5 razones para seguir a… James D'Arcy



2017 sigue avanzando a pasos agigantados. Hace apenas un par de días estábamos todos tomándonos las uvas y ya casi estamos en marzo y a punto de comenzar la primavera. ¿Quién lo iba a decir? El tiempo pasa, sí, pero no solo de manera figurada, sino que eso también se hace patente en nuestros posts en Los Lunes Seriéfilos. Por tanto, y como cada semana, hoy le dedicamos la nueva entrada de 5 razones al inglés James D'Arcy; un actor (bastante infravalorado) que se hizo con nuestros corazones en películas como 'Master and Commander' o 'El Atlas de las Nubes', pero también con otros proyectos como 'Agente Carter' o el filme español 'Gernika'. El británico está a punto de estrenar 'Dunkirk' de Christopher Nolan y, a su vez, tiene un futuro muy prometedor por delante. ¿Queréis saber un poquito más sobre él? ¡Seguid leyendo!


1. DOWN TO EARTH

James D'Arcy nació en Londres, Inglaterra, con el nombre de Simon Richard D'Arcy. El actor fue criado por su madre, Caroline (O'Connor), una enfermera. Se formó en LAMDA (London Academy of Music and Dramatic Art) y se graduó en julio de 1995. Una anecdota curiosa sobre el actor es que tal era su emoción por haberse graduado que el mismo día que lo hizo acabó dejándose su diploma en un autobús. Hasta los más grandes son un poco despistados a veces ;). 


2. NO AL LUJO

A pesar de haberse críado en Londres, James también tuvo la oportunidad de estudiar en Nueva York. Cuando era apenas un adolescente solía desplazarse muy a menudo desde el sur de Filadelfia hasta Nueva York para asisitir a las clases de teatro de Stella Adler. Cuando se le pregunta por su relación con la fama, el actor responde lo siguiente: "No tengo ninguna expectativa como actor y ser rico y famoso no entra dentro de mis planes o de mis objetivos futuros. Realmente, no soy nada ambicioso. Estoy más interesado en disfrutar de mi vida y cuidar de mi familia que de tener éxito. Hay mucha gente a la que admiro y respeto, pero no quiero ser como ellos. Estoy muy contento de ser quien soy".


3. MUY TRABAJADOR

Al parecer, James ha estado en cualquier esquina del planeta, ya que el británico también viajó a Australia cuando era adolescente para trabajar en el departamento de drama de una escuela en Perth. En su regreso a casa es cuando decidió finalmente que quería convertirse en actor. Desde entonces, no ha parado de trabajar y de ofrecernos grandes proyectos y personajes en cada uno de ellos. 







4. PASIÓN POR LA MÚSICA

A parte de actor, James también es músico y es algo que no nos debería extrañar porque todos los ingleses lo llevan un poco en la sangre. Es raro que un actor británico no sepa tocar algún instrumento o que la música sea su segunda profesión. De hecho, no solo se convierte en una de sus pasiones, sino que también es algo un poco "obligatorio" en un país como Inglaterra. Si eres artista o te dedicas al mundo del arte, debes de ser muy abierto de mente y ser capaz de hacer varias cosas a la vez. Hoy en día, no es conveniente que uno se quede estancado en un determinado sector, ya que no consigues abarcar la mayor de las experiencias. En 1970, James hizo un tour por todo el país como cantante con el comediante Buddy Hackett. El actor también ha sido digirido en otros proyectos por cantates como Madonna


5. MIEDO A LO DESCONOCIDO

La última curiosidad de James no debería sorprenderle a muchos, pues demuestra, una vez más, que no deja de ser una persona normal y corriente como cualquiera de nosotros. Ésta es tan sencilla de comprender que resulta hasta cómica. El actor se niega a ver películas de terror a pesar de haber protagonizado unas cuantas. Por suerte, los nuevos proyectos que tiene pendientes a estrenar en los próximos meses no están relacionados con dicho género. 

COMENTARIOS