Review The Vampire Diaries 8x11 - "You Made a Choice to be Good"



En The Vampire Diaries estamos acostumbrados a que nos corten la respiración en pocos minutos debido a la intendidad de la trama, pero no estábamos preparados para lo que sucede en este capítulo.

Como sabemos, Cade se encuentra en Mystic Falls, y parece haber llegado para quedarse. Primera orden del día: sacar a Stefan de su presidio en la mansión de los Salvatore. Segunda orden: poner a Damon en una dificil situación, matar a 100 personas o acabar con la vida de la novia de su hermano, Caroline. Este demonio es demasiado extremista ¿No hay una tercera oportunidad?

Caroline se entera de lo que ha pasado y, sin saber si ella o 100 personas son las que perecerán, decide dar una fiesta de despedida en el Grill, con una "hora feliz" durante todo el día.

Caroline se las ingenia para intentar ayudar a Damon

La fiesta era una "excusa", Caroline ofrece un cóctel con su sangre a Matt (por si muere, se convierta en vampiro y viva). Matt, sin embargo, rechaza la propuesta y dijo que la presencia de lo sobrenatural ha hecho que la ciudad se destruya y todos los que vivían en su entorno. Matt es el único ser humano y el único que continúa diciendo las palabras oportunas dentro de todo este caos.

Mientras tanto, Bonnie y Enzo están disfrutando de los últimos momentos antes de que éste tome la cura y ser humano de nuevo, haciendo todas aquellas cosas que Enzo tenían pendientes como saltar en paracaídas o correr en un circuito de Fórmula 1 totalmente solo.

Al parecer, Bonnie ha comprado una casa en el campo, donde se encuentra el ataúd de Elena para protegerlo y por lo tanto acceso a la cura para Enzo. Sin embargo, Damon le hace una proposición a Bonnie, dar la cura a Cade ya que parece que es indestructible y seria la única manera de matarlo, haciéndole mortal. Por milésima vez, Bonnie antepone su propia felicidad por los demás.

Bonnie, la sufridora oficial de la serie

Stefan, recibe la misma instrucciones Damon: matar a 100 personas o matar a la amada de su hermano, en este caso, Elena. Carente de humanidad, Stefan decide elegir la segunda opción, poniéndose en camino a la casa de campo de Bonnie.

En los últimos minutos del episodio, toda la tragedia sucede a un ritmo vertiginoso: Bonnie coge la cura de la sangre de Elena. Stefan aparece y arranca el corazón de Enzo matándolo. Bonnie se venga e inyecta la cura a Stefan, lo que hace que se convierta en humano. Bonnie que coge el cadaver de Enzo en sus manos, rota de dolor provoca una "expansión" de energía psiquica.

La cuestión ahora es saber si la onda provocada por Bonnie significa que su magia ha vuelto. Al menos algo bueno saldría de todo esto.


COMENTARIOS