Crítica: "Plan de fuga" (2017), de Iñaki Dorronsoro


Iñaki Dorronsoro dirige a Alain Hernández, Javier Gutiérrez y Luis Tosar en esta cinta que gira en torno al personaje de Víctor un atracador profesional especializado en butrones que es reclutado para llevar a cabo un golpe en un importante banco, donde deberá encargarse de perforar la cámara acorazada.

Creo que cuando a los 70 minutos de visionado de una película todavía no sabes bien que quieren contarte es que, por norma general, algo falla. Y creo que eso es lo que le sucede en esencia a “Plan de fuga”. Plantea varios elementos dispersos por los que podía haber tirado, pero para mí, al menos hasta los últimos 20-30 minutos de película, no se decide claramente por uno de ellos.


En consecuencia, buena parte de la cinta navega sin rumbo fijo entre esos elementos, no sabiendo si ser una cinta de robos, de amistades perdidas, de intentar averiguar quién eres o de todo ello a la vez (y por consiguiente, no obtener un buen resultado porque no has desarrollado bien del todo ninguno de ellos por separado) Creo que si se hubiera centrado en uno o dos de las diferentes tramas que plantea, podría salido una película más entretenida en lugar de este producto final que se pierde en la búsqueda de lo que pretende ser. Un mezcladillo aderezado por varios giros de guión que intentan hacer que la cinta más interesante, cosa que no consiguen hacer salvo en algunas ocasiones contadas.


Si en algún momento llegas a interesarte por alguna de las tramas es gracias al buen hacer de Luis Tosar o Javier Gutiérrez, que elevan el valor del producto. Pero tampoco pueden hacer milagros. La trama de robo, probablemente la más interesante de la película, solo aparece a trompicones (aunque el último tramo de la película resulta superior al resto gracias a ella, eso sí) mientras que las tramas personales del protagonista no enganchan. Su noventero uso de la música, por otro lado (sí, saxo, te estoy mirando a tí) ayuda a redondear el apartado de clichés que también acompañan a la cinta.

En definitiva, una cinta con algunas ideas buenas que podían haber dado lugar a una película distraída, pero que intenta ser demasiadas cosas a la vez y acaba no siendo ninguna, dando lugar a un resultado final mediocre.


Nota: 4/10

COMENTARIOS