Review The Walking Dead 7x09 - "Rock in the Road" ¡Escena épica y curiosidades!

¡Hola amigos de los zombies! Por fin puedo decir que esta semana os traigo la review de un nuevo capítulo de nuestra queridísima (y a veces no tanto) The Walking Dead. El hype está por las nubes porque la guerra is coming, pero para ello se necesita un proceso de organización y reclutamiento de gente dispuesta a morir y perder extremidades (como bien dice Ezekiel). Capítulo tranquilito, al más puro estilo de la serie, pero que nos deja una de las escenas más bonitas en cuanto a matanza zomberil se refiere (neologismo a la vista). Sin más, seguidme al repaso del episodio con algunas curiosidades que hemos podido saber a lo largo de estos días. 

(A partir de aquí, SPOILERS)

No os lo voy a negar, ha sido escuchar el opening y me ha sabido a gloria, aunque la emoción dura poco cuando vemos que nuestro Padre Gabriel hace bomba de humo rateando la despensa de Alexandria y cuál es la sorpresa cuando te das cuenta de que está acompañado por el personaje misterioso que nos tiene a todos en vilo, que digo yo que si le tapan la cara todo el rato es porque nos quieren dar una sorpresa, ¿no? Con la Iglesia hemos topado amigos. Más tarde descubriremos que ha sido un secuestro en toda regla, aunque parecía bastante contento con la escapada. Veremos. 


Mientras tanto, el grupo ya unido mantiene una charla redundante con Gregorio, ese personaje tan corto de luces que todos queremos que muera pero misterios de la vida, sigue vivito y coleando. El caso es que Hilltop quiere ir a la guerra pese a que su líder necesite pañales cada vez que se menciona a Negan (Jeffrey Dean-Morgan). Y por fin se produce el esperado encuentro entre el Rey Ezekiel y Rick (Andrew Lincoln) y compañía. No sé vosotros, pero cada vez que se burlan de toda la parafernalia que tienen allí montada me siento muy identificada con ellos (a parte de reírme, claro), es como mezclar el lado más realista y salvaje que llevamos viendo durante toda la serie con un mundo salido de Disney, hasta te da pena que llegue la guerra y se estropee la paz que tienen entre aquellos muros. 

Durante la estancia allí me quedo con varios momentos, apartando el hecho de que obviamente Ezekiel no quiere ir a la guerra para que no se pierdan más extremidades y vidas en el proceso, aunque se queda con Daryl (Norman Reedus) para compensar que se baja del barco. Podemos respirar tranquilos al fin por la vida de Dixon ahora que está bajo la protección de su Rey, cuando nos estábamos acostumbrado a verlo con el grupo, ¡nos los vuelven a separar! la cara de Daryl al quedarse en los mundos de Yupi es un poema. 



Destacar el creciente protagonismo de Jesus (Tom Payne) en la trama y dentro del mismo grupo, recordemos que su entrada en la serie fue bastante cómica y aventurera para el espectador, no tanto para Rick y Daryl que lo sufrieron en sus carnes. Ahora es un miembro más del clan y quiere luchar y cambiar las cosas, ha arriesgado su vida a petición de Sasha (Sonequa Martin-Green) en episodios anteriores y está dispuesto a seguir las órdenes de un renovado Rick, que tengo que decirlo, ¡POR FIN HA VUELTO! Y prueba de ello es su barba, ya sabéis, esto es como Sansón, cuánto más le crezca el bello facial a Rick, más agresivo se va a poner el asunto (un segundo de silencio por aquella carótida desgarrada). Como todos sabemos, este conflicto explotará en la cara de Ezekiel tarde o temprano y tendrá ir a la guerra como el que más, sólo espero que Shiva pueda estar sana y salva lo que queda de temporada.


Una cosa que aún nos sigue doliendo a muchos es cuando mencionan a los caídos, sobre todo a Glenn (Steven Yeun), como si quisieran recordarnos de vez en cuando el porqué de todo esto ¿sabéis? Y podría haber estado peor si la destinataria del mensaje hubiera sido Carol (Melissa McBride), aunque de momento nos quieren matar de agonía y no reencontrarlos, para mí que se guardan alguna jugada maestra de nuestra Rambo particular en el último momento (recordemos cómo voló Terminus en menos que se mata un zombie). Otro de los personajes que está cobrando más protagonismo esta temporada es Rosita (Christian Serratos) aka la experta en desactivar bombas en un pispás. El caso es que acaban robándole a Negan unos explosivos y marchando a Alexandria para llegar justo a tiempo a la visita de Los Salvadores, que ya venían a por Daryl y su cabeza. Esto es administrar el tiempo y no lo que hago yo en mi día a día; primero Hilltop, luego El Reino, robamos unos explosivos de camino a casa y recibimos a nuestros opresores con una sonrisa inocente, one point para los chicos


Entre tanto, Sasha (cuyo futuro está en el aire al conocerse que la actriz será la nueva protagonista de Star Trek: Discovery, aunque los creadores de la serie afirman que ella puede compaginar varios trabajos…) intenta un acercamiento con Rosita de lo más desastroso, desde mi punto de vista y ésta es mi opinión, la contestación que recibe Sasha me parece horrorosa, para mí es mucho más íntimo sobrevivir juntos cada día, algo que crea lazos que no se pueden negar, pero nada, parece que ambas seguirán en ese tira y afloja porque compartieron ligue, sin más. 

Pero si algo nos ha dejado este capítulo, es sin duda, una escena épica en cuanto a matanza de zombies que hayamos visto hasta ahora. A mí personalmente me ha encantado y la he gozado muchísimo, de hecho, ha batido el récord de muertes en un capítulo, las cuales ascienden a ¡300! Muchos diréis que realmente no están muertos puesto que los parten por la mitad, pero posteriormente explotan, así que debemos suponer que sólo quedan tripas secas por el suelo. Yo el fallo lo veo más en que ya se ha perdido totalmente el miedo a los bichejos, vemos como Michonne (Danai Gurira) y Rick caminan alrededor de una buena horda de zombies sin recibir ni un rasguño… esto en las primeras temporadas era impensable, a menos que llevaras sesos encima. Ojo que yo siempre vi muy surrealista (más aún) que con las uñas se pudiera iniciar la conversión (por sucias que éstas estén), pero ahí está la cuestión. De todas formas, lo más Ciencia Ficción que tiene la serie es el verano eterno, quizás estén en el universo de Juego de Tronos y las estaciones duren años, pero no se ve que el “Winter is coming” vaya a suceder, siete temporadas y muertos de calor en todas ellas, qué lujazo oye. 


Deciros que esta escena no estaba prevista en el planteamiento inicial y que fue escrita posteriormente, esto es lo que ha dicho Greg Nicotero, director del episodio: 

“No estaba en el guion. Queríamos que el episodio tuviese un momento explosivo a la vuelta, siempre volvíamos con algo así. Sabíamos que teníamos mucha presión por lo que hicimos en la última premiere y estábamos en plan: '¿Cómo vamos a superar eso?'. El guion, un gran guion, básicamente estaba escrito, sólo se empujó un poco. [...] Cuando leí el primer boceto pensé: 'Está aquí mismo'. Les dije: 'Si hubieseis tenido otro día para trabajar en el guion os habríais dado cuenta. Tenéis la oportunidad perfecta”

(Menos mal que se les ocurrió, sin duda, es la gran guinda del capítulo)


El episodio nos deja un final abierto donde los chicos descubren una nueva comunidad de personas cuyas intenciones aún no sabemos y no tenemos idea de si tiene relación con el personaje misterioso. Lo que sí conocemos por entrevistas previas es que serán clave para el desarrollo de la segunda mitad de temporada y teniendo en cuenta que Rick necesita carnaza para la guerra, el tío no hace otra cosa que reírse en sus caras cuando le apuntan con un montón de armas, así es el nuevo Rick chicos, y a mí me encanta. 


Sin querer alargar demasiado el artículo, no podía marcharme sin comentar el salseo que ya sabéis que tanto me gusta. Por un lado, los momentos Richonne me dan la vida, y más si se activan en modo “badass” y se marcan un Fast and Furious. Carl (Chandler Riggs) y Enid van viento en popa, pero mi gozo en un pozo porque mi pareja soñada, aquella que ya os dije hace unas semanas, parece que finalmente no podrá ser… sí, os hablo de Daryl y Jesus, según los creadores no habrá nada romántico entre ellos, ¿nos lo creemos al 100%? Dejadme en comentarios qué pensáis al respecto. 


Sin más, yo me despido hasta dentro de unos días. Y recordad: “muere como un héroe o vive lo suficiente para convertirte en un villano” (esto va para ti, Ezekiel, con cariño). 

¡Hasta la próxima! Para cualquier comentario o duda, aquí tenéis mi Twitter: María


COMENTARIOS