Review The Walking Dead 7x14- "Fuertes amenazas" ¿El capítulo más absurdo que hemos visto hasta ahora? ¡Fotos promocionales!

¡Hola amigos de los zombies! Como os prometí, os traigo el análisis del último capítulo emitido por The Walking Dead a falta de tan solo dos episodios para terminar esta floja (permitidme decirlo) séptima temporada. Me voy a poner en modo “reina del drama” porque estoy indignada, lo máximo que se puede estar por una serie, ya me entendéis. Y es que yo me pregunto, ¿soy la única que piensa que este capítulo es lo más absurdo que hemos visto en mucho tiempo en esta serie? No sólo tratan a los personajes de tontos, perdonad la expresión, sino que también creen que los espectadores lo somos. En este episodio, siempre desde mi punto de vista, hemos visto lo peor de toda la temporada (siendo generosa) con un gran sinsentido argumental y probablemente, una de las mejores escenas desde que la serie ha vuelto del parón. Sin más indignación (por ahora), ¡seguidme y lo analizamos!


(A partir de aquí, SPOILERS)


Mi cara con este capítulo
Voy a entrar de lleno en la polémica para así poder terminar el artículo con mejor sabor de boca, la trama de Sasha (Sonequa Martin-Green) y Rosita (Christian Serratos) me parece de un absurdo que sobrepasa los límites de la serie con creces. Mira que hemos hecho oídos sordos con muchas cosas porque siempre hay que tener en cuenta que es una historia de Ciencia Ficción en un mundo extremo, vale. Pero esto ya es pasarse de castaño oscuro. Recordaréis que en una de mis reviews anteriores os dije que el plan de estas dos me parecía descabellado y suicida, pues en este episodio lo han demostrado. Cada vez que veo un capítulo de esta serie, voy cogiendo notas para poder traeros un buen análisis y que no se me olviden las ideas, no podéis verlas, pero ya os lo digo yo; no paraba de apuntar que el plan era absurdo y que no se sostenía por ningún lado, hasta que llegas al final y te quedas con cara de no entender nada y preguntándote qué acaba de pasar y por qué no se han ahorrado semejante capítulo. Analicemos. 


Resulta que estas dos mujercitas deciden gastar fuerzas y energías en planear un atentado contra Negan (Jeffrey Dean-Morgan) ellas dos solas (repito, ¡solas!) mientras los demás están poniendo todo de su parte para organizar la gran batalla que está por venir, y ¡ojo! todo a espaldas de Maggie (Lauren Cohan), que se está dejando el alma, literalmente, en intentar ganarle el pulso al asesino de su marido. Cuatro manos menos para ayudar en este propósito. Y es que ambas, Rosita y Sasha, están unidas por un sentimiento de venganza/dolor, la mayor parte por Abraham, que les impulsa a una misión suicida contra un tío que está altamente protegido, con una red de matones bien extendida y que justo se pone malo el día que van a dispararle, que todo sale mal ¡oye! ¿Quién lo diría? Debemos sumarle también que la mitad del capítulo están peleadas por el fantasma de su ex, Rosita tirando hachazos siempre que puede y echando miradas que si mataran, Sasha ya estaría bien muerta (si no lo está ya, ejem). Y yo pensaba… ¿qué necesidad tenéis de iros de viaje para vengar a un novio muerto con estos rencores? No lo pillo. 


Pero entonces el subidón aparece mientras matan unos cuantos zombies y se dan a la fuga en coche, y lo que la adrenalina ha unido, que no lo separe un ex amante difunto. Y mirad, si esa escena sirvió para que de repente fueran “amigas” e hicieran una sesión de confesiones, yo lo compro, porque la dinámica era algo patética. Y de paso el guion valora algo a Rosita, que hasta ahora… dejémoslo ahí. Y entonces se produce una apertura en canal, sobre todo por parte de ésta, Sasha se convierte en su confidente y le cuenta cosas que nadie más sabía… porque pronto podrían morir ¿verdad? Ahora o nunca. La verdad es que si yo fuera un personaje de esta serie, le contaría ese tipo de historias a Sasha, es muy buena escuchando, hay que admitirlo. Si muere, me dará mucha pena. Y nada, comparten recuerdos, con ese nexo en común que tenían ambas (Abraham, cómo no), y como buena historia de amor, terminan prometiendo que morirían la una por la otra. Todo muy mono. 


Da tiempo a que veamos a Eugene (Josh McDermitt) en su salsa mientras controla todo aquel berenjenal, y es que en tres días, se ha ganado la confianza de Negan a niveles de estar al mando cuando éste se pone pachucho. No sé si estará recibiendo mucho odio del fandom al no querer ser rescatado por sus amigas, yo tengo que decir que justo la parte de Eugene, es de las más coherentes del capítulo (tampoco es difícil). Y es que sabemos que por el estilo de vida de Rick (Andrew Lincoln) y compañía, Eugene no terminaba de encajar aunque lo intentara, y con Negan tiene ese papel que nunca pudo desarrollar con los otros, así que, puedo entender que no quiera irse. Aun así, todavía tengo mis dudas sobre su lealtad, puede que esté tan muerto de miedo que no quiera salir de esa zona de confort que tiene ahora. 

La cuestión es que, llegados al final del episodio, vemos una escena surrealista. Eugene no se quiere ir, y ellas, en lugar de salir por patas porque todo ha ido mal, se entretienen con la valla para finalmente, enterarnos de que Sasha ha perdido todo ese tiempo en encerrarse a sí misma para que Rosita se pueda ir, porque según ella, “Rosira” es tan necesaria que se sacrificará por su vida. Mi mente estaba repitiendo “wtf, wtf, wtf…” en un bucle sin fin. ¿Qué se supone que es esto? Recapitulemos. Ambas planean una misión kamikaze para matar a Negan las dos solas, cosa bastante improbable, de la que no planean salir vivas. Finalmente, Sasha se da cuenta de que el plan es desastroso (qué cosas) y decide sacrificarse para que su compañera viva, Rosita, que de repente, es la más importante de la serie. ¿Le damos un aplauso al guion, por favor? Mirad, si querían reencuentro emocional de estos dos personajes, había mil maneras de hacerlo y no con este paripé. Si querían poner en peligro a Sasha y matarla porque la actriz tiene otro proyecto, un final más justo y con sentido habría sido de agradecer. No entiendo nada. ¡Dejadme en los comentarios qué os parecido todo este asunto! 



Dejando todo esto a un lado, vamos a cosas más bonitas por favor. En primer lugar, Jesus (Tom Payne). Ya sabéis que siento debilidad por este personaje, para ser de “los nuevos”, le cogido bastante cariño. En este capítulo conocemos algunas cositas más sobre él, por ejemplo, su sexualidad, que es algo que muchos ya sabíamos. Y no puedo evitar pensar que es tan parecido a Daryl (Norman Reedus) en tantos aspectos… ¡Quiero un romance entre ellos, por favor! Sé que los creadores lo desmintieron, pero yo aún tengo Fe. El momento ecografía con Maggie y Enid, que entiendo pretende ser feliz, sigue siendo doloroso, más que nada porque a todos se nos viene la imagen de la última vez que estuvieron ahí ella y Glenn (Steven Yeun) y ya sabéis, la patata otra vez. Por ahí aparece nuestro amigo Gregorio de vez en cuando, ese hombre me hace gracia a la vez que quiero verle muerto, es raro. Y sólo quiero hacer una pregunta retórica que dejaré en el aire, ¿dónde está Carl (Chandler Riggs)? Porque sé que muchos no le echáis de menos, pero a mí me gustaría verlo aunque sea de pasada…


Os hablaba de una de las mejores escenas desde que la serie regresó del parón navideño, quizás no estéis de acuerdo conmigo, pero es algo que llevaba esperando desde el inicio de temporada; la “reconciliación” entre Daryl y Maggie. Están tan dolidos, que a mí también me duele. El caso es que ya sabemos que nuestro hombre pegado a una ballesta no sabe gestionar del todo bien sus emociones, y es Maggie la que le guía un poco hacia la luz en este capítulo. Vemos la culpabilidad de él y la serenidad de ella al quitarle todo ese peso, la fuerza espiritual/emocional de Maggie es increíble, aunque haya salido poco esta temporada, en ese momento la adoré. Ver llorar a Daryl es una delicia, porque es un momento de ruptura en el que deja que veamos sus sentimientos. Para mí, una de las escenas de la temporada. 


Por último, la gran noticia del capítulo es que ¡por fin! le hemos visto… los pelos al personaje misterioso, vamos avanzando. Como si de la película The Ring se tratara, el susodicho, que ya no es un ente como dije la otra vez, se queda ahí parado mirando a Rosita, es un tanto espeluznante, todo hay que decirlo. Me recordó a una versión siniestra de Daryl, con la ballesta y la melena. ¿Vosotros qué pensáis? Yo espero que no se les esté yendo la cabeza con este asunto, lo que me faltaría a mí por ver. La única duda que me mata es cómo puede ese hombre observarlos a todos con esas greñas en la cara. ¡Seguiremos informando!


Aquí os dejo unas fotitos del próximo capítulo donde se confirma que Sasha AÚN no ha muerto y que Eugene tendrá un gran dilema entre manos, ¿salvarla y arriesgarse a que los dos mueran o seguir en su zona de confort? También os pongo la sinopsis oficial y el vídeo de la promo del siguiente capítulo por si os interesa. Nuestro amigo Gregorio quiere jugar… ahora sí espero su muerte. 

"Un grupo de residentes de Alexandria se embarca en un viaje; un miembro del grupo tiene que tomar una decisión descorazonadora"

















¡Hasta la próxima! No olvidéis comentar aquí abajo o en mi Twitter María.

Y como contenido extra a los que os habéis quedado hasta el final, un fanart de Daryl y Jesus que me mata de amor, enjoy it!


COMENTARIOS