Crítica: “Loving” (2016) de Jeff Nichols


En el último lustro el cine y su audiencia han sido testigos de talentos emergentes que de manera intencional o no están colaborando  para renovar el séptimo arte y ser, como se le conoce popularmente, la generación de relevo. Uno de esos talentos es el americano Jeff Nichols cuyo sello personal está notablemente presente en trabajos como las aplaudidas "Take Shelter" y "Mud" o la irregular "Midnight Special" que estrenó el año pasado. Pero fue precisamente el 2016 uno de los mejores años en la carrera profesional de Nichols pues también estrenó (por primera vez en Cannes) "Loving" una película que ha cosechado varios reconocimientos y que finalmente llegará este viernes a las carteleras españolas.

"Loving" cuenta la historia real de Richard y Mildred Loving, un hombre blanco y una mujer negra quienes al casarse en la década de los sesenta en Estados Unidos debieron enfrentarse a las leyes nacionales debido a que el matrimonio interracial era penado por las mismas. Ambos personajes están interpretados por Joel Edgerton quien da su mejor trabajo hasta la fecha, una interpretación bastante introspectiva, apoyada en miradas y mínimos gestos logrando transmitir las emociones de su personaje, un hombre que a pesar de la situación debe permanecer todo el tiempo en pie para darle apoyo a su esposa; Ruth Negga se encarga de darle vida a Mildred y cuya interpretación también se denota por la sutileza, el uso clave de las miradas y la voz como principal herramienta para transmitir la pureza y la bondad que caracteriza a su personaje.

Por su parte Jeff Nichols también se encarga del guión y opta por la simpleza de la historia dejando como protagonista principal el amor del matrimonio Loving, desencadenante de todos los hechos posteriores los cuales debieron enfrentar, desde la atención de los medios hasta los esfuerzos judiciales de los que la pareja fue parte. "Loving" es una historia sutil, plausible pero intensa y su banda sonora, cuya melodía principal es suavidad hecha música contrasta muy bien con lo que se ve en pantalla. La fotografía llena de tonos pasteles, también se ve inmersa en una paz palpable en todo momento, incluso en los momentos más intensos de la trama, captando siempre los hermosos paisajes habitualmente presentes en las cintas de Nichols.

"Loving" es un drama romántico que no roza lo cursi y que tampoco busca trascender ni recurrir a los excesos, opta por ser conciso y dejar que los hechos hablen, hechos que más tarde se convertirían en historia.

7/10

COMENTARIOS