Camino a los Oscars 2017: Mejor director


Continuamos analizando las categorías de la edición número 89 de los Oscar, que se celebrarán este próximo domingo 26. Y lo hacemos con una de las categorías más importantes, la de mejor director. De los cinco directores nominados este año, tan solo uno sabe lo que es ser candidato al Oscar previamente (y además, ganarlo) Los cinco candidatos cubren diferentes géneros cinematográficos (musical, ciencia ficción, bélico, drama…) y, aunque hay un favorito claro, vamos a analizar los candidatos a la categoría:


Barry Jenkins (Moonlight)

Una película de afroamericanos con la homosexualidad como uno de sus temas principales. No le tuvo que resultar sencillo sacar adelante el proyecto a Barry Jenkins, pero el resultado desde luego ha merecido la pena. “Moonlight” es una cinta con muchas virtudes, y una de ellas es el gran trabajo de Jenkins tras las cámaras, algo que ha llevado a la película a ser lo más parecido a una alternativa a “La La Land”

Jenkins saca todo el jugo posible a una historia con un gran potencial que se ve desarrollado a lo largo del metraje. El director aporta muchas cosas en cada uno de los tres segmentos que componen la cinta, consiguiendo momentos dramáticos, emotivos y otros que resultan poéticos. “Moonlight” no es una cinta que esté dejando indiferente a casi nadie. Tampoco a los académicos, pero solo el hecho de no querer que la cuenta de premios de “La La Land” sea mayor acercaría a Jenkins a una estatuilla, pues habrá muchos que considerarán que las previsibles victorias de “Moonlight” en actor secundario y guión adaptado son ya premio suficiente. No obstante, de haber alternativa a Damien Chazelle, sería Barry Jenkins.


Damien Chazelle (La La Land)

El gran favorito para hacerse con la estatuilla. Tras haberse dado a conocer con la genial “Whiplash” hace un par de años, Chazelle pudo, gracias al reconocimiento obtenido con esta película, llevar a la gran pantalla una cinta en la que llevaba años trabajando. De La La Land ya se ha hablado mucho y tiene casi todas las papeletas para convertirse en la gran triunfadora de la noche, y buena parte de la culpa la tiene su joven realizador, que este año se ha llevado todos los premios importantes, incluyendo DGA, Bafta y Globo de oro.

La intensidad que Chazelle demostraba en “Whiplash” sigue presente en “La La Land”, aunque de una forma menos directa y más clásica y evocadora. Al director se le nota la pasión que siente por la historia que está contando, lo que sumado a un gran trabajo en el apartado técnico ha permitido que “La La Land” sea el éxito de crítica y público que es hoy día. No sería la primera vez que la academia separa los premios de director y película, pero este año parece claro que esas dos categorías van a ir de la mano.


Denis Villeneuve (La llegada)

Denis Villeneuve lleva ya un tiempo siendo uno de los directores más interesantes del panorama cinematográfico, contando en su filmografía con cintas tan interesantes como “Prisioneros” o “Enemy”, y ha alcanzado su primera nominación con un género con el que no es nada sencillo acceder a los grandes premios, como es la ciencia ficción.

Es precisamente por eso por lo que su nominación ya parece ser bastante premio. Nadie discute el gran trabajo que el realizador canadiense realiza en la cinta protagonizada por Amy Adams. Incluso en un año en el que no hubiera un favorito tan claro como este, sería difícil que Villeneuve se llevará el premio (su precedente más favorable sería el triunfo de Alfonso Cuarón por “Gravity”, aunque no sea una cinta de ciencia ficción)

Esta nominación premia, además de su trabajo en esta cinta, su gran trayectoria hasta el momento, y seguro que el director tendrá más oportunidades en el futuro para conseguir la estatuilla (seguramente con otro género)


Kenneth Lonergan (Manchester by the sea)

“Manchester frente al mar” es una cinta que ha dado varias vueltas antes de llegar a la gran pantalla. A Lonergan le encargaron escribir un guión que en un principio iba a dirigir y protagonizar Matt Damon. Al final, la acabó dirigiendo Lonergan y protagonizando Casey Affleck.

La contención es la principal seña de identidad de la película, al igual que la de su protagonista, encarnado por Casey Affleck. Lonergan ha convertido “Manchester frente al mar” en una película que no hace concesiones al espectador, y que deja a un lado los efectismos para presentar un dramón que se cocina a fuego lento. Su trabajo es efectivo y acorde a la forma en la que se desarrolla la película, aunque es también el menos vistoso de los cinco nominados. La cinta es la probable tercera opción tras “La La Land” y “Moonlight”, pero Lonergan se encuentra en una situación similar a la de Jenkins (aunque un peldaño por debajo) Su cinta tiene muchas papeletas para llevarse actor principal y guión original, por lo que se puede considerar que ya es suficiente premio.


Mel Gibson (Hasta el último hombre)

Han pasado más de 20 años desde la noche en que Mel Gibson triunfó en los Oscar con “Braveheart” Desde entonces, dos películas que solo llegaron a la temporada de premios en categorías técnicas y una progresiva caída de su imagen pública le han alejado de volver a alcanzar la gloria, pero este año, el director y actor ha vuelto a las grandes ligas.


Mel Gibson podrá ser una de las peores personas del mundo, pero es un gran director. Con “Hasta el último hombre” nos presenta la historia de Desmond Doss, un objetor de conciencia que insiste en ir a la guerra para poder ayudar a sus compañeros como médico sin portar un arma con él. La cinta se divide en dos mitades bien diferenciadas: una más tranquila donde vemos los problemas de Desmond y una segunda en la que la guerra es la principal protagonista. En ella, Gibson no hace concesiones y despliega la batalla de una forma espectacular, que le hace merecedor sin duda de un hueco entre los cinco nominados. La película ha conseguido además otras cinco nominaciones, pero lo más seguro es que se tenga que conformar con alguna técnica (montaje de sonido, por ejemplo) La nominación es para Gibson un reconocimiento y una forma de darle de nuevo la bienvenida. Esperemos que no pasen otros diez años para ver otra película suya.

Ganará: Damien Chazelle
Podría ganar: Barry Jenkins
Debería ganar: Damien Chazelle

COMENTARIOS