Review Once upon a time 6x09- "Changelings" y 6x10- "Wish you were here"


Hemos llegado a la midseason de la sexta temporada de “Once upon a time” Esta primera mitad de la temporada ha superado al arco de Camelot que pudimos ver durante la temporada anterior, algo que yo no tenía tan claro en septiembre (no porque fuera difícil, sino porque ya sabemos como funciona la serie) Y, aunque en estos últimos episodios han dejado de lado de nuevo la tierra de las historias no contadas, se agradece la intención de recuperar parte de la esencia original, algo más sencillo de conseguir con la evil queen, que se merienda a quien se le ponga por delante.

Pero antes del 6x10, tuvimos “Changelings”, un capítulo centrado en Bella y Rumpel. En el flashback, regresamos a la época en la que Bella vivía con la “Bestia” Rumpel. Un día, el oscuro trae a un bebé al castillo, dejando caer que va a usarlo para sus propósitos. Bella obviamente se muestra en contra de este hecho, y se cuela en la torre de Rumpel para averiguar que pretende… y eso es precisamente lo que quería el oscuro, que buscaba que Bella le tradujera un texto en la lengua de las hadas. Su intención es reunirse con el hada negra, la más peligrosa de todas ellas, utilizando al bebé como cebo. Bella queda encerrada en la torre, pero el hada azul la libera para que detenga a Rumpel. Bella llega a tiempo de observar como el hada oscura es en realidad la madre de Rumpel, y que este pretendía averiguar por qué le abandonó. La respuesta a esa pregunta acaba siendo sencilla: por poder. El hada acaba aprovechando un momento de distracción para marcharse y Bella devuelve el bebé-cebo a sus progenitores. No va a ser la última vez que oigamos hablar del hada en estos episodios.


En Storybrooke, el oscuro está comprendiendo que Bella no le va a aceptar tal y como es, pero no piensa repetir los mismos errores con su hijo. Para ello, utiliza a una de las monjas para probar el hechizo de envejecimiento. Bella, que tiene miedo de que con esto quiera decirle que va a acelerar su embarazo (tal y como Emma hizo en su momento con Zelena). En un sueño, su hijo le dice que la respuesta para pararle los pies a Rumpel se encuentra delante de ella, lo que se traduce en encontrar un libro escrito con tinta de calamar con el que paralizarle. Tras utilizarla con él, Emma y Garfio buscan en la tienda de Gold en busca de la daga o las tijeras del destino. No encuentran ninguna de las dos, pero Emma encuentra la espada con la que se enfrentará al encapuchado que la matará en su visión.

La evil queen, por su parte, ha intentado cumplir su parte del trato con Rumpel, lo que le lleva a acabar con Zelena, pero es la propia Regina quien lo evita (a pesar de esto, le dice que nunca podrá perdonarla por lo de Robin) Sabiendo que el oscuro la ha utilizado, la reina decide vengarse y acelera el embarazo de Bella, sabiendo también que esta creerá que ha sido Rumpel, a pesar de que este está a punto de hacerlo en la biblioteca, pero en el último momento no es capaz porque sabe que supondría perder a Bella. La chica decide refugiarse en el convento para el parto, y hacia allí va también Rumpel… que al llegar se encuentra con que Bella ya ha dado a luz y que, tras una nueva visión con su hijo durante el parto, ha encargado al hada azul que críe al recién nacido lejos de allí, para que no pueda estar al alcance de un Rumpel que ni siquiera averigüa el nombre de su hijo (Gideon, como el personaje de “Her handsome hero”) Ahora es Rumpel el que promete devolvérsela a la reina.

Mientras tanto, Aladdín decide convertirse en el genio de la lámpara que robó de la tienda Rumpel después de que la encontraran vacía. Esto acaba teniendo su importancia, ya que, después de comprobar que la espada adquirida por Emma puede herirla sin hacer lo propio con Regina, la reina decide ponerse en marcha (más todavía cuando Rumpel le pone el brazalete para averiguar la localización que también le puso a Bella). Antes de que el grupo protagonista pueda darle caza, la reina le quita la lámpara a Jasmine y le pide un deseo al genio Aladdín: cumplir el deseo oculto de Emma de no ser la salvadora. Esto lleva a Emma a una realidad alternativa en el bosque encantado en el que la reina fue derrotada antes de lanzar la maldición, Emma no tuvo que ser la salvadora y vive como una princesa feliz con sus padres (aquí sí que están envejecidos) y un Henry a punto de ser nombrado caballero en la corte.


Regina decide actuar y utilizar un sencillo truco: si la reina y ella son en esencia la misma persona, ella también puede usar la lámpara, y así lo hace, pidiendo que Aladdín la envíe al mismo lugar que a Emma. Una vez allí, sucede lo lógico: no saben quién es, la confunden con su alter ego malvado y no puede convencer a Emma de que esa realidad no existe. Así que no le queda más remedio que recurrir a Rumpel, que está encerrado en la celda. A cambio de su liberación, el oscuro le promete una judía mágica para volver a Storybrooke y le aconseja que, si los demás creen que es mala, actúe como tal. Así lo hace Regina, que haciéndose pasar por su alter ego, se planta en el nombramiento de Henry como caballero y secuestra a los Charming, con la intención de despertar a la Emma heroína. Sin embargo, ni siquiera matarles surte efecto, y tiene que ser el ver a Henry a punto de matar a su madre adoptiva lo que despierte a Emma. Rumpel cumple su palabra y le da la judía a Regina en el sitio acordado, pero la huída se desmorona cuando, a punto de saltar por el portal, la aparición de un Robin Hood que en esta realidad alternativa sí que está vivo deja paralizada a Regina, dejándola a ella y a Emma atrapadas allí.

En Storybrooke, David también intenta arrebatarle la lámpara a la evil queen (algo que consigue con absurda facilidad), pero su deseo de darle su merecido a la reina no surte efecto. El que sí que se lo acaba dando, curiosamente, es el misterioso encapuchado de la visión de Emma, que llega a Storybrooke a través de un portal y convierte a la reina en una cobra enjaulada.

Mientras David decide no utilizar un deseo para romper la maldición del sueño conjunto con Snow y Aladdín y Jasmine parten hacia Agrabah, Rumpel está intentando encontrar a su hijo Gideon, pero sin éxito. Este hecho le preocupa y se lo comunica a Bella, que inquieta intenta contactar con el hada azul. Las sospechas de Rumpel se confirman cuando comprueban que el hada fue atacada mientras llevaba a Gideon a un lugar seguro. Concretamente, por el hada negra, que se quedó con el niño, lo que se relaciona directamente con la llegada del encapuchado, que no es otro que el Gideon crecido de los sueños de Bella. A la pareja no les va a quedar otra que cooperar si quieren averiguar qué ha pasado con su hijo e intentar salvarle de las manos de su abuela, en un lugar en el que el tiempo funciona diferente, lo que explicaría que esté tan crecido cuando hace nada que desapareció.


En fin, nos han dejado con varios interrogantes de cara a la segunda mitad de la temporada, veremos como los van resolviendo. Por el momento solo espero que los capítulos restantes al menos mantengan el nivel de esta primera mitad, que sin ser ni de lejos la mejor temporada de la serie, sí ha sido bastante mejor que la anterior. La serie volverá a principios de marzo con nuevos episodios, así que nos leemos para entonces. 


COMENTARIOS