Review Nashville 5x10- "I´ll fly away" y 5x11- "Fire and rain"


Consecuencias. La pérdida de Rayna ha afectado a todos y a todo, y estos dos episodios nos lo muestran. Han sido dos episodios muy buenos determinados por lo sucedido en “If tomorrow never comes”. Seguramente, no sirven todavía para determinar cómo va a funcionar la serie sin Rayna (esto lo veremos en la segunda mitad de la temporada, a la que de momento CMT no le ha puesto fecha) pero de momento la papeleta la están salvando.


Ya comenté en la pasada review que Maddie iba a tener que dar un paso adelante por su familia, al menos al principio. Es lo que vemos en el 5x10, centrado en el funeral de Rayna. No hay nadie que se encuentre bien ante lo sucedido, pero obviamente Deacon y las niñas son los que más tocados están. Deacon no tarda demasiado en encerrarse en la habitación que compartía con Rayna. Maddie, además, tiene que pasar el día sin excesivo apoyo por parte de Clay, al que la situación parece superarlo. No es el único, pues Zach también parece encontrarse fuera de lugar, y solo acierta a preparar un montaje de Rayna y las niñas que Scarlett le entrega a Deacon en un usb.

El funeral ha juntado a todos los personajes de la serie, y también nos ha traído de vuelta a dos viejos conocidos como son Teddy y Tandy. Tandy también está destrozada por la pérdida de su hermana, y Teddy ha conseguido un permiso especial para salir de la cárcel. Eso sí, ambos no tardan en aliarse ante un tema que sale a la palestra bastante rápido: la custodia de las niñas y la empresa de Rayna, Highway 65. Al parecer, Rayna no dejó ningún tutor designado para las niñas ni nada respecto a la herencia de la empresa. Teddy pasa a ser el principal candidato al ser el padre biológico de Daphne y el legal de Maddie, pero es algo que Deacon no va a permitir. Si hay discrepancias en cuanto a la custodia, tendrán que acudir al tribunal y se tendrán en cuenta los testimonios de las niñas, algo que ninguno quiere tampoco. Viendo que las tensiones con Teddy van en aumento, y tras escuchar que Daphne tiene miedo de que Maddie y él la odien si elige a Teddy, Deacon decide sacrificarse y ofrecerle a Teddy ser el tutor.


Otro que también ha vuelto en este episodio tras varios sin salir ha sido Glenn, que habla con Juliette en lo referente al homenaje que CMT estaba preparando. La cadena está buscando un sustituto para la reina del country, y Juliette prefiere hacerlo ella antes que otra que tuviera menos relación con Rayna, aunque eso también choca con su retorno a los escenarios tras su accidente, que esperaba que fuera de otra forma. Y de hecho, en los ensayos, aunque su rendimiento es bueno, no termina de encontrarse cómoda. Finalmente, mientras Will abre el homenaje a Rayna, llama a Maddie a su camerino y le dice que debe ser ella la que realice el tributo a su madre en el escenario. Maddie no está convencida al principio, pero finalmente acaba haciéndolo. Sin embargo, a media canción, se rompe emocionalmente, por lo que Deacon y Daphne suben al escenario y la terminan con ella (muy acertado el homenaje en mi opinión) Tras ver esto, Teddy le dice a Deacon que, al menos hasta que él vuelva, es mejor que sea él el tutor.

“Fire and rain”, por su parte, sigue lidiando con las consecuencias de la muerte de Rayna. Deacon, tras discutir varias veces con Zach, se encierra en la habitación tras encontrar una caja de efectos personales de Rayna, entre los que se encuentran un diario y diversos videos. Tras el homenaje en CMT, a Maddie la reclaman casi todas las televisiones. Juliette le dice que debe aprovechar este “momentum” por triste que sea y se la lleva de viaje por el país para que acuda a varios eventos (algo que choca con la opinión de Scarlett y Daphne, que preferirían que estuviera con ellas)

El tema pasa a mayores cuando unas declaraciones de Maddie son malinterpretadas y se dice que, a raíz de la muerte de su madre, puede sacar provecho para fomentar su carrera musical, por lo que en parte le daba las gracias. Tras esto, Maddie vuelve a casa sin ganas de seguir con las entrevistas, pese a que Juliette vuelve a la carga. Su siguiente conversación ya toma otro cariz. Juliette es consciente de lo importante que fue la figura de Rayna en su carrera durante los últimos años, y quiere ejercer ese rol en la de Maddie, por lo que le ofrece que Glenn se ocupe de la parte aburrida y que ella sea su guía/manager para poder aconsejarla y llevarla a la cima de la música.


Zach, mientras tanto, anda desesperado, porque, aunque no quiere pecar de insensible ni de hacer daño a nadie, sabe que el álbum de duetos que preparaban Rayna y Deacon debe lanzarse cuanto antes. El problema es que solo están grabadas las partes de Rayna, y Deacon no se encuentra con fuerzas para grabar las suyas. El dueño en funciones de Highway (aunque parece que se quedará en ese puesto, a nivel empresarial nadie va a controlar la empresa como él) quiere hacer ver que, aunque la situación sea la que es, Highway es un negocio, uno en el que Rayna puso todo su corazón, y que necesitan ese disco hasta que otros de los artistas del sello vayan sacando adelante sus proyectos. Will (con quien Zach ha intimado mucho) y Bucky intentan convencer a Deacon sin mucho éxito, aunque acaba siendo Avery el que da con la tecla.

Deacon, tras pasarlo mal debido a los diferentes videos de Rayna, se da cuenta gracias a uno de ellos de que su esposa contaba con que él sacaría adelante todo y que sabría mantenerse firme a pesar de la adversidad. Con fuerzas renovadas, Deacon se reúne con sus hijas para descubrir después la idea de Avery: acabar el álbum de duetos entre todos. Con las pistas de Rayna grabadas, entre todos se dividirán las canciones y completarán un gran álbum que será una despedida inmejorable para la carrera musical de Rayna. Así, Juliette, Avery, Will, Scarlett, Gunnar, Maddie, Daphne y finalmente Deacon se alternan las canciones del álbum y cantan una última vez junto a Rayna, dando lugar así a una gran colaboración que parece dejar a Zach satisfecho. Sin embargo, este aire de emotividad que impregna el capítulo en su tramo final aún guardaba una cosa: Scarlett está embarazada y no sabe quién es el padre (venga, sigamos desvirtuando al personaje y haciendo que caiga peor)



Quedamos así a la espera de una segunda mitad de temporada que parece ser que vendrá cargada de cosas por lo que podemos en la promo que publicó CMT tras la emisión del episodio, además de con nuevos personajes. Ojalá CMT no tarde demasiado en estrenar más capítulos. Nos leemos para el retorno de la serie.




COMENTARIOS