Emma Watson o cómo triunfar siendo más estrella que actriz


Para muchos el Star System está muriendo porque el nombre de un actor en específico ya no es sinónimo de rentabilidad en taquilla pero esto es, en parte, porque cada día los títulos de los largometrajes están por encima de sus protagonistas. Hoy día la magnitud del estrellato no se mide por los dólares que producen sino por la cantidad de visitas que generan. En enero de 2017 se estrenó Múltiple (M. Night Shyamalam) y en dos semanas generó 100 millones de dólares frente a 9 millones de presupuesto. El éxito en taquilla de la película no se le atribuye a James McAvoy porque este no es una estrella. Es fácil saberlo porque a la fecha no ha generado algún vídeo viral (más allá de los que salen con su colega Michael Fassbender en cada promoción de X-Men) pero quien sí consigue generar mucho interés mediático y convertirse en un meme al menos una vez por mes es Chris Pratt, la última estrella de su generación quien por cada Guardianes de la Galaxia tiene un Los 7 Magníficos.

Alguien quien está más allá del bien y el mal es Emma Watson, su estatus no lo ha conseguido ni por ser un Vine humano ni por tener una carrera plagada de éxitos y aun así es probablemente la mayor estrella de su generación. El caso de la actriz francesa es ajeno al resto de sus colegas y por lo mismo es mucho más interesante.

Kristen Stewart, Jennifer Lawrence o Emma Stone comparten estatus con Emma Watson, de hecho, las cuatro han protagonizado franquicias de gran éxito comercial pero a diferencia de Emma, sus colegas cuentan hoy con un Premio Cesar, un Premio Oscar y una Copa Volpi respectivamente dando la sensación de que estas actrices han buscado nutrir su filmografía (y condición de actriz) con trabajos más arriesgados que Watson quien aun no ha tenido su momento pero su estrellato cada vez asciende más.

LA FAMA. EN TODAS SUS FORMAS

Si bien el nombre del protagonista es lo que menos influye en el éxito de la película no hay duda de que el título del filme tiene mucho que ver con la fama de su actor. Crepúsculo dio a conocer los nombres de Robert Pattinson y Kristen Stewart, Los Juegos del Hambre el de Jennifer Lawrence, Marvel el de básicamente cualquier actor acreditado en alguna de sus películas o más reciente Star Wars el de Daisy Ridley o John Boyega. Emma Watson no está exenta de que la historia se repita con ella y es que la fama tocó a su puerta gracias a la franquicia billonaria Harry Potter pero a diferencia de otros esto le ocurrió cuando tenía sólo 11 años.

En las películas basadas en la saga de J. K. Rowling, Emma da vida a Hermione Granger uno de los personajes principales que además representa la inteligencia, la cordura, la disciplina y la lealtad (hacia sus amigos), un personaje valiente, sensible y muy listo que se convirtió en el modelo a seguir de muchos niños y jóvenes en todo el mundo. Emma dio vida a Hermione durante más de una década, siendo cada vez más reconocible tanto por el personaje como por si misma. Si Emma Watson no hubiese interpretado a Hermione Granger probablemente hoy no seria tan famosa. Nunca lo sabremos. Pero ciertamente la actriz a lo largo de los años ha alimentado una imagen pública impecable. Hermione estaría orgullosa. En 2014 se graduó en Licenciatura Inglesa en la Universidad de Brown, ese mismo año dio un discurso sobre la igualdad política y social de géneros ante las Naciones Unidas como Embajadora de la Buena Voluntad de la ONU Mujeres e inició el movimiento HeForShe que busca inculcar el feminismo tanto en hombres como mujeres, además hoy día mantiene un club de lectura feminista con miles de fans de todo el mundo y hasta tiene un certificado como instructora de Yoga.

Emma Watson pudo ser un juguete roto en Hollywood pero decidió convertirse en una joven que fácilmente puede inspirar a muchos. En un mundo plagado de Kardashiams o Justin Biebers generando controversia es bueno tener una Emma Watson. Un rostro más afable disciplinado que tanto se necesita y que además nos hace saber que sí se puede "sobrevivir" en Hollywood.


UNA ACTRIZ. UNA CARRERA DE DECISIONES ERRÓNEAS.

En los últimos meses han suscitado tres acontecimientos relevantes en la vida de Emma Watson: el trailer (y cientos de spots, fotos y toda la mercadotecnia) de La Bella y la Bestia, el trailer de The Circle y la participación de la actriz en la Marcha de las Mujeres llevada a cabo en enero pasado. Las reacciones ante las tres situaciones no estuvieron muy lejos a lo que se esperaba: el trailer de La Bella y la Bestia se convirtió en el más visto en menor tiempo, nadie recuerda que en un par de semanas se estrena una película llamada The Circle (donde también aparecen Tom Hanks y John Boyega) y por supuesto el día 30 de enero y la semana siguiente las redes sociales se convirtieron en un depósito de imágenes de Emma marchando (en compañía de su madre) y siendo un amor con sus fanáticos. Emma Watson es estrella gracias a los titulares que genera fuera de un plató pero sin hurgar demasiado en su vida privada. Conocemos de Emma lo que ella quiere que se conozca y es ese perfil de joven correcta.

Artísticamente su vida ha estado llena de baches después de la era Harry Potter. Lo que parecía una de las carreras más prometedoras (con su participación en Las Ventajas de ser un Marginado) se convirtió en el inicio de un camino con muchos errores. The Bling Ring (2013) significó un choque estrepitoso en todo sentido, Noah (2014) es hasta la fecha la película menos ambiciosa de Darren Aronofsky y Regresión y Colonia (2015) son películas que el gran público les dio completamente la espalda (literalmente, porque ambas fueron fracasos en taquilla) y fueron destruidas por la crítica. Ciertamente Emma Watson no tiene ni un Cesar, ni un Oscar, ni una Copa Volpi pero es que a su carrera aun no ha llegado una Viaje a Sils Maria, una Silver Linnings Playbook o una La La Land o puede que una La La Land sí pero a última hora la actriz salió del proyecto lo que corrobora que Emma Watson necesita aciertos en sus carreras, retos que le permitan brillar.

¿ES LA BELLA Y LA BESTIA SU PELÍCULA DEFINITIVA?

Dentro de un par de días se estrenará la versión real del clásico La Bella y la Bestia el cual protagoniza Emma Watson (y con ella actores de la talla de Emma Thompson, Ewan Macgregor y Sir Ian McKellen). Cenicienta y El Libro de la Selva son alguna de las adaptaciones de han llegado antes y ambas han tenido un dominio brutal en la taquilla, así que siendo La Bella y la Bestia una de las películas más famosas de Disney no es difícil deducir que la cinta podría conseguir fácilmente 1500 millones de dólares y una vez más el éxito obtenido no se le atribuirá a sus protagonistas.

Por otra parte si llegase a ser buena (a nivel de críticas) también podría optar a los Oscar -de 2018- en los apartados técnicos (como Cenicienta en 2015) pero ¿podrá la película retribuirle cierto reconocimiento artístico a Emma Watson? Más allá de una cantada nominación a los Globos de Oro en Mejor Actriz de Comedia o Musical (cabe recordar que a la HFPA le encanta nominar y premiar estrellas) cuesta visualizar un reconocimiento (a pesar de que la veremos cantar y actuar)  porque una vez más parece que La Bella y la Bestia está destinada a curtir el estatus de estrella no su condición de actriz.

LO PRÓXIMO. EL PANORAMA NO CAMBIA

Emma está por cumplir 27 años, la edad que tenía Alicia Vikander cuando ganó su Oscar y la edad que tenía Emma Stone cuando ganó la prestigiosa Copa Volpi. Vamos, no estoy diciendo que Watson se está haciendo vieja sino que da la sensación de que su carrera está un poco estancada (más sí se compara con la de sus otras colegas) y este año después de estrenar La Bella y la Bestia y The Circle no hay ningún proyecto pendiente. Ni siquiera algún rumor por confirmar.

La última noticia respecto a su carrera fue el hecho de su cambio de agencia (ahora forma parte de la CAA) lo que indica que Emma tiene ánimos de seguir actuando. Ojalá y este hiatus se traduzca en que después de la ola de éxito inminente que se aproxima con la película de Disney, la actriz esté dispuesta a mirar al otro lado, entre esas películas que supongan un reto en su carrera. Más Ventajas y menos Bestias.

COMENTARIOS