Crítica: 'Manchester frente al mar' (2017), de Kenneth Lonergan



La tan aclamada 'Manchester frente al mar' llega a nuestro país el próximo 3 de febrero. El nuevo filme de Kenneth Lonergan cuenta la historia de Lee Chandler (Casey Affleck), un fontanero que se ve obligado a regresar a su pequeño pueblo natal tras enterarse de que su hermano ha fallecido. Allí se encuentra con su sobrino de 16 años, del que tendrá que hacerse cargo. De pronto, Lee se verá obligado a enfrentarse a un pasado trágico que le lleva a separarse de su esposa Randi (Michelle Williams) y de la comunidad en la que nació y creció.

'Manchester frente al mar' ha sido excesivamente valorado por la crítica, pero ¿realmente vale su peso en oro? o ¿es un proyecto que está demasiado sobrevalorado? Desafortunadamente, uno no puede luchar contra los pretextos de la moda, pero si se puede combatir para ofrecer una opinión diferente a la del resto. Una vez más, estamos ante un filme que irradia valor, pero no tanto como el que nos quieren hacer creer los críticos. 'Manchester frente al mar' es un filme ejemplar y emocionante que arrasa allí por donde pasa; especialmente gracias a la soberbia actuación de Casey Affleck, quien ya ha demostrado que transmitir diversas emociones dramáticas (amor, ira, humor…) mediante una sola expresión en el rostro es bastante complicado.




Aun así, a pesar de toda esa emoción que 'Manchester frente al mar' nos proporciona a través de su conmovedora banda sonora, brillante guión y sensibles interpretaciones, Lonergan nos acaba ofreciendo una película demasiado lineal y plana, sin acontecimientos extremadamente exagerados, donde la segunda parte del filme se vuelve repetitiva sin que surja ninguna alteración aparente entre la relación tío/sobrino. De manera que el desarrollo dramático no presenta ningún tipo de inquietud, haciendo que cada uno de los momentos remarcables de la vida del protagonista acaben desvaneciéndose y quedándose en la simple miseria. Al final, el espectador se acaba preguntando si de verdad existe un final alternativo o si las dudas surjidas al acabar el filme son completamente normales advirtiéndonos así de que la vida no es perfecta y que no hay forma de arreglar la de nuestros protagonistas.

En definitiva, 'Manchester frente al mar' podría estar considerada como un retrato o una oda hacia la libertad donde el amor, la desigualdad y la seguridad, entre otros muchos sentimientos, van juntos de la mano. No obstante, no siempre la combinación entre ellos es la correcta y más si se desarrollan dentro de un proyecto de dos horas que se queda totalmente estancado en el mismo punto de anclaje. Por mucho que nos cueste admitirlo; éste se acaba volviendo un tanto soporífero y demasiado espeso como para poder tan siquiera soportarlo sin salir depresivo de la sala de cine. Es pues 'Manchester frente al mar' un gran proyecto? Sin duda alguna, la respuesta es que sí, pero quizá esté demasiado sobrevalorado con la etiqueta de "la mejor película de culto en años".

NOTA: 7.5/10

COMENTARIOS