Camino a los Oscars 2017: Mejor Actriz Secundaria


El año pasado la Academia estuvo impregnada de controversia no sólo por el sonado #OscarSoWhite sino por el polémico fraude de categorías. Alicia Vikander y Rooney Mara, claras protagonistas, fueron desplazadas a la categoría secundaria para multiplicar las posibilidades de triunfo y de hecho la idea de las distribuidoras funcionó y la primera acabó ganando. Más allá de un triunfo forzado sobre otras actrices que sí eran secundarias está el hecho de que otras interpretaciones potentes quedan fuera.

Este año la cosa ha ido más equilibrada. Las cinco actrices nominadas desempeñan roles de reparto desde Michelle Williams quien interviene en poco más de tres escenas en Manchester by the Sea, hasta Viola Davis que si bien interviene en parte importante del metraje de Fences, su personaje siempre está a disposición del personaje de Denzel Washington, auténtico protagonista. El quinteto lo completan Naomi Harris por Moonlight, Nicole Kidman por Lion y Octavia Spencer por Hidden Figures quienes al igual que sus compañeras sus trabajos no están faltos de relevancia pero están siempre a disposición de los personajes principales.


VIOLA DAVIS, FENCES.

Este año Viola Davis se convirtió en la actriz afroamericana con más nominaciones al Oscar (tres en total) y como dicen por allí a la tercera va la vencida porque ni en 2009 por La Duda ni en 2012 por Criadas y Señoras la actriz estuvo tan cerca de la estatuilla como si lo está ahora mismo gracias a su trabajo en Fences. En la cinta de Denzel Washington, Viola interpreta a Rose una mujer devota a su esposo y su familia que lidia cada día con la frustración de no haber alcanzado lo que una vez se plantó como destino.

La actriz ya fue laureada por ese mismo personaje (ganando un Tony) y está muy cerca de repetir la historia en los Oscar. Su personaje es avasallante, y su fuerza interpretativa retumba en la pantalla grande cada vez que se apodera de la historia. Hasta la fecha no se le ha escapado ningún premio importante y aunque entre las cinco nominadas es quien aparece parece más tiempo frente a la cámara, su rol sigue siendo secundario así que no estamos ante un fraude como el año pasado.


NAOMI HARRIS, MOONLIGHT.

Naomi Harris es una actriz secundaria por excelencia, su filmografía agrupa títulos interesantes como Skyfall o dramas adultos como Mandela: Long Walk to Freedom pero en ninguna ocasión había recibido mayor reconocimiento del que está gozando en esta temporada de premios gracias a Moonlight, una de las películas del año. En la cinta de A24 Harris da vida a la problemática madre de Chiron, el protagonista, aunque su personaje tiene un desarrollo impecable (a nivel de historia) no deja de ser un factor en la vida del personaje principal. La británica rodó sus escenas en sólo tres días tiempo suficiente para brindar una interpretación brillante. Ha consolidado varios premios de la crítica y se espera que los BAFTA le premien en secundaria a menos que la victoria de Davis sea contundente y prefieran premiar a esta.


NICOLE KIDMAN, LION.

La cuarta nominación de Nicole Kidman llega gracias a su trabajo en Lion. Después de dar varios tumbos en su carrera artística con trabajos de dudosa calidad, retoma el sendero del bien en la producción australiana Lion que distribuye The Wenstein Company. Nicole interpreta a la madre adoptiva del protagonista, una mujer abnegada al bienestar de sus hijos. Su personaje aparece en escenas muy puntuales pero que le permiten a Kidman lucirse (como es costumbre) y su última escena es una bestialidad.

Hasta la fecha Nicole no se ha llevado ningún galardón importante pero suponemos que el reconocimiento viene con su nominación porque ha estado en todos lados y lo merece.


OCTAVIA SPENCER, HIDDEN FIGURES.

Otra que este año ha hecho historia es Octavia Spencer porque gracias a su nominación por Hidden Figures podría convertirse en la primera actriz afroamericana en ganar un segundo Oscar. Un dato que es desolador. Spencer se llevó la estatuilla a casa en 2011 gracias a la mítica Minnie en Criadas y Señoras. El personaje contaba con mucha carisma que permitía conectar con el gran público -caracteristicas dotadas por la actriz- en Figuras Ocultas Spencer vuelve a jugar con el mismo material pero su personaje no tiene tanto juego dentro de la trama como si lo tenia en Criadas y Señoras. De hecho su interpretación podría ser inferior en comparación a sus compañeras pero su nominación podría servir como reconocimiento a un elenco que funciona gracias a la complicidad que se palpa en la pantalla.


MICHELLE WILLIAMS, MANCHESTER BY THE SEA.

Michelle Williams es otra que suma una nueva nominación a su repertorio, hasta la fecha lleva cuatro. Todo indicaba que este año, por primera vez, no se iría a casa con las manos vacías porque desde la primera proyección de Manchester frente al Mar en Sundance (en enero de 2016) la actriz no ha recibido otra cosa sino halagos pero desde que se dio a conocer que Viola iría como secundaria, las opciones de Williams se borraron en un segundo.

En comparación a las otras nominadas Williams es quien aparece menos tiempo en pantalla y solo cuenta con una escena que le permite lucirse sin reservas y desde luego fue la que le dio la nominación pero es que el trabajo emocional de la actriz (junto con el de Casey Affleck) es demoledor.

Aparentemente nada impide el triunfo de Viola el domingo 26 de febrero pero si existiese una mínima posibilidad de que la actriz de Fences se vaya de vacío sería a favor de Michelle Williams.

Ganará: Viola Davis por Fences. Podría ganar: Michelle Williams por Manchester by the Sea.
Debería ganar: Viola Davis por Fences.
Debería estar nominada: Janelle Monáe por Hidden Figures.

COMENTARIOS