'The OA': La nueva apuesta de Netflix



2016 está apunto de acabar, pero plataformas como Netflix nos siguen dejando sorpresas antes de que comience el año nuevo. Una de ellas es la nueva serie de televisión, 'The OA', la cual narra la misteriosa historia de Prairie Johnson, una niña ciega desaparecida hace siete años y de la que nadie sabe absolutamente nada. A medida de que pasa el tiempo, unos extraños sucesos le ocurren a Prairie haciendo que ésta recupere la vista y regrese al lugar a donde pertenece. Sin duda alguna, Prairie no es una mujer normal y a muchos les cuesta entender que ésta procede de un mundo completamente diferente. Para unos es un milagro mientras que para otros es un bicho raro al que dar caza. Netflix presenta esta miniserie, creada por Brit Marling y Zal Batmanglij y llevada a la pantalla de la mano de productores como Brad Pitt, de 8 episodios y con la que muchos esperan ya una (necesaria) segunda temporada. 

Puede que 'The OA' se haya convertido en una de las series más importantes del año, superando así los límites insospechados. El gran secretismo que gira en torno a esta superproducción de Netflix es tan grande como el proyecto y los personajes en sí. Nadie sabe nada, pero quizá todo forme parte de una estrategia de marketing para vender mejor la serie. De hecho, ha habido bastantes casos en el pasado en el mundo del cine y la televisión donde un proyecto pasa desapercibido al principio, pues no se le da toda la publicidad que se le debería, y después, de repente, cobra vida gracias al interés que genera entre el público contemporáneo. A decir verdad, y desde un punto de vista persona, así es cómo tendrían que venderse las cosas las mayorías de las veces y no intentándolas meter por los ojos, pues después resulta ser todo lo contrario a lo que nos ofrecen.




'The OA' es un proyecto muy complejo y difícil de analizar, el cual está, a su vez, lleno de vida, imaginación y desafíos. Intentar describir su argumento con total precisión es todo un desafío y un objetivo narrativo no explorado con anterioridad. Con una linea temporal extremadamente plana, la serie decide ofrecer favorecedores giros de guión a lo largo de todos sus capítulos, arriesgando y desafiando así las leyes impuestas en el cine y la televisión. 'The OA' arriesga, sí, pero a veces lo hace demasiado. La serie de televisión es tan seductora y atrayente que no logra desarrollar del todo su sorprendente, ingeniosa y apasionante idea original. 'The OA' es atrevida, pero se limita mucho así misma, prohibiendo al espectador explorar muchos de sus rincones ocultos. 

Esta nueva superproducción de Netflix gira en torno a ciertos gags mezclando el pasado con el presente y el futuro en una fina linea entre lo real y la ficción. 'The OA' podría estar considerada la nueva 'Stranger Things' o 'Sense8', la cual acaba transcendiendo hasta forjar una práctica sensorial que puede dejar marcado al espectador que la visiona. Son muchas las subtramas que quedan abiertas tras ver el último episodio de la serie y quizá por eso ya se esté demandando una segunda parte, pero quizá por eso 'The OA' tenga un encanto especial que otros proyectos televisivos no tienen; porque tiene la capacidad de fascinar al espectador de una forma tan extraña e inexplicable que uno no se cuestiona si el proyecto en sí carece o no de sentido.

A decir verdad, podríamos estar hablando sobre la serie durante horas, pero, en realidad, puede que no haya una explicación clara, concisa y aparente a simple vista y que el proyecto se haya presentado en su forma más simple sin necesidad de ser cuestionado mediante connotaciones secundarias. La mejor forma de disfrutar y de entender 'The OA' es dejándose llevar por la voz atrayente de Prairie y los diferentes hilos narrativos que ésta nos cuenta y transmite. La respuesta al querer descifrar el "¿por qué?" de todo puede que resida en intentar realizar un análisis más complejo para el que muchos de nosotros no estamos preparados, pues simplemente carecemos de las herramientas adecuadas para ello. 




COMENTARIOS