La producción valenciano-catalana “Mil cosas que haría por ti” se presenta en Málaga en la sección de estrenos especiales


90 minutos de malentendidos para reflejar en clave de comedia romántica lo que un chico es capaz de hacer por recuperar a su novia. La pérdida de un reloj, regalo de aniversario, desencadena una serie de situaciones surrealistas con atracos, persecuciones, mafias y un cúmulo de despropósitos que se van sucediendo uno detrás de otro.

En ella, su protagonista Daniel, decide recuperar a su novia tras una serie de decepciones sentimentales. Aconsejado por Elías, un amigo aficionado a la psicología, hará lo imposible por recuperar el objeto perdido y salvar su relación con Mónica, lo que desembocará una rocambolesca historia de líos entre policías y un ladrón de poca monta.

Producida por Alhena Production y bajo la dirección de Dídac Cervera, intenta sin mucho éxito fusionar los géneros de comedia y acción jugando constantemente con el espectador saltándose la cuarta pared. La utilización de este recurso, y la alteración constante del tiempo de  la narración, acaba resultando monótono y reiterante.

Pese a ser una película con la pretensión de entretener y hacer reír a la audiencia, no consigue conectar del todo con el espectador. La interpretación  de Carmina Barrios, en el papel de una mafiosa extorsionadora, acaba siendo el único papel destacable de la historia.

Impecable dirección de fotografía y utilización de muchos exteriores del centro histórico de Valencia, hacen que  la obra tenga un ritmo fresco y colorido cargado de acción. Comedia surrealista con trasfondo sentimental y detectivesco que se queda a medio camino de lo que podría haber sido una historia desternillante.

COMENTARIOS