Crítica: 'La Cura del Bienestar' (2017), de Gore Verbinski



La semana que viene llega a nuestro páis 'La Cura del Bienestar', el nuevo filme de Gore Verbinski, director de 'The Ring' y 'Piratas del Caribe', entre otros, el cual promete no dejar indiferente al espectador. El filme narra la historia de un ambicioso ejecutivo (Dane DeHaan) que es enviado en una misión secreta a un misterioso centro de bienestar en los Alpes suizos. El joven pronto sospecha que los tratamientos milagrosos del centro no son lo que parecen. Cuando éste empieza a desentrañar sus terribles secretos, su cordura es puesta a prueba, viéndose diagnosticado con la misma y curiosa enfermedad que mantiene allí a todos los huéspedes. 

Dane DeHaan se adentra de nuevo en la penumbra a través de un thriller psicológico de la mano del director Gore Verbinski. Un proyecto, sin duda, inquietante e ingenioso, pero, a la vez, un tanto frustrante que acaba por no satisfacer cada una de las necesidades que alberga el ser humano. Partiendo de grandes clásicos así como de blockbusters tan famosos como la destacable 'Shutter Island' de Martin ScorseseVerbinski juega con los sentimientos del público actual mediante el uso de la metáfora, el cuento y la fábula. De hecho, el propio filme se acaba convirtiendo en un enfermizo y raro sueño del cual el propio espectador no quiere escapar. 

Con una impresionante ambientación así como con una arrolladora fotografía, usando una variedad de tonos verdes–emocionales–típicos de las películas de Verbinski'La Cura del Bienestar' es un proyecto más visual que narrativo que no consigue crear un balance entre ambos conceptos. Probablemente, esto se deba a la duración del mismo. Que el espectador tenga que estar enfrentándose a un caso que se debate en círculos y no sale del mismo bucle durante dos horas y media no puede ser sano. Al final, no es el personaje de DeHaan quien necesita la cura sino nosotros mismos. Con una estructura un tanto desenfrenada, la cual no sigue unos patrones escritos, 'La Cura del Bienestar' se convierte en un concepto un tanto denso y repetitivo que no termina de aterrizar en el punto de mira para desvelar su gran secreto. 




Cuando creemos que ésta podría haber sido una de las mejores producciones de Verbinski hasta la fecha, el filme acaba convirtiéndose en una situación estrambótica a la cual le falta cohesión y sentido. Desafortunadamente, este proyecto no es para cualquiera y muchos miembros del público estarán mirando su reloj en las salas de cine antes de ni siquiera haber abordado el segundo acto. Sin duda alguna, una verdadera lástima, pues 'La Cura del Bienestar' podría haber sido una película de sobresaliente si quizá su director no se hubiese dejado llevar demasiado por la ambición y hubiese ido al grano recortando esos minutos de más. Al final, ese tiempo extra nos despoja del privilegio de poder sentirnos más cerca de los personajes así como de disfrutar de un gran villano, interpretado por Jason Isaacs, quien ha mostrado las mismas (y geniales) dotes artísticas que en su último proyecto, 'The OA', pero que, en este caso, no le han servido de mucho. 

Eso sí, por una extraña razón, y a pesar de la duración y la falta de sentido del nuevo filme de Verbinski, éste mantiene al espectador en tensión durante todo ese tiempo, haciéndole pensar en esos acontecimientos extraños que están ocurriendo constantemente en el mundo y de los que no somos conscientes. Ya solo por eso, el filme es todo un éxito. Quizá no tanto en cuestiones narrativas, pero sí en ámbitos artísticos y psicológicos. Un proyecto que es, sin duda alguna, muy digno y merece ser analizado de manera más profunda al igual que sus personajes.

Nota: 8.5/10

COMENTARIOS