Emma Stone y todas sus interpretaciones ordenadas de peor a mejor


Es difícil imaginar a Emma Stone como una niña de once años con severos problemas de ansiedad que recurre a la actuación a modo de terapia para superar sus dolencias pero fue así como la joven originaria de Arizona se cruzó con el mundo de la interpretación por primera vez. Comenzó en el club de drama de su escuela y luego -cuando se enamoró del asunto- se unió al grupo de teatro de su ciudad, Valley Youth Phoenix, donde participó en dieciséis obras de teatro. Segura de que lo suyo era la actuación, convenció a sus padres para mudarse a Hollywood y perseguir su sueño. En 2004 abandona el instituto y con apenas quince años parte a la imponente Ciudad de Los Angeles para ser actriz.

En los primeros años la suerte no le sonrió. Audicionó para Disney sin mucho éxito, participó en el piloto del remake de Mamá y sus increíbles hijos que nunca salió al aire. Lo más relevante que consiguió Emma Stone fue participar en un episodio de Malcolm in the Middle (2005) y en otro de Lucky Louie (2006) pero todo cambió cuando conoció a Judd Appatow este le aconsejó que cambiase su rubio natural por el rojo y le dio la oportunidad de aparecer por primera vez en una película. Es así como Emma Stone debutó en la pantalla grande en 2007 gracias a un personaje secundario en Supersalidos (y a Judd Appatow, obviamente). Una década después se encuentra en el mejor momento de su carrera y nosotros aprovechamos para repasar todas las interpretaciones que la actriz ha realizado en el cine a lo largo de estos diez años desde la peor hasta la mejor.

22. Movie 43 (2013)

Movie 43 es probablemente una de las peores películas de lo que llevamos de siglo. Reúne un elencazo, sí, repartido en varios segmentos que componen la cinta pero ninguno puede salvar semejante despropósito. Hugh Jackman, Kate Winslet, Richard Gere, Halle Berry, Chris Pratt y Emma Stone son algunos de los nombres que resaltan en los créditos. Emma protagoniza el segmento Veronica donde da vida a una chica con problemas de temperamento que va en busca de su ex. Los escasos minutos que dura la escena no son ni entretenidos ni mucho menos divertidos, solo te hacen cuestionar si es el momento preciso de dejar la película tirada.

21. Aloha (2015)
Cameron Crowe ha pasado varios años tambaleándose con una filmografía bastante inestable que últimamente no levanta demasiado. Su trabajo más reciente, Aloha, es una comedia romántica con tintes de drama que cae en un mar de clichés y que desperdicia varios talentos como Bill Murray o Rachel McAdams. Emma Stone (más blanca que la leche) interpreta a una general hawaiana de apellido Ng. El evidente error de casting opaca cualquier esfuerzo que hace la actriz para sacar el personaje adelante.

20. Un Rockero de Pelotas (2008)

Un Rockero de Pelotas es una comedia de manual que hemos visto decenas de veces: el tío fracasado regresa a vivir con su familia para tratar de reconstruir su vida; de ese modo se une a un grupo de jóvenes con metas pero igual de perdedores y aun así acaban juntando fuerzas para conseguir sus objetivos. En este caso el tío perdedor es un rockero y el grupo que "le salva la vida" son su sobrino y dos amigos de este con ánimos de formar una banda. Emma es una de las amigas, la bajista, una chica con talento pero algo antipática así que todo lo que hace la actriz es traer cara de perro en toda la película y estar en desacuerdo con los demás miembros de la banda. Vamos, que Emma da para mucho más.

19. Con Derecho a Roce (2011)

Otra comedia con una premisa que hemos visto miles de veces y esta con el título lo dice todo. Mila Kunis y Justin Timberlake son los protagonistas y Emma no hace más que aparecer en una escena para terminar su noviazgo con el personaje de Justin (no es spoiler, ocurre al principio) muchos gritos y poco más, Emma no tiene demasiado que hacer aquí.

18. Marmaduke (2010)

Este año se suscitó una polémica respecto a los abruptos métodos que utilizaron en el rodaje de la cinta que consistían en maltratar a los perros al momento de grabar. Antes de esta película se estrenó otra cinta de películas de mascotas en acción real y no, no se estrenó en los 90 sino en 2010: Marmaduke. Emma le da vida (con su voz) a una adorable perrita y su trabajo es bastante sobresaliente a pesar de que los diálogos son bastante malos... Como toda la película.

17. Gangster Squad (2013)

Una de las parejas cinematográficas más emblemáticas de lo que llevamos de siglo es la conformada por Emma Stone y Ryan Gosling. El título, por supuesto, no viene de gratis. Los actores han derrochado la química que tienen juntos en tres ocasiones: el clásico contemporáneo La La Land, en una de las mejores comedias de los últimos años Loco, Estúpido, Amor y en esta cinta Gangster que sin duda es la que menos ha aportado algo al mito Gosling/Stone. En ella Emma da vida a una mujer fatal pareja del gángster más temible (Sean Penn) pero que cae bajo los encantos del héroe de turno (Ryan Gosling), el personaje está repleto de tópicos que caracterizan al género y en ningún momento deja de ser la chica en apuros impidiendo que la actriz traspase.

16. Popstar: Never Stop Never Stopping (2016)

En este infravalorado falso documental que sigue el ascenso-caída-ascenso de una estrella pop, Emma se mete en la piel de una cantante bastante extrovertida (a juzgar por su vestuario) a la cual vemos en un fragmento de un vídeoclip. La actriz solo aparece tres segundos en pantalla, literalmente, pero le bastan para cantar y desear que fuese realmente una estrella pop. Ojalá existiese.

15. El Sorprendente Hombre Araña (2012)

Cuando en 2010 se dio a conocer que Sony preparaba un reboot de la franquicia Spider-Man y buscaban a los próximos Peter Parker y Gwen Stacy, decenas de nombres saltaron en la conversación como candidatas: Teresa Palmer (Hasta el Último Hombre), Emma Roberts (Scream Queens), Dianna Agron (Glee) Mia Wasikowska (Alicia en el País de las Maravillas) pero frente a ella y muchas otras se impuso Emma Stone. Su Gwen, que en esta primera entrega se esfuerza por no ser solo la novia del prota, se basa en mucho encanto algo que a Emma con todo su carisma se le da muy bien pero más allá de eso no tiene más que ofrecer.

14. Una Conejita en el Campus (2008)

En esta comedia gamberra Emma se enfrenta por primera vez a un rol principal o al menos uno con conflicto propio. La actriz se mete en la piel de una chica universitaria, bastante torpe socialmente que debe hacer lo que sea para salvar el futuro de su hermandad. El trabajo de Emma tiene bastante mérito puesto que consigue ser involuntariamente graciosa (muy graciosa) mientras interpreta a esta chica bastante tímida. Además, Emma comparte bastante tiempo en pantalla con Anna Faris, reina del género. Y mucho antes de que llegase La La Land, Stone demostró sus dotes vocales en la escena final de la cinta.

13. Los Fantasmas de Mis Exnovias (2009)

¿Es Los Fantasmas de Mis Exnovias una de las peores películas en la filmografía de Emma? Sí. ¿Es Emma Stone lo mejor que hay en la película? Pues también. Esta comedia (?) romántica juega a ser una versión moderna de A Christmas Carol ... y reúne un potente elenco encabezado por Matthew McConaghey, Jennifer Garner y Michael Douglas quienes están completamente desperdiciados. A diferencia de ellos Emma aparece en una escasa porción del metraje como una hiperactiva adolescente de los años 80 que juega a ser un poco la conciencia del protagonista y que hace gala de toda su vis cómica. Cuando Emma desaparece de la cinta también desaparece toda la comicidad.

12. Supersalidos (2007)

Seguro que alguna vez todos hemos visto esa cinta donde el chico nerd está enamorado de la chica popular. Aunque Supersalidos es mucho más que eso esta premisa forma parte de su trama. Emma da vida a la chica popular y a pesar de que sólo sale un par de escenas durante toda la cinta son suficientes para derrochar gran parte de su talento y consigue humanizar a esa chica de al lado que normalmente en este tipo de películas se asemeja más a un florero del decorado que a un personaje de verdad.

11. Hombre Irracional (2015)

En su segunda colaboración con Woody Allen, Emma interpreta a una joven universitaria fascinada por su profesor, un hombre bastante singular e inestable emocionalmente. Hombre Irracional es el espectáculo de Joaquín Phoenix, el mejor actor de su generación, y aun así Emma está a la altura de su compañero todo el rato a pesar de tener entre manos un personaje mucho menos lucido pero en perfecto contraste a la irracionalidad del protagonista.

10. El Sorprendente Hombre Araña 2: El Poder de Electro (2014)

Conociendo mejor el personaje que tenía entre las manos Emma vuelve a interpretar a Gwen Stacy haciendo uso de su carisma pero esta vez acompañada de un sentimiento que humaniza el personaje. Gwen deja de ser solo la novia de Peter para ser también esa joven que se debate entre seguir o no junto al amor de su vida, continuar tras la reciente pérdida de su padre o irse a Londres y cumplir sus sueños o quedarse en Nueva York. Gwen tiene por primera vez conflictos y Emma lo sabe y lo aprovecha muy bien haciendo del cierre de su personaje un momento memorable.

09. Los Croods (2013)

Antes de Vaiana tuvimos Los Croods, porque al igual que en la cinta de Disney aquí nuestra heroína, Eep, se ve forzada a poner punto final al conformismo en el que ha crecido y dejar atrás todo lo que ha conocido para ir en busca de un lugar que le proveerá un futuro mejor. Los Croods es bastante entretenida y muy disfrutable a nivel visual. Pero ese goce lo complementa la inocencia de la historia vista a través de los ojos de nuestra protagonista. Así mismo podemos describir el trabajo de Emma, lleno de una inocencia expuesta solo con su voz acompañada de un espíritu aventurero que definen la personalidad de Eep y el mensaje de la cinta.

08. Magia a la Luz de la Luna (2014)

La primera cinta de Woody Allen junto a Emma Stone dejó mucho que desear por todos los factores en contra: una historia insustancial, una química inexistente entre Colin Firth y Stone y el poco esfuerzo del director tras la cámara. Sin embargo el resultado es una cinta bastante inofensiva e inolvidable pero que Emma sabe aprovechar al máximo. En Magia a la Luz de la Luna la vemos como una psíquica de poca monta que a pesar de ello,  en el pueblo donde reside, es tratada como una especie de celebridad. ... utiliza su carisma y verborrea para atrapar a los incautos y así mismo Emma conecta con el espectador.

07. Paper Man (2009)

Aunque muchos acreditan Criadas y Señoras como la primera incursión de Emma en el drama, la verdad es que primero estuvo Paper Man, una producción independiente donde comparte créditos con Jeff Daniels y Ryan Reynolds. La crítica no la recibió muy bien pero la verdad es que la película goza de una premisa bastante interesante cuyo peso dramático recae en los hombros de Daniels y Stone que tienen la tarea de sacar adelante dos personajes fracturados emocionalmente que desarrollan una relación cercana paternal. Después de verla como pez en el agua en tres comedias previas Emma consigue resultados sobresalientes en una interpretación que se sumerge en la sensibilidad.

06. Loco, Estúpido, Amor (2011)

Hanna, una joven que ha vivido su vida al margen de todo toma la decisión de hacer borrón y cuenta nueva en una noche que va a por el galán que ella misma rechazó un par de noches antes. Ese galán es Ryan Gosling y Hanna es, por supuesto, Emma Stone. Juntos protagonizan una de las historias que cuenta Loco, Estúpido, Amor una de las mejores comedias románticas que ha parido este siglo. Emma tiene la facilidad de ser una chica como Hanna, que desea convertirse en la versión R de si misma y dejar de ser una PG-13. Mucha dulzura, mucha gracia y mucha química con Gosling alzan su interpretación hasta este peldaño.

05. Zombieland (2009)

Zombieland reúne a Woody Harrelson, Jesse Eisemberg, Abigail Breslin y Emma Stone pero es esta última quien se apropia de la película como Wichita una chica que junto a su hermana une fuerzas con los personajes de Harrelson y Eisemberg para sobrevivir en un mundo acabado por una epidemia zombie. Wichita es una chica bastante lista, astuta y muy badass que le concede a Emma bastantes escenas de lucimiento para verla incursionar en otro tipo de registros y hacer uso de una interpretación más física.

04. Rumores y Mentiras (2010)

Una y otra vez destaco el carisma natural de Emma del que hace uso en muchas de sus interpretaciones pero la verdad es que forjar una interpretación en un encanto neto para la cámara tiene mucho mérito y más si viene acompañado de talento. La cima de esta estrategia que emplea Emma es Rumores y Mentiras una comedia juvenil que hace homenaje al cine de John Hughes pero cimenta sus bases con una originalidad que conecta con la juventud de hoy en día. Olive Penderghast (Stone) es la típica chica invisible pero que una vez que se esparce un rumor sobre su presunta promiscuidad se convierte en la chica más popular de la secundaria trayendo consigo resultados positivos y negativos. Emma se  balancea en la comedia hasta llegar a los más alto para luego aterrizar en el drama y ambos géneros los conoce y los maneja muy bien. También nos regala un final muy digno y una escena ya histórica al menos en el género.

03. Criadas y Señoras (2011)

Por casi cinco años Emma había forjado una filmografía casi toda llena de comedias así que su nombre se asociaba directamente a este tipo de películas pero todo cambió cuando la vimos en Criadas y Señoras un drama racial que se convirtió en un éxito de crítica y taquilla y acabó siendo una de las mejores películas de su año. En ella Emma da vida a Eugene una joven bastante adelantada a su época que no ve el matrimonio como una prioridad, que quiere graduarse en la universidad, que quiere trabajar por su cuenta y que además quiere ayudar a las minorías como esas mujeres negras que durante años han trabajado para las familias blancas criando a sus hijos, atendiendo sus casas pero que son tratadas como esclavas. Bastante tiene Eugene para hacerse cargo en su vida y además tiene que lidiar con la presión social que la rodea. Emma toma las riendas de su personaje y no deja que se le escape de las manos en ningún segundo al contrario lo conduce hasta una de las últimas escenas donde la actriz hace un ejercicio de interpretación para liberar todas las emociones sostenidas sin ningún tapujo.

02. Birdman (2014)

Birdman fue la cinta de 2014, se impuso en los Oscar frente a la pseudo favorita Boyhood y con todo mérito gracias a una propuesta bastante original: narrar el desesperado intento de un actor maduro -conocido por películas de super héroes- para demostrar que es un actor de carácter, todo ello en un solo plano secuencia y reuniendo a un repartazo con nombres como Michael Keaton, Naomi Watts, Edward Norton y por supuesto Emma Stone. Sam es el nombre de un personaje en el que nuevamente Stone escudriña en otro tipo de registro que no habíamos visto antes pero que una vez más sale completamente airosa. Darle vida a una joven problemática, recién salida de rehabilitación que debe lidiar con el ego de su padre (el actor en crisis) y ponerle los pies en la tierra cada vez que le requiera le salió tan bien que terminó consiguiendo su primera nominación al Oscar.

01. La La Land (2016)

Han pasado escasos meses desde el estreno de La La Land y ya la película se ha convertido no sólo en un fenómeno de masas sino en un clásico instantáneo. Chazelle homenajea musicales icónicos de las décadas 30, 40, 50 pero también impregna la película de un espíritu bastante actual que acerca a la cinta a cualquier tipo de público. La La Land  que derrocha calidad en cada fotograma se apoya tanto en su poderío visual, su impecable producción y sus dos protagonistas: Ryan Gosling y Emma Stone, específicamente en esta última que tiene el personaje de mayor lucimiento, una aspirante a actriz que se disputa entre seguir luchando por sus sueños o rendirse cansada de ser rechazada en tantas audiciones. Emma juega con cada emoción que Chazelle requiere sobre el papel: perseverancia, ilusión, desilusión, alegría, frustración y lo hace con una naturalidad envidiable tanto que sus mejores momentos son esos en los que la cámara captura solo su rostro (y expresiones) haciendo que los números musicales en los que también sale triunfante sean solo la guinda del pastel que con gusto hemos saboreado.



COMENTARIOS