Review The 100 4x04 - "A Lie Guarded"


El cuarto capítulo de esta temporada de
The 100 nos ha regalado escenas emocionantes que nos han mantenido en tensión en diversas ocasiones. Sin embargo, creo que el guión no ha estado a la altura de los últimos episodios. Estoy segura de que muchos de vosotros habréis disfrutado, y no me malinterpretéis, yo también lo he hecho. Pero no he podido sentirme decepcionada en cuanto a la forma de manejar diferentes conflictos.

Empecemos por Arkadia. Jasper (Devon Bostick) descubre la lista de Clarke (Eliza Taylor) con los nombres de las 100 personas que sobrevivirán en caso de no encontrar otra solución contra la radiación. Parece ser que la inteligencia de Clarke aparece y desaparece según les conviene a los guionistas. Que la chica deje la lista al alcance de cualquiera no se lo cree nadie. Pero más chocante es todavía descubrir que Monty (Christopher Larkin) no está en la lista. Excuse me??!! ¿Cómo es posible que este chico, cuyos conocimientos han sido esenciales en diversas ocasiones para la supervivencia del grupo, no esté en la lista? Una vez más, Clarke está dispuesta a sacrificar a gente que quiere por el bien común, tal y como ha sucedido varias veces a lo largo de la serie, por lo que esta decisión no desencaja con la personalidad del personaje si tenemos en cuenta que su forma de liderar se suele basar más en la lógica que en el corazón. De hecho, las razones que ofrece son comprensibles: existen ingenieros mejor cualificados que Monty. Todo correcto. En mi opinión, el problema es que esta vez se trata de un recurso manido utilizado por los guionistas para sorprender al espectador y crear conflicto entre los skiers. Si dichos expertos son tan importantes como para merecer estar en esa lista, ¿por qué nunca los hemos visto en pantalla? No es necesario que tengan protagonismo en la historia, con un simple plano de ellos trabajando en grupo en alguna escena hubiera bastado para que la decisión de Clarke resultase más creíble.

Después de que Monty haga pública la lista y de que toda Arkadia se eche encima de la protagonista, Jaha (Isaiah Washington) propone otra opción para motivar y movilizar a las masas: se realizará un sorteo y solo las personas que hayan trabajado podrán ser seleccionadas. Pero, ¿es inteligente esta nueva propuesta? Al menos la lista sí lo era ya que no solo se daba prioridad a médicos e ingenieros sino a mujeres jóvenes y sanas que pudieran concebir hijos y así garantizar la supervivencia de la sky people. La idea de Jaha es arriesgada y existe una alta probabilidad de que ni siquiera se vaya a llevar a cabo. Recordemos las palabras del ex canciller: “La gente necesita SENTIR que tienen derecho a decidir su destino”.

Por su parte, el adventure squad formado por Abby (Paige Turco), Raven (Lindsey Morgan), Luna (Nadia Hilker), Murphy (Richard Harmon) y cía. se dirigen hacia la isla de Becca. El objetivo es encontrar el laboratorio de esta y que pueda servirles de ayuda para crear más nightblood. Este viaje sirve para el desarrollo de Luna, quien finalmente y gracias a Raven decide confiar en la sky people y aportar su granito de arena para lograr la supervivencia de la especie humana. A destacar la reflexión que hace sobre la violencia: "Torturamos, matamos, traicionamos y luego pretendemos ser más que eso para sentirnos mejor. Pero no lo somos." ¡Me encanta este personaje y me muero de ganas por ver su historia esta temporada!


Por otro lado, descubrimos que la isla está protegida por drones, los cuales acaban con la vida de
Nyko (Ty Olsson) al intentar proteger a Luna (Yu gonplei ste odon, Nyko). Pero, como ya sabemos, no hay nada que se le escape a nuestra inteligente y badass Raven, que logra hackear el sistema de seguridad de la isla y detener a los drones. En serio, ¿hay algo que no consiga hacer esta chica? ¡La adoro!



Hay dos cuestiones que me tienen bastante intrigada: ¿qué esconde Emori (Luisa D’Oliveira) y de qué peligro está protegida la isla? Estoy segura de que ambas están relacionadas. Está claro que la terrícola sabe algo y pronto lo descubriremos.

Mientras tanto en Polis, Kane (Henry Ian Cusick) le lee la cartilla a Octavia (Marie Avgeropoulos). No solo cuestiona su horrible forma de lidiar con la pérdida de Lincoln sino que le recuerda los ideales de éste: un verdadero guerrero sabe cuándo matar y cuándo no. Pero la joven Blake no se muestra muy dispuesta a querer escuchar este razonamiento así que Kane la envía a Arkadia para no poner en riesgo la alianza. Sin embargo, Roan (Zach McGowan) decide que ya no vale la pena respetar el pacto y considera a skaikru y trikru enemigos de la Ice Nation tras descubrir que los primeros no solo le habían estado ocultando el plan de reparación de la estación Alfa sino que además tienen una nightblood.

Así pues, Kane y Bellamy (Bob Morley) son encarcelados y Octavia logra escapar a tiempo tras ser testigo de la brutalidad con la que han actuado los icers contra trikru. De camino a Arkadia, Echo (Tasya Tales) logra alcanzarla. Y aquí es cuando, amigos, el guión chirría otra vez. Está bien que Octavia sea una badass y que haya tenido una de las evoluciones más notables de la serie, pero no resulta muy creíble que en cuestión de meses se haya convertido en mejor guerrera que los grounders, siendo capaz de luchar con tres soldados de la Ice Nation a la vez. Aunque… está bien, estáaaa bieeeen… “Estas cosas pasan en las series”, pensaréis algunos. Vale. Pero, en serio, ¿alguien se cree que es posible sobrevivir a esa caída de acantilado tras la herida de espada causada por EchoCaraPanda? ¡Que no nos engañen! No obstante, creo que es importante destacar cómo los guionistas han querido hacer un paralelismo entre esta "muerte" y la de Pike (Michael Beach), quien murió a manos de Octavia de la misma forma que ella ha estado a punto de hacerlo. Sin duda, un punto muy significativo para la historia del personaje esta temporada. De aquí en adelante solo puede aprender de sus errores. Me quedo con su frase final: "Take me home, Helios." ¿A dónde, Octavia? Creo que está claro. Ahora empieza el camino hacia su arco de redención.


A pesar de los fallos de guión, el capítulo ha sido emocionante y los guionistas nos han regalado momentazos como la
desgarradora escena en la que Bellamy cree que su hermana ha muerto, las bromas de Jasper, el momento emotivo entre Raven y Luna, y cómo no, la sonrisa de Clarke. ¡Cuánto echaba de menos verla sonreír!

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? ¡No dudéis en comentar!




COMENTARIOS