Crítica: 'Ghost in the Shell' (2017), de Rupert Sanders


Hoy se estrena en nuestro país 'Ghost in the Shell', el nuevo filme de Rupert Sanders, director de 'Blancanieves y La Leyenda del Cazador, el cual está dando bastante de qué hablar al igual que lo hizo en su día los acontecimientos que tuvieron lugar en la vida privada del director con la promoción de su primera película junto a su protagonista, Kristen Stewart. 'Ghost in the Shell' está basada en la saga de ciencia ficción 'Ghost in the Shell' y narra la historia de "The Major" (Scarlett Johansson), un híbrido cyborg-humano femenino único en su especie, que trabaja en operaciones especiales y dirige un grupo operativo de élite llamado Sección 9. Consagrada a detener a los extremistas y criminales más peligrosos, la Sección 9 se enfrenta a un enemigo cuyo objetivo principal consiste en anular los avances de Hanka Robotic en el campo de la ciber-tecnología. 


Si bien 'Ghost in the Shell' ha estado en boca de todo el mundo desde que se anunció su casting, ésta también ha sido boicoteada desde el principio como lo está siendo actualmente su prima hermana: 'Death Note'. ¿Esos proyectos japoneses, los cuales deberían ser llevados a la pantalla por equipos de dicha raza y no por actores británicos o americanos para convertirlos en taquillazos exhibicionistas en Hollywood? Sí, los mismos. Independientemente del transfondo histórico (si es que tiene alguno coherente), 'Ghost in the Shell' es Scarlett Johansson luciendo cuerpo durante casi dos horas que dura el metraje. El espectador ya es conscientes de que la actriz tiene un cuerpo espectacular, pero no es necesario presumir de él ni tampoco hacérnoslo saber cada cinco minutos, a pesar de estar "oculto" tras una armadura. 

El problema del proyecto es que éste se limita a recrear secuencias del filme original sin otorgarles a éstas ningún tipo de alma o ligazón. Sanders, simplemente, no arriesga y quien no arriesga no gana. 'Ghost in the Shell' no aporta nada nuevo que no hayamos visto anteriormente en otros filmes como 'Blade Runner' o 'Matrix'. Es una película sin alma con una idea muy potente, la cual se ve condenada por el trascurrir de su poco peso dramático e influencia en el espectador. Visualmente, el filme es impresionante, sin embargo, en cuestión de lo narrativo, éste deja mucho que desear, haciendo que el público actual pierda el hilo de lo que actualmente está viendo y que los problemas expuestos desde un principio no se vean resueltos. Sin duda alguna, una verdadera pena, ya que 'Ghost in the Shell' es un proyecto muy entretenido que prometía ser un filme de sobresaliente y al final no ha estado a la altura de lo esperado, resultando ser así bastante decepcionante y una película del montón. 

NOTA: 7.5/10

COMENTARIOS