que queda latente en sus escenas.

Bellamy logra abrir la puerta del búnker después de un emotivo e intenso momento en el que Clarke le apunta con un arma para detenerle pero, como era de esperar, no es capaz de disparar. En serio, ¿cuántas veces ha elegido Clarke salvar a Bellamy antes que el resto de su gente esta temporada? Qué sutil, señores guionistas. El subtexto es lo vuestro.

Y, por fin, sucede lo que mucho estábamos deseando ver: la reconciliación de los Blake. Parece ser que finalmente Octavia ha perdonado a su hermano. Y no es para menos pues esta vez los grounders sobreviven gracias a él. Después de esta sentimental reunión, la pequeña de los Blake planta cara a Jaha y Clarke, haciéndoles saber que ahora todos son un mismo clan y que, por lo tanto, han de compartir el búnker. El fin del mundo llegará en 24 horas y el ex canciller cuenta con 12 para decidir qué 100 personas de la skaikru van a sobrevivir al apocalipsis.

Desde luego, no Jasper (Devon Bostick), quien ha decidido que ya ha llegado su hora y por ello pasa sus últimos minutos de vida al lado de su mejor amigo Monty (Christopher Larkin). Muchos se alegrarán la muerte de este personaje, sin embargo, creo que no se ha sabido comprender del todo la función de su historia en las dos últimas temporadas y se le ha menospreciado como representación de una realidad actual. No todos seríamos capaces de superar los acontecimientos que supondría vivir en un contexto violento y cruel como el que viven los protagonistas. No todos seríamos grandes antiheroinas como Clarke Griffin, mentes maravillosas como Raven Reyes o guerreras valientes como Octavia Blake. Muchos sufriríamos las consecuencias de la pérdida de seres queridos, de la guerra y de la deshumanización. Nuestras emociones nos superarían y no sabríamos cómo manejarlas. Posiblemente padeceríamos de algún trauma. Muchos seríamos Jasper Jordan. “See you on the other side, Monty” (he aquí otra de las referencias del título de este episodio). Y así es como los guionistas consiguen hacerme añicos el corazón.


Por su parte,
Raven (Lindsey Morgan) elige la vida una vez más. ¿Y cómo? Pues… "by being awesome", por supuesto. Después de la emotiva despedida que tuvo con Murphy, supe que este no era el final de nuestra mecánica favorita. Y cuánto me alegro de que sea así pues The 100 y sus protagonistas difícilmente sobrevivirían sin Raven fucking Reyes. Sus alucinaciones con Sinclair (Alessandro Juliani) han sido mis escenas preferidas del episodio. Y es que no hay nada que me haga más feliz que ver a personajes valorando tanto a Raven, reconociendo el mérito de su trabajo y recordándonos el gran ejemplo de superación que es esta chica.

En “The Chosen” las cosas se complican aún más para nuestros protagonistas. Jaha continúa en su línea e incita a la sky people a revelarse contra la propuesta de Octavia, quien ha tomado la posición de líder con la ayuda de Indra. Ella no hace diferencias. Si los terrícolas han elegido 100 supervivientes de cada clan, la skaikru también debe hacerlo pues todos son iguales, no hay excepciones. Onekru. Y no le falta razón, PERO… Como siempre, existe algún pero. Y de nuevo, se trata del guión. En mi opinión, esta repentina ascensión al liderazgo no termina de encajar con el personaje de Octavia pues apenas la hemos visto mostrar interés por ello, más bien criticismo, sobre todo teniendo en cuenta la facilidad que ha tenido para cuestionar y echar por tierra la mayoría de decisiones que Clarke y Bellamy han tomado a lo largo de la serie. La joven de los Blake siempre ha sido un personaje demasiado moralista para mi gusto así que esperemos que aprenda a ser más flexible y a comprender que no todo es blanco o negro ahora que se encuentra en la misma situación que su amiga y su hermano.

Como no, Marcus Kane salva la situación una vez más. Gracias, Kane, por ser la voz de la razón y por darnos la escena más emotiva del capítulo. “This is how we save our people”. (sutil referencia a aquellos skiers que se sacrificaron en la primera temporada). Y aquí es cuando entra en escena la lista de 100 supervivientes que Clarke escribió al principio de la temporada. Teníamos claro que tarde o temprano esta jugaría un papel importante. ¿Cómo se tomará Abby el hecho de que Kane no haya respetado su decisión de sacrificarse? Y, dado que éste no estaba entre los elegidos en esa lista, ¿qué pasará con él?

Mientras tanto, Bellamy y Clarke deciden liderar una misión al laboratorio en busca de Raven. A ellos se unen Murphy y Emori (Luisa D’Oliveira), quienes temen por su futura supervivencia en el búnker y esperan encontrar algo más de tiempo y provisiones en la mansión de Becca. Por el camino se encuentran con Echo (Tasya Teles), quien acaba salvándoles del ataque de unos grounders y por ello solicita redención (qué fácil se perdonan a los villanos en esta serie, oye). Y, finalmente, Monty y Harper (Chelsey Reist) se incorporan al grupo.

Dado que el apocalipsis tendrá lugar en cuestión de horas y no hay suficiente tiempo para ir de vuelta al búnker, los chicos cuentan con un nuevo plan: volver al espacio. ¿Lo lograrán? Teniendo a Raven al mando, por supuesto que sí.


COMENTARIOS