Gilmore Girls: a year in the life – Summer

Los Lunes Seriéfilos Gilmore Girls - a year in the life

Ahora o nunca. Hay decisiones en la vida que se reducen a una elección así de simple. Decisiones que se toman más con las entrañas que con la cabeza. Porque pensar o esperar a que la solución aparezca por sí sola, conduce, casi siempre, al nunca. Las chicas Gilmore se guían por instinto. Primero deciden y luego lidian con las consecuencias. En Stars Hollow la elección es siempre ahora.

Gilmore Girls in crescendo

Los Lunes Seriefilos Rory Lorelai musicalLa televisión moderna nos tiene acostumbrados a grandes dramas con profundos conflictos internos. Tanto que, a veces, el espectador se distancia del personaje y no termina de empatizar con él. Pero en Gilmore Girls, como en la vida, el drama surge de lo cotidiano, de las pequeñas cosas. De una falta de ortografía, de un silencio, de una canción que no gusta. El elemento más simple se convierte, gracias al saber hacer de Amy Sherman –Palladino y Daniel Palladino, en el detonante de un conflicto interno mayor.

“Summer” se desarrolla in crescendo. Una simple escena inicial en la piscina del pueblo se convierte en un ultimátum de Lorelai. La tensión se va acumulando sobre secretos guardados, mentiras piadosas y frustraciones antiguas. El ritmo y el tono crecen presagiando un cliffhanger que, aunque previsible, no deja de ser doloroso. 

“Summer” condensa en 90 minutos la historia total de la serie. Con un comienzo liviano y cómico, las tramas toman profundidad y dramatismo, hasta que implosionan. Recreando el ciclo de aquella infame e inestable quinta temporada, madre e hija entran en conflicto ante la posibilidad de ver plasmada toda su vida en las páginas de un libro. Los intereses de Lorelai y Rory chocan cuando la oportunidad profesional de una se puede convertir en el desenmascaramiento de la vida personal de la otra. Un no de Lorelai sumerge a toda la familia es una espiral sin freno.

Las protagonistas de este tercer episodio son madre e hija, quedando la abuela relegada a una trama secundaria, pero no por ello menos dramática. Lorelai se ofrece voluntaria para participar en el musical de Stars Hollow. Rory se convierte en la editora del periódico del pueblo. Mientras que Emily continua enfrentándose a sí misma y a la soledad tras la muerte de Richard. Las tres, Emily Bishop, Lauren Graham y Alexis Bledel están magnificas cada una en la piel de sus respectivos personajes. Años de experiencia y trabajo. 

Contraposición de emociones

Los Lunes Seriéfilos Jess y RoryPero los verdaderos protagonistas de este episodio son el guión y los diálogos, y tienen su máximo esplendor en el increíble e inolvidable musical de Stars Hollow. La obra resume la historia del pueblo, la de Estados Unidos, y por qué no, la de la humanidad entera. Referencias culturales, crítica social, mezcla de géneros musicales, una interpretación vergonzosa y unos números de baile de dudosa dignidad, despiertan los aplausos de los vecinos pero las lágrimas de Lorelai. Los Palladino demuestran un absoluto dominio de las emociones al contraponer la comicidad y el humor del musical con el amargo momento que atraviesan las Gilmore.

La aparición de Jess, esperada con gran fervor por la audiencia, resulta fría y atropellada, incluso algo incómoda. Sin embargo, su presencia resulta inspiradora y motivadora, tal y como ocurría en el pasado, y le insta a hacer lo que mejor sabe: escribir. Es aquí cuando se aprecian los roles de las tres grandes parejas de Rory: Dean era la inocencia, Jess el que pone todo patas arriba en el buen sentido, y Logan la estabilidad. Pero, ¿qué es lo que busca realmente Rory? Para descubrirlo, el primer paso es tomar una decisión: poner fin a su relación con Logan. Es ahora o nunca.

Por su parte Lorelai se enfrenta a la marcha de Michelle del Dragonfly Inn, a la ausencia de Sookie, al silencio de su madre y su hija, y a la eterna indecisión en su relación con Luke. Los secretos ven la luz en una dramática escena en el dinner, donde por fin vemos a un Scott Patterson haciéndose con su personaje. La consecuencia de todo esto son unas botas de montaña y un macuto repleto, pues Lorelai pone rumbo a la naturaleza al más puro estilo Reese Witherspoon. Aunque huya, las Gilmore tarde o temprano se enfrentan, o más bien se dan de bruces, con sus problemas.

Los Lunes Seriéfilos Emily, Lorelai, Rory“Summer” destaca sobre el resto de capítulos por su uso de la música y la iluminación. Canciones como “These boots are made for walking” o los grandes éxitos de ABBA ponen ritmo a las tramas y acentúan la sensación de contraposición de todo el episodio. La iluminación protagoniza el momento revelador para Lorelai, resaltándola entre sombras. Pequeños detalles que hacen grandes capítulos. 

“Summer” está plagado de paralelismos y contraposiciones, tanto en narrativa como en forma. Un capítulo in crescendo que nace de lo cómico para explotar en relevantes y dramáticos puntos de giro. Aunque previsible, por el bagaje y experiencia del espectador, no deja de sorprender con las tramas secundarias. Este capítulo es como el verano, los dulces días de libertad y despreocupación terminan volviendo a la cruda realidad. Emily tiene que retomar las riendas de su vida. Lorelai debe conseguir lo que quiere y salir del estancamiento. Rory debe elegir lo que más le convenga. Todas las Gilmore tiene que tomar una decisión: ahora o nunca.

Foto:

COMENTARIOS