Review The Vampire Diaries 8x10 - "Nostalgia’s a Bitch"



El nuevo episodio de The Vampire Diaries se llama "Nostalgia’s a Bitch" y el título no podría ser más apropiado para su contenido. Fue una grata sorpresa ver el regreso de muchas caras conocidas de la serie en el que fue sin duda uno de los mejores episodios de la temporada.

Bonnie y Caroline se dan cuenta de que Damon está en un estado catatónico después de que su humanidad volviera por completo. Sybil está dispuesta a resolver la situación, siempre y cuando se le de lo que quiere.

Seline explica por fin cual es el misterio que rodea la campana, y es que si se toca la doce veces, se abrirá un portal entre nuestro mundo y el infierno, liberando una ola de energía que destruirá todo lo que haya a su alrededro, en este caso, todo Mystic Falls.

Stefan ve una oportunidad de originar una gran matanza para satisfacer a Cade. Asi que obliga a Matt y le da dos opciones: o bien este perdona a  Damon por todas sus trifulcas del pasado o tendrá que tocar la campana (es el único que puede hacerlo como descendiente de su creador). Pobre Matt, siendo humano y víctima de los problemas de otros.

En la mansión de los Salvatore, Sybil utiliza sus poderes psíquicos para llevar a Caroline y Bonnie al subconsciente de Damon, de modo que puedan captar su sufrimiento y rescatarlo. Abróchense los cinturones de seguridad, porque aquí es donde el viaje se pone interesante.

Stefan es la oportunidad de redención de Damon

Al parecer, en el subconsciente de Damon nos encontramos con el Mystic Falls de la primera temporada, en el que vemos el regreso de Vicky (más bella y audaz que nunca). Al parecer, en esta realidad alternativa, Damon no existe, por lo que Vicky parece ser de gran ayuda, por ahora.

En el mismo escenario, Caroline se encuentra con otra cara familiar: su propia madre, Liz Lo que podría ser una hermosa escena de despedida se convierte en una pesadilla cuando Liz se da cuenta de que su hija es un vampiro y la lleva a un sótano de tortura, similar al de la tercera temporada.

Caroline insiste en que la salvación de Damon depende únicamente de si mismo, pero para ello primero tendrán que encontrarle, algo a lo que Bonnie pone solución (que aprovecha la ocasión para hacer una visita a su abuela, la cual no ha envejecido nada) y se dirige a la cripta de los Salvatore donde se encuentra con otro conocido: Tyler.

Tyler explica que en su subconsciente, Damon vivió y murió como un ser humano. Como tal, la esperanza de salvación de Damon recae sobre Stefan porque él fue el que conoció a su hermano como tal. Stefan salta al subconsciente de Damon y este pide perdon a Stefan por convertir a su hermano en un monstruo y condenarle a una eternidad de muerte y destrucción. Stefan no acepta bien estas críticas, pero es suficiente para que Damon complete su viaje de redención, así despierta y logra impedir que Matt haga tocar la campana las doce veces.

Dicho esto, el viaje no termina aquí. Damon y Bonnie decide tener un momento a solas, en el que finalmente Damon lee la carta que había escrito de disculpas a Bonnie cuando decidió dormir en la temporada pasada hasta que Elena despertara. Las palabras de Damon provocan que Bonnie se emocione.

Cade libre por Mystic Falls

En los minutos finales del capítulo Seline y Sybil deciden reunirse para intentar hacer piña juntas y decidir el camino que seguirán a partir de ahora, pero este encuentro es rápidamente interrumpido. Al parecer, Matt consiguió dar once campanadas, suficientes para provocar una apertura temporal del infierno para que Cade pudiera pasar. Este decide que es hora de encargarse de sus propios asuntos e incendia hasta la muerte a las dos sirenas. 

Con la muerte repentina e impactante de Seline y Sybil, ahora el enemigo es el diablo en persona...

COMENTARIOS