¿Y si tuviesen una adaptación literaria? 5 Películas que deberían ser libros


En la actualidad las adaptaciones de libros a la gran pantalla son cada vez más populares. Desde sagas fantásticas (Harry Potter, El Señor de los Anillos), historias young-adult (Yo Antes de Ti, Las Ventajas de ser un Marginado) hasta el drama (Un Hombre Soltero) y la ciencia ficción (The Martian); no hay género que este a salvo. Con las mencionadas adaptaciones viene, por supuesto, el gran debate: aquellos lectores que ansían ver a sus personajes favoritos en carne y hueso, no sólo en su imaginación, o aquellos que se rehúsan a la idea de que ese libro que tanto les ha gustado acabe como una película porque nunca estará a la altura. Vale, pero es un libro. Mayormente extenso -más de 300 páginas, normalmente- y una adaptación es eso, moldear algo (en este caso una historia) a un nuevo escenario. Esto desde luego no es una revelación porque lo vivimos frecuentemente, cada vez que un estudio adquiere los derechos de alguna novela. Sin embargo ¿hemos pensado que contiene el otro lado de la cinta? Y no, no es una referencia a Por 13 Razones.

¿Alguna vez habéis visto una película tan buena o tan compleja (no necesariamente complicada) que os haya dejado con ganas de más? No precisamente de una secuela o un spin-off sino de una historia más detallista, los pensamientos de un personaje, su punto de vista de la historia. Pues sí ¡que se trate de un libro! A mi me ha sucedido, varias veces además. Con vosotros comparto esta lista de películas que deberían ser libros y por qué.

01. DIRTY DANCING (1987)

Por motivos de su trigésimo aniversario Vanity Fair publicó un artículo maravilloso acerca de como Dirty Dancing enseña más sobre sexo que muchas otras películas de su época. En el mencionado artículo se hace referencia a The Time of my Life un libro sobre el cine de los 80 donde su autora, Hadley Freeman, explica este fenómeno dentro de la película. Pues eso. Baby es una adolescente de 17 años que en su verano del 63 comienza a experimentar un sinfín de experiencias que hasta entonces ella desconocía. Baby descubre cuan injusto es el mundo para las personas que no son como ella (o su familia) pero también descubre lo bueno como su amor por Johnny o el despertar sexual que surge gracias a este. Saber que piensa Baby sería oro.

02. MANCHESTER FRENTE AL MAR (2016)

En la pasada temporada de premios Manchester frente al Mar fue una de las películas más aclamadas. Matt Damon y John Krasinsky crearon la historia y fue Kenneth Lonergan quien desarrolló el guión y acabó dirigiendo el proyecto. La película con la que Casey Affleck ganó un Oscar gira en torno a Lee Chandler un hombre solitario y atormentado que debe regresar a su pueblo natal a causa de la muerte de su hermano; Lee no solo deberá hacerse cargo de su sobrino sino también de los fantasmas del pasado que le atormentan. En pocas palabras, es decir, para libraros de spoilers Manchester frente al Mar es una historia sobre la pérdida, los cargos de conciencia y como lidiar con estos. No son temas amables ni felices pero son temas del alma contados a través de una historia desgarradora con personajes que dan mucho juego para indagar en sus vidas: la madre que pierde al hijo, el hijo que pierde al padre, el hombre que pierde todo y no tiene a nadie más que culpar sino a si mismo.

03. THE TRUMAN SHOW (1998)

El Show de Truman está a poco de cumplir veinte años y es, desde luego, una película bastante adelantada a su época. Antes de que Paris Hilton tuviese su propio reality show o las Kardashiams hiciesen lo mismo, tuvimos a Truman Burbank un hombre que de niño fue adoptado por una cadena de televisión y toda su vida ha sido un programa televisado. Lo que para Truman es la realidad para los millones de televidentes en todo el mundo es solo una enorme escenografía y un hombre que ha vivido engañado toda su vida. Porque sí, por más retorcido que parezca parece que el ser humano disfruta escudriñar la vida de un desconocido así sea a través de una pantalla. El Show de Truman en su año fue una excentricidad (una muy buena) y hoy es una realidad (una muy triste). En qué piensan las televisoras cuando nos venden la privacidad de un tercero, qué tienen de interesante estos programas que recaudan tantos seguidores. ¿Nos hemos convertido en una generación de stalkers? como diría Hannah Baker. Tal vez esas respuestas las encontraríamos en el libro de El Show de Truman.


04. EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS (1989)

Que Peter Weir dirija dos de las películas que aparecen en esta lista es solo coincidencia o nos dice que el australiano tiene buen ojo para elegir las historias que quiere contar. Por ejemplo, casi una década antes de Truman dirigió El Club de los Poetas Muertos, la historia de un grupo de jóvenes pertenecientes a una secundaria privada de los Estados Unidos que en pleno crisis de la adolescencia y en plena búsqueda de su identidad conocen a un profesor de lengua bastante singular que les enseñará lo mejor de la vida a través de la poesía de, efectivamente, autores muertos. Imaginad un libro con referencias a poemas, conocidos o desconocidos, con la percepción de estos chavales que además son tan diferentes entre sí. Yo quiero.

05. MALDITOS BASTADOS (2009)

Uno de los directores más aclamados, un autor nato o simplemente Quentin Tarantino así podemos llamar a la mente brillante que está detrás de Malditos Bastardos. Sí, en el portafolio de Tarantino reposan otros títulos bastante atractivos como Pulp Fiction o Kill Bill pero que el director nos relate una pieza de la historia universal es un plato irresistible. Una mirada a la Segunda Guerra Mundial desde la perspectiva del famoso director. Un plan para asesinar a Hitler y toda su carroña, nazis despiadados que van dejando carnicerías humanas a su paso y una chica inocente en busca de venganza. Complots, alianzas, traiciones, maldad y la Alemania Nazi como escenario. Vamos, qué bendito libro tendríamos para deleitarnos.

COMENTARIOS