Review Supernatural 12x10 - "Lily Sunder Has Some Regrets"



Después de un regreso difícil, Supernatural regresó a la pista con un caso bastante interesante. No mostró nada realmente nuevo ni desarrolló una nueva parte de su mitología, pero exploró un lado poco virtuoso de los  Ángeles.

Uno de los aspectos más interesantes de la serie ha sido siempre como han desarrollado los detalles de la Biblia en este universo. Los ángeles y los demonios no son necesariamente buenos o malos, ambos están inmersos en una batalla eterna. Por lo tanto, es interesante cuando deciden mostrarnos sus valores (o la ausencia de ellos) en ambos lados de la moneda. El relleno de esta semana nos presenta la "dualidad angelical" una vez más, lo que desemboca en una venganza (o justicia).


Lily nos hizo ver otra vez el lado oscuro de los Ángeles

La historia de Lily Sunder la vamos conociendo a lo largo del episodio, que cambia de rumbo casi al final, algo que no pilla por sorpresa tal y como iba progresando la histora. El lado no tan amable de los Ángeles se ha mostrado varias veces a lo largo de las temporadas, por lo que el incidente en sí que presenta este caso no fue una gran sorpresa para el espectador. De todos modos, las actitudes de Lily se vuelven comprensibles y era difícil no estar de su lado, especialmente en su conversación con Castiel cerca del final, el cual fue el gran protagonista de este capítulo.


Castiel protagonista del capítulo

De hecho, todo esto sirvió para que las diferencias entre Dean y Castiel llegaran a buen puerto, después del gran enfado que el Winchester tenía debido a las posibles consecuencias del pacto roto con Billy del anterior capítulo.

Ya estamos casi a mitad de temporada y tenemos varios frentes abiertos: la relación de lo hermanos con Mary, Lucifer, los hombres de las letras británicos y ahora el posible hijo de Lucifer. La pregunta es, ¿cómo va a encajar todo esto para dar sensación de continuidad?, pronto lo sabremos...



COMENTARIOS