Crítica: 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' (2017), de Damien Chazelle



Hoy se estrena en nuestro país 'La ciudad de las estrellas (La La Land)', un filme de Damien Chazelle, quien hizo sus pinitos en el cine y triunfó hace ya tres años con la famosa 'Whiplash'. 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' cuenta la historia de amor entre Mia (Emma Stone) y Sebastián (Ryan Gosling), la cual surge y, a su vez, se ve interrumpida por las ganas que tienen ambos de triunfar en el mundo del espectáculo. Mia es una aspirante a actriz que trabaja como camarera en unos estudios de cine mientras que Sebastián es un músico de jazz que se gana la vida tocando en diferentes bares y restaurantes de Los Ángeles. En varias ocasiones, a lo largo de toda la película, los personajes se encuentran hasta que por fin demuestran su amor el uno por el otro, sin embargo, su ambición es tan grande por llegar a la cima que tendrán que lidiar con muchos obstáculos por el camino.

La expectación por ver 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' es enorme. Llegó a Estados Unidos en diciembre de 2016 y desde entonces ha arrasado y no ha parado de acumular premios de todos los festivales por los que ha pasado. Nominada y ganadora de varios Globos de Oro, se espera que la cinta aparezca entre las más premiadas en los Oscar de este año 2017. Y es que ya nadie duda de que Chazelle, Stone y Gosling pueden llevarse la estatuilla como mejor director, actor y actriz, entre otros muchos premios. A decir verdad, no me sorprende en absoluto, pues 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' es una delicia; un auténtico espectáculo visual en toda regla. De hecho, ya nadie hace cine así. 




'La ciudad de las estrellas (La La Land)'  es una de esas películas tan enriquecedoras que o bien la adoras o bien la detestas porque no paran de metértela por los ojos. De hecho, tras visionarla, uno podría llegar a pensar que la película está un poco sobrevalorada, ya que, a pesar de toda la cantidad de publicidad que se está utilizando para promocionarla (y con toda la razón del mundo), el filme no deja de ser la típica historia de amor que funciona como un gran y conocido cliché. Además, puede que para los que vayan con expectativas demasiado altas se lleven una grata sorpresa, pues hay momentos en los que no llega a satisfacer toda la emoción que genera. 

Aun así, 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' es uno de los proyectos más vigorosos que he visto y que se han hecho en muchos años. Con un tono cincuentero muy propio del cine de Woody Allen, el nuevo filme de Chazelle no se queda corto a la hora de introducir referencias de muchos de los filmes del aclamado cineasta americano, así como de otros grandes clásicos como 'Fama', 'Whiplash' o 'Grease'. Con una banda sonora deslumbrante, un reparto de lujo y una fotografía que te quita el hipo'La ciudad de las estrellas (La La Land)' puede que se convierta en una de las mejores películas del año, apareciendo así entre las que ya se consideran como filmes de culto. Sin duda alguna, un proyecto que emociona y que está lleno de vida, sentimiento y pura energía.

Finalmente, decir que el propio Chazelle nos transmite, a través de su sello personal, las ganas de vivir mediante un uso muy disciplinado de la música (concretamente del jazz, el cual ya se pudo ver y escuchar en profundidad en 'Whiplash') y el lenguaje cinematográfico. De hecho, el filme es demasiado complejo como para poder analizarlo con exactitud en una crítica de tan solo una líneas. Las situaciones y los personajes del filme son tan sumamente relatables y realistas que el espectador se ve absorbido por la nostalgia y por una fábula inminente; 'La ciudad de las estrellas (La La Land)' nos recuerda que debemos luchar por cumplir nuestros sueños y que nunca deberíamos rendirnos, pues pueden cumplirse de verdad.

NOTA: 8.5-9/10


COMENTARIOS