Review Vikings 4x16- "Crossings"


Causas y consecuencias. Es lo que estamos pudiendo ver en los últimos episodios de Vikings. Toda acción tiene su consecuencia, y las de nuestros personajes no pueden ser menos. Ragnar decidió que había llegado su hora, y pudo planificar como quería ese final, y lo que este a su vez iba a provocar, y eso a su vez ya se está fraguando. 

En Wessex saben que los hijos de Ragnar van a querer venganza. Ecbert cree que su trato con Ragnar le librará de sufrirla, pero Aethelwulf le hace ver que el trato no lo hizo con Ivar, y que este también es un vikingo poderoso. Aún así, Ecbert se muestra tranquilo (o eso o ya le da casi todo igual) y le encarga a su hijo la defensa del reino para cuando lleguen los vikingos. Él, mientras tanto, prefiere dedicarse a Alfred.


Efectivamente, el pensamiento de venganza está ahí, aunque parece que más claramente en Ivar, al que le invade la ira tras la muerte de sus progenitores. Obviamente quiere vengar a su padre, pero sabe que la causante de la muerte de Aslaug está más cerca. Mientras que Ubbe y Sigurd prefieren que de momento impere la cautela (no saben con seguridad si Ragnar está muerto, y si de estarlo Laguertha seguirá manteniéndolos con vida) Ivar se presenta en el salón del trono y desafía a la reina a un combate. Laguertha (que, curiosamente, también ha ordenado fortificar Kattegat) se niega, pero la advertencia de Ivar de que acabará matándola en algún momento se queda grabada en ella. Y es que volver al trono le trae muchos recuerdos a Laguertha, que no sabe que pensar acerca de si Ragnar está vivo o muerto. Las dudas parecen disiparse cuando una noche ve a su ya difunto ex marido, teniendo lugar una emotiva escena. Parece que Ragnar va camino del Valhalla, algo que le confirma el profeta cuando va a visitarle. Y también le confirma lo que Laguertha ya pensaba: será asesinada por uno de los hijos de Ragnar. 

Bjorn, mientras tanto, prosigue el avance de su expedición, y finalmente llegan a su primer destino, España, dominada por los musulmanes por aquel entonces. La ciudad de Algeciras es la primera en ser asaltada por los vikingos, que no encuentran mucha resistencia. La forma de actuar durante el saqueo es reflejo de la situación de cada uno. Rollo está feliz y vuelve a sentirse vivo. Floki está desorientado, y ahora mismo no sabe lo que quiera ni lo que busca. Y su entrada en la mezquita árabe, por la que se siente irremediablemente atraído, no lo mejora. Me recuerda en parte a aquel Ragnar tan perdido de hace un tiempo, aunque no veo a Floki teniendo una crisis de fe. La importancia del componente religioso sigue presente en él, y eso le permite respetar a los musulmanes e impedir que les asesinen en la mezquita. Es posible que esto acabe trayéndole discrepancias con el resto del grupo. Quizá con el rey Harald y su hermano, con los que hasta ahora siempre se ha llevado muy bien (y que ya están pensando en destronar a los Lothbrock mas temprano que tarde) Helga, por su parte, quiere tener otro hijo con Floki, algo a lo que este se niega en redondo. Así que, a cambio, acaba recogiendo a una niña que se ha quedado huérfana durante el saqueo. La primera incursión ha sido un éxito y han alcanzado su objetivo: el mediterráneo, llegando más lejos de lo que lo había hecho ningún vikingo.


Finalmente, los cuervos, esos cuervos que se encuentran frente al foso convertido en la tumba de Ragnar, envían un mensaje. Y lo hacen acompañando ni mas ni menos que a Odin, que se persona en Kattegat. Una representación del mismo, mas bien. La falta de un ojo parece indicar eso (¿casualidad que sea el mismo que Ragnar prácticamente pierde durante la paliza previa a su muerte? Más de una vez han llamado a Ragnar descendiente de Odín. No significará nada, pero me gusta lo bien hilados que están esos detalles) Ivar, Ubbe, Sigurd, Hvitserk y Bjorn son los receptores del mismo: su padre ha muerto. Ragnar ya está en el Valhalla, y en algún momento se reunirán con él. Pero sus palabras permanecen, y ellos también. Unos están lejos, pero otros están más cerca. La idea de un gran ejército va a comenzar a germinar. Que les sea propicio. Lo disfrutarán. Y nosotros, como espectadores, también. 


COMENTARIOS