Crítica: 'Lion' (2017), de Garth Davis



Este fin de semana se ha estrenado en nuestro país la nominada al Oscar, 'Lion', protagonizada por Dev Patel, la cual narra la historia de Saroo Brierley; un niño que con tan sólo cinco años se perdió en las calles de Calcuta, a miles de kilómetros de casa. Tras un largo viaje acabó siendo adoptado por una pareja australiana. Veinticinco años después, con la única ayuda de Google Earth, Saroo intentará encontrar a su familia biológica. 

Nadie duda de que Patel es un actor excepcional y a las pruebas me remito; no solo ha sido nominado este año a la categoría de 'Best Supporting Actor' en los Oscar, sino que la mayoría de los proyectos que ha hecho hasta la fecha son filmes o series de televisión de gran presitigio. El actor inglés dio el salto a la fama con 'Slumdog Millionaire' de Danny Boyle, no obstante, también ha estado en otros proyectos conocidos como la versión británica de la serie 'Skins', entre muchos otros. Sin duda alguna, se podría decir que Patel es uno de los mejores actores de su generación. Ridiendo siempre homenaje a su India natal, Patel ofrece al espectador su interpretación más soberbia desde 'Slumdog Millionaire'. Una lástima que esté tan infravalorado y no se le tenga en cuenta más que para papeles como actor secundario. 'Lion' es su oportunidad para brillar y ganarse definitivamente el corazón del público actual, sin embargo, a pesar de su sublime actuación, el filme no está a la altura de la resultona y tan característica película de Boyle




'Lion' es una de esas historias conmovedoras que te hace reflexionar acerca de la familia y de la identidad de cada individuo. Un melodrama donde padres e hijos se unen a los unísonos y diferentes aspectos del amor. Aun así, el proyecto no resulta tan profundo como muchos otros propios del género. De hecho, Garth Davis ha demostrado que posee un estilo muy convencional a la hora de contar historias, donde las imágenes valen más que mil palabras, sin embargo, el poder de dichas imágenes, así como su significado, acaba desvaneciéndose por completo a medida de que avanza la cinta. Con una banda sonora extraordinaria, pero un ritmo demasiado lento como para poder tan siquiera seguirlo, la primera hora, la cual transcurre en una India que muestra la pobreza en el mundo, es una oda a la reflexión, atrayendo al espectador a realizar un análisis profundo y sin demora. No obstante, el abandono de lo éxotico dando lugar a una cultura australiana-norteamericana más globalizada hace que la narrativa pierda fuerza y el filme se quede disminuído en trocitos muy pequeños a los que apenas se les da importancia.

En definitiva, 'Lion' es un quiero y no puedo donde la primera hora del filme está llena de sugerencias, sorpresas, emoción e intriga, pero que, a medida de que el proyecto avanza, éste se acaba convirtiendo en un melodrama un tanto insoportable donde todo lo descubierto hasta entonces se disipa quedándose en un concepto meramente convencional y simplón. 'Lion' podría haber sido mucho, pero al final no arriesga y se convierte en un cliché que todos ya conocemos y estamos acostumbrados a ver en pantalla.

NOTA: 7.5/10

COMENTARIOS