Review Nashville 5x01- "The wayfaring stranger"



Pensaba que nunca volvería a escribir una review de Nashville, pero aquí estamos. La música vuelve a sonar, y es que, tras la cancelación en ABC, Nashville ha resucitado en CMT, la cadena temática de música country donde esta temporada podremos ver la quinta tanda de episodios de la serie. Y, aunque solo se ha podido ver un episodio (está prevista una doble season premiere para el 5 de enero, pero CMT ha decidido avanzar el primer episodio), creo que también va en buen camino de resucitar el espíritu de la serie, algo a lo que también ha ayudado el cambio de showrunners. Durante las dos últimas temporadas, especialmente en la cuarta, la serie fue cayendo cada vez más y más en la soap opera, propiciando que la última temporada fuera la peor de la serie, con tramas repetitivas y alargadas que cada vez disminuían más el interés. El cambio de cadena y de showrunners es el inicio de un camino para tratar de recuperar, aunque sea en una pequeña parte, la esencia de la serie de las primeras temporadas, dándole más importancia al tema de la música y a las tramas personales culebronescas, pero no tan telenovelescas.


Este primer episodio de la nueva Nashville nos sitúa tras el final de la cuarta. El avión que transportaba a Juliette y cuya señal se había perdido se estrella finalmente en un campo cerca de Nashville, y la cantante resulta ser la única superviviente. Tres semanas después, Juliette no ha recuperado la movilidad de las piernas (más allá de un dedo del pie), se siente presionada porque todo el mundo quiere que se recupere y, en cierta manera, piensa que el accidente es un castigo por la forma en la que ha destruido su vida. Lo que sí que recuerda es el “ángel” que la salvó cuando estaba entre los escombros del avión. Como todavía tiene pesadillas con el tema, decide obligar a Avery a que la lleve al lugar del accidente. Una vez allí, se sorprende sin saber bien por qué, ya que ni ella misma sabe lo que esperaba ni por qué está viva. Por suerte, encuentra a su ángel a la mañana siguiente cantando en una iglesia cuando Avery y ella ya volvían hacia Nashville


Rayna también se ha visto afectada por el accidente de Juliette, en su caso a nivel psicológico. Y es que la cantante siente que hace tiempo que no encuentra su propia voz y que no tiene nada que decir, por lo que en parte necesita reencontrarse a sí misma. Eso, sumado a que Highway 65 no va muy bien económicamente (el que The exes fueran despedidos de su último tour no ha ayudado, precisamente) hace que no se encuentre en su mejor momento. De momento, tiene que viajar a Sillicon Valley para dar un concierto privado a un joven que se ha hecho millonario gracias al éxito de una aplicación y que es un gran fan del country y de Rayna… algo que no comparten el resto de asistentes. Tras el concierto, Rayna, con lo de Juliette presente, no quiere coger el avión para volver, por lo que sumado a que personalmente lo necesita, decide volver en coche pese a que Deacon acude a convencerla de lo contrario. La canción “The Wayfaring Stranger”, que da título al episodio, ha estado bastante presente a lo largo del capítulo, siendo la que llevó a Rayna a dedicarse al country, y despedimos el episodio con Rayna cantándola con un anciano en una gasolinera.

Poco más en este episodio, que ha servido para recolocar las piezas y se ha centrado más en las dos protagonistas. Maddie continúa siendo una repelente discutiendo con su hermana cuando esta solo quería ayudarla con una canción. Deacon se ha limitado a apoyar a la familia, Scarlett y Gunnar a pulular por allí y de Will no hemos sabido nada. Un inicio calmado, pero bueno. Tengo muchas ganas de ver como avanza la temporada y comprobar que la serie mejora, al menos, respecto a la temporada anterior. De momento vamos por buen camino.




COMENTARIOS